Industria    MOVILIDAD

El vehículo autónomo fuerza un cambio imparable en el sistema de movilidad

Expertos de Ford, BMW, Axa, Fujitsu o la Singularity University analizan en SHIFT de IFA Berlín el papel de la nueva generación de coches en el diseño de las ciudades y la 'cultura' de la posesión

N.C.
13 SEP. 2019
9 minutos
Francesca Bria,la ex CTO de Barcelona, durante una de las sesiones de SHIFT.

 Las ciudades inteligentes, los vehículos autónomos y los coches eléctricos están preparados para ofrecer soluciones de transporte integradas que perturbarán a una industria del automóvil tan grande que rivalizará con la sexta economía más grande del mundo. Ese ha sido el mensaje clave de los expertos y líderes de la industria que han analizado esta semana en SHIFT, la convención que se celebra dentro de IFA Berlín y que explora el futuro de la movilidad.

Durante dos días, los oradores y participantes han explorado el futuro de la movilidad y dicsutido sobre cómo las soluciones integradas de transporte pueden ayudar a transformar un mundo en el que las ciudades están congestionadas, en el que la mayoría de los coches no se utilizan durante el 95% del tiempo, en el que los servicios de transporte por carretera no resuelven los problemas de movilidad, sino que los añaden, y en el que la contaminación del aire y el cambio climático exigen una fuerte reducción de las emisiones de los vehículos. 

Robin Chase, fundador de Zipcar y otras startups de movilidad, dijo que el cambio que se avecina en los sistemas de transporte del mundo es tan imparable como las "placas tectónicas". En un discurso apasionado, dijo que los automóviles deben estar en igualdad de condiciones con el resto de medios, para que paguen por el espacio que utilizan y el daño ambiental que causan. 

El gran disruptor: los vehículos autónomos

El consenso en SHIFT fue claro: los vehículos eléctricos serán una parte clave del futuro de la movilidad, pero no son la única solución. En cambio, las ciudades inteligentes y los vehículos autónomos serán componentes clave de nuestro futuro de "movilidad como servicio", donde los coches son sólo uno de los componentes de una amplia mezcla de modos de transporte que estamos utilizando. 

Aunque no había duda entre los participantes de que los vehículos autónomos pronto se convertirían en realidad, sí ha habido divisón en torno a su impacto en la cultura automovilística mundial. Juanto a otros, Robbert Lohman, Director Comercial de 2getthere, defendió que los vehículos autónomos significarían el fin de la propiedad de los coches privados; en cambio, Melba Kurman, de la Singularity University, predijo que los coches sin conductor doblarían la propiedad de los coches, porque estos nuevos vehículos serían más pequeños, más ligeros, más ecológicos, más seguros y mucho más asequibles. 

Sin embargo, el primer paso antes de cualquier debate es que los coches autónomos se ganen la confianza de los usuarios, ya que buena parte de la gente tiene miedo de viajar en vehículos de autoconducción. Esto, dijo Tyron Louw, de la Universidad de Leeds, contrasta con el hecho de que 1,3 millones de personas mueren en las carreteras del mundo cada año, y el error humano es un factor que contribuye en el 93% de las colisiones. Se hizo eco de la advertencia de David Williams, Director General de AXA Insurance, quien había dicho que algunos fabricantes estaban inflando las expectativas de los conductores sobre lo que los coches de autoconducción ya pueden conseguir. Sin embargo, el claro consenso en SHIFT fue que -ya sea que se posea o se comparta- los coches autónomos serán la base del futuro de la movilidad.

Cómo hacer que las ciudades sean inteligentes

El reto de hacer que las ciudades sean realmente inteligentes ha sido también foco del debate. Francesca Bria, hasta hace poco Directora de Tecnología de la ciudad de Barcelona, dijo que "las ciudades están en el corazón de la revolución de la movilidad". Esbozó una visión en la que las smart cities pondrán en capas datos que se comparten - de forma segura y con fuertes garantías de privacidad - entre el gobierno local, los ciudadanos y los proveedores de servicios de movilidad; un "sistema operativo de la ciudad" distribuido identificaría entonces los problemas y modelaría las soluciones de transporte. Sin embargo, este enfoque requiere una computación en tiempo real altamente escalable, dijo Hugo Lerias, director de tecnología para automoción de Fujitsu, quien describió a su Digital Annealer y la computación cuántica como posibles soluciones tecnológicas. 

Sin embargo, no todos los vehículos necesitan estar conectados y compartir datos para que el futuro de la movilidad funcione. John Lippe de Ford Europa compartió nuevos datos de un proyecto piloto en Londres, que utilizó 160 furgonetas para generar más de 500 millones de puntos de datos que cubrían gran parte de la ciudad, identificando con éxito los problemas de tráfico, los puntos críticos de accidentes y sus posibles causas.

Diseñando el coche del futuro

Los nuevos sistemas de transporte también darán lugar a un replanteamiento total del propio automóvil. Richard Seale, diseñador líder de automóviles en SeymourPowell, dijo que la tecnología de autoconducción sería tan disruptiva que cambiaría fundamentalmente la forma en que trabajamos, socializamos y percibimos el tiempo que pasamos viajando. Pronto, dijo Hugo Lerias, de Fujitsu, los diseñadores de automóviles "no diseñarán más coches, sino sistemas", a los que el director de diseño de VW, Peter Wouda, añadió que el enfoque se centraría en "diseñar experiencias de transporte". Deneb Moosmeier, de BMW Designworks, exploró cómo los fabricantes de automóviles podían crear "experiencias emocionales para la era autónoma", que generaran confianza en estas nuevas tecnologías. 

Los fabricantes de automóviles sólo tendrán éxito con esta ambición si consiguen contar bien sus historias y consiguen construir una conexión emocional entre los conductores, los pasajeros y los coches del futuro, argumentó Jay Ward, director creativo de la franquicia Cars de Pixar Animation Studios.