Profesionales    TRABAJO

El empleo tecnológico antoja una preocupante desaceleración en España

El empleo en el sector TIC español creció un 2,7% en julio, cifra positiva pero que apenas está al nivel de mayo de 2015, según un reciente estudio

4 minutos

Nadie duda de que la demanda de profesionales tecnológicos está en plena ebullición, prácticamente al mismo ritmo evolutivo al que late la propia industria digital. Así lo asegura la propia Unión Europea, que lleva años anticipando la falta de hasta 900.000 personas cualificadas para cubrir los puestos no satisfechos en el sector. Pero la realidad no es tan idílica como parece, o al menos no tan cierta como nos pueden hacer pensar.

Y es que, se asoman vientos de desaceleración en la contratación de profesionales TIC en nuestro país, o al menos eso aseguran varios estudios publicados en los últimos días. ¿El último? Uno que corre a cuenta de CEPREDE y VASS, en el que se afirma que si bien La demanda de talento especializado ha mantenido su vigor en el sector de las empresas relacionadas con las TIC, tropieza ahora con un deterioro de las expectativas a corto plazo, empeorando severamente el indicador con respecto al del mes de junio.

Así pues, frente al mes de junio -cuando las expectativas de generación de puestos de trabajo en el sector gozaban aún de buena salud, con un promedio neto positivo de 37,1 puntos en una escala de 100-, la percepción empeoró mucho en julio, reduciendo el promedio hasta un 2,7%, una cifra que no se daba desde mayo de 2015.

En esa misma línea, mientras que el 51,4% de las empresas del sector espera crear empleo neto en los próximos tres meses, también otro 48,6% de las mismas piensa que se destruirán puestos de trabajo, por lo que gana el optimismo, pero por una menor distancia que en anteriores barómetros.

Obviamente, hay que discernir si esta desaceleración se debe a factores coyunturales (como el componente estacional de verano o la incertidumbre política) o a elementos estructurales de mayor gravedad. De lo que no hay duda, como defiende el profesor del Departamento de Estructura Económica y Economía del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Madrid, Antonio Rueda,  “por el momento, se enciende una alarma, la de mayor magnitud en cuatro años”.

En el lado de los brotes verdes, y pese a este empeoramiento de las expectativas de contratación, la demanda de empleo cualificado en el sector TIC continúa creciendo más que duplicando el promedio nacional de las actividades de servicios.

Para muestra, un botón: aunque en el último mes se aprecia una cierta moderación de su tendencia, los indicadores siguen mostrando una evolución notable en esa demanda de talento especializado, frente a la demanda de contratación laboral en el sector servicios en su conjunto, que se sitúa en el +1,9% como media general.