Opinión    La ventana de GMV

El espacio, motor de crecimiento

Jorge Potti
03 ENE. 2019
4 minutos
La humanidad ha lanzado ya cerca de 5.000 satélites. / NASA / Unsplash

El Espacio es un sector industrial muy joven, que en apenas unas décadas se ha instalado en nuestras vidas y mostrado un poder de mejora del conocimiento y calidad de vida de los ciudadanos, así como un extraordinario poder de transformación de la sociedad.

Desde el lanzamiento del Sputknik en 1957, efeméride que marca el inicio de la era espacial, la humanidad ha lanzado ya cerca de 5.000 satélites, de los cuales 2.000 se encuentran en la actualidad prestando servicios operacionales en un creciente rango de disciplinas. Son ya 65 los países que disponen y operan satélites para prestar servicios de comunicaciones, defensa y seguridad, monitorizado y cuidado del medio ambiente, cambio climático, transporte, energía, agricultura, pesca, gestión de catástrofes, control de fronteras y un largo etcétera. 

La gran transversalidad de la tecnología espacial supone un estímulo al desarrollo de nuevos productos y servicios. Es por tanto un motor que impulsa el crecimiento de la economía, la inversión y la creación de empleo. Europa es la segunda potencia mundial espacial por detrás de los Estados Unidos. El sector en Europa emplea a 230.000 profesionales y genera una cifra de negocio de alrededor de 50.000 millones de Euros. España es la quinta potencial espacial europea con una industria pujante y dinámica, que compite con éxito en mercados internacionales y que ha crecido mucho en su capacidad de afrontar retos de mayor envergadura.

Un buen ejemplo lo constituye GMV y el contrato del Desarrollo y Mantenimiento del Centro de Control del Sistema de Navegación por Satélite Europeo, Galileo, firmado en julio de este año. Supone el mayor contrato jamás firmado por la industria espacial española, al disponer de una envolvente presupuestaria de 250 millones de euros. Con ello, la industria espacial española alcanza el mayor nivel de liderazgo y visibilidad en el programa de su historia. El contrato supone asimismo una gran responsabilidad, dado que las operaciones de Galileo dependen ahora de GMV.

Los sistemas de recepción de telemetría, gestión de telecomandos, planificación de misión, dinámica orbital, gestión de claves y ciberseguridad, entre otras, serán desarrollados e integrados por GMV, quien debe asegurar su despliegue y perfecto funcionamiento de los Centros de Control de Galileo. 

Este proyecto ilustra perfectamente el tipo de trabajo que realiza GMV: alto valor añadido y tecnologías punteras, lo que requiere de personal de altísima cualificación. GMV en la actualidad emplea a cerca de 2.000 personas de los que más del 85% disponen de titulación universitaria en una variedad de disciplinas de ingeniería y ciencias. Con la consecución de este proyecto GMV se consolida como la empresa española que lidera la creación de empleo en España en el sector espacial, suponiendo el 20% del total. Y amplía su reconocimiento internacional como multinacional española de referencia en el sector espacial, disponiendo de empresas del grupo GMV en 11 países. 

Jorge Potti es director general de Espacio de GMV