Industria    ALIMENTACIÓN

El 'food tech' se expande: Bind 4.0 también apuesta por la alimentación

Grandes marcas como Coca-Cola. Unilever o Eroski buscan startups con las que colaborar a través de la aceleradora vasca para digitalizar su negocio

05 JUL. 2019
5 minutos

La tecnología aplicada al mundo de la alimentación está de moda. Mejorar procesos, profundizar en la vertiente funcional de la comida o responder a retos como el desarrollo de alimentos más sostenibles son algunos de los principales campos en los que trabajan cada vez más startups y grandes empresas en nuestro país. Fruto de la importancia con la que emerge el sector ‘Food Tech’, la aceleradora Bind 4.0, vinculada desde su origen a la industria 4.0, da un salto e incorpora a su próxima convocatoria la búsqueda de proyectos que mejoren el sector de la alimentación.

"En el País Vasco de alimentación sabemos bastante", bromea Aitor Urzelai, director de innovación del gobierno vasco, que organiza y promueve esta particular aceleradora. La necesidad en el mercado existía y las empresas se les empezaron a acercar para innovar también en este campo.  Por eso ahora en su cuarta convocatoria, cuya apertura han anunciado hoy, buscan startups y proyectos que a través de tecnologías como la inteligencia artificial o el big data sean capaces de digitalizar el sector alimentario. Además, se mantienen las verticales de fabricación avanzada, energía y salud con grandes nombres como Ferrovial, EDP, Mercedes-Benz,  ABB, Iberdrola, Michelin, Quirón o Siemens Gamesa como principal reclamo.

"La gran empresa absorbe soluciones tenológicas para mejorar procesos y servicios y las startup consiguen incorporar referencias de clientes importantes en su porfolio", dice el responsable de la aceleradora sobre las principales ventajas de este proyecto para sus participantes.

Bind 4.0 se puso en marcha en 2016 como un punto de encuentro entre startups innovadoras –no solo vascas, ya que la convocatoria tiene ámbito internacional- y grandes empresas consolidadas y radicadas en Euskadi con el objetivo de acelerar el asentamiento de iniciativas innovadoras a través de proyectos reales con clientes de referencia. Y ahora, para dar un paso más, se ha creado el Bind 4.0 Venture Club, un club de inversores alineados con la especialización de la aceleradora cuyo objetivo es reforzar los servicios de apoyo de Bind 4.0. "Queremos completar el círculo de tal manera que las conexiones que hacemos entre startups y grandes empresas se amplíen a conexiones entre startups e inversores", explica a INNVOADORES Urzelai.

¿Sería posible replicar un modelo de éxito como este en otras comunidades autónomas, en las que la administracióno adquiera ese rol de conector entre la industria localizada y las startups que dominan las últimas tecnologías en el resto de España? "De momento hay muchas administraciones que se han interesado en nuestro modelo  y nos han pedido información, datos, que les contemos cómo lo hacemos para hacer algo parecido", cuenta el director. 

A la espera de que se inicie la nueva convocaotira, Bind 4.0 ha cerrado hoy además su tercera edición con un demo day en el que han participado las 32 empresas emergentes seleccionadas que han puesto en marcha proyectos en 33 compañías vascas como Mercedes-Benz, Aernnova, Alcor, Batz, CAF, Danobat, Faes Farma, IMQ, Quirón, entre otras. Los proyectos abarcan ámbitos tecnológicos como big data, realidad virtual y aumentada, Internet de las cosas, fabricación aditiva, sistemas ciberfísicos, ciberseguridad, dispositivos médicos y salud digital o wearables.