Salud    ATENCIÓN SANITARIA

El hospital español que se guarda en un maletín para ayudar a los saharauis

Este dispositivo de Libelium permite monitorizar y controlar distintos indicadores sanitarios con poco peso y fácil portabilidad para llegar a las zonas más remotas

19 JUN. 2019
4 minutos

El desierto del Sáhara es un área de 9.000 km2 que se extiende por todo el norte de África. Se trata del desierto cálido más grande del mundo. Su extensión y su clima inhóspito lo convierten en un lugar donde las comunicaciones son difíciles, tanto por carretera, como por Internet.

Ante este panorama, los servicios médicos no entienden de urgencias y no alcanzan a toda la población saharaui. Tanto, que una urgencia médica que requiera un desplazamiento al hospital más cercano puede suponer un viaje en coche de más de 8 horas, poniendo al paciente en severo riesgo de muerte durante el trayecto.

Para poner un pequeño parche a esta situación la ONG DentalCoop ha contado con la empresa española de sensorización Libelium para solicitar su colaboración en un proyecto de salud dental, asistencial y primaria en Mehaires y en Bir Leh Lu, poblaciones ubicadas en los Territorios Liberados del Sáhara Occidental.

Se trata de la solución MySignals, que ofrece la posibilidad de llevar un hospital en un maletín, lo que la convierte en una opción  interesante para trabajar en zonas mal comunicadas por la reducción de costes y el alcance de la misma a cualquier rincón. "Aunque la solución a los problemas socio-sanitarios en el Sáhara no se solucionan con un único maletín de MySignals, sí resulto útil por su transportabilidad y amplia gama de sensores y, sobre todo, para poder hacer un seguimiento a largo plazo a los vecinos de estas localidades", explican desde Libelium.

El equipo que usó la solución de Libelium MySignals lo formaban un grupo de 26 personas, entre las que se encontraban varios médicos y enfermeros. Levantaron un ambulatorio temporal en las dos localidades al que acudían sus habitantes, desde niños hasta personas de mayor edad. 

Durante doce intensos días, el dispositivo MySignals sirvió de apoyo en la sala de observación, donde tomaron datos de tensión y saturación, así como electrocardiogramas. Estos datos les sirvieron al equipo médico para generar un historial médico del paciente.

“Los profesionales que hemos tenido acceso a las funciones de los dispositivos, vemos un gran potencial en esta tecnología al servicio de la salud”, asegura Adriana Pedraza, miembro de la expedición. La relación ONG-Libelium sigue abierta y, gracias al feedback recibido, la solución MySignals mejorará para poder ofrecer una solución más ajustada a las necesidades de la población saharaui.