TIC    CONSUMO

IFA 2019, del PC más ‘smart’ a los muebles que se convierten en electrodomésticos

La clásica feria alemana de tecnología de consumo muestra cómo la inteligencia artificial aterriza en nuestra vida cotidiana y cómo los chips conquistan cualquier espacio de la casa

09 SEP. 2019 - Berlín (Alemania)
11 minutos
En IFA Berlín se exhiben las últimas novedades en tecnología para el hogar. / INNOVADORES

Lo de IFA tiene mérito. Que una feria fundada en 1929 bajo las siglas, en alemán, de "Feria Internacional de la Radio" siga congregando cada año a cientos de miles de periodistas, profesionales, fabricantes de tecnología de consumo y distribuidores es la prueba de que la primera gran feria europea de consumo ha sabido trabajar en las últimas décadas para no quedarse atrás, aunque aquí de radios ya nadie entienda nada.

¿De qué se habla, entonces, en los pabellones de IFA? De negocio (el Black Friday y la Navidad están a la vuelta de la esquina), más que de titulares. Y de la casa, más que de móviles. En los últimos años el CES de Las Vegas y el Mobile World Congress de Barcelona le han comido terreno al encuentro alemán, en el que pocos smartphones se han presentado y grandes marcas como Apple o Huawei no darán a conocer sus últimos dispositivos, sino que lo harán este mismo mes en otros eventos.

Los ordenadores, en cambio, sí han desfilado por la Messe de Berlín como estrellas clásicas que resisten. Sin grandes novedades en torno a productos concretos, los portátiles reivindican su derecho a seguir ocupando nuestras mesas con la vista fijada en el gamer (los ordenadores más caros) y lo que marcas como Intel, Acer o Asus llaman ‘creadores de contenido’: diseñadores, fotógrafos, influencers y todo aquel que necesita de un gran potencial computacional y la máxima resolución de imagen para hacer su trabajo.

"No queremos competir con el teléfono, queremos que el ordenador del futuro haga lo que la gente de verdad necesita: concentración, una respuesta rápida sin estar esperando a actualizaciones o procesos internos y la máxima conectividad", explica a INNOVADORES durante la feria Ran Senderovitz, vicepresidente de Client Computing Group en Intel. La nueva generación de redes (hay vida más allá del 5G: la compatibilidad con el Wifi6, tres veces más rápido que los sistemas actuales, es el must de los nuevos portátiles) y la inteligencia artificial (IA) son los grandes aliados.

"No subestimemos a la inteligencia artificial. La realidad es que solo estamos empezando a aplicarla", explica el directivo de Intel. Esta primera aproximación a la IA en nuestras pantallas, unida a la mejora de los procesadores, permite a la compañía americana y a muchos de sus fabricantes aliados ofrecer funcionalidades prácticas y perceptibles por el usuario final como la cancelación del sonido ambiente en las video llamadas, la selección automática de elementos en la edición de imagen para evitar el trabajoso ‘silueteo’ de figuras o el reconocimiento de imagen. Todo, para que el ordenador se profesionalice y se convierta en el gran aliado de los perfiles altamente cualificados e intensivos en imagen que, al menos no todavía, no pueden dedicar horas a diseñar planos en Autodesk o editar catálogos y vídeos en algún paquete de Adobe con una tableta o un móvil.

Con independencia del público, en IFA ha quedado claro que el reconocimiento facial se empieza a extender en la alta gama de los ordenadores, que permiten acceder así y olvidar las contraseñas. Mientras, la pantalla se expande tanto que supera los límites del rectángulo superior del PC para invadir el espacio hasta ahora reservado al teclado e incorporar una segunda pantalla (táctil, además) que facilita la vida a editores de vídeo y diseñadores.

"Hoy hay muchos sustitutos para el PC, por eso tenemos que ofrecer funciones inteligentes que respondan a lo que los clientes necesitan", decía sin tapujos Johnson Jia, SVP de PC Business Group en Lenovo. La receta para batir a la competencia son las interfaces naturales, los pesos ligeros para favorecer la portabilidad (en la gig economy se trabaja en cualquier parte), una gran potencia de imagen y procesadores cada vez más potentes que nos permitan trabajar con muchos programas, más pesados cuanto más sofisticados, al mismo tiempo.

‘Smart home’

Pero más allá del ordenador, el sector de los dispositivos para el hogar es la auténtica estrella de esta feria a medida que el consumidor final incorpora cada vez más tecnología en casa. En Europa, por ejemplo, alrededor del 26% de los 255.000 millones de euros gastados este año en bienes de consumo tecnológicos se destinarán a aparatos inteligentes como cámaras, sistemas de aire, televisores, aspiradoras robóticas o luces LED inteligentes, según los datos que ofrece IFA a través de la consultora alemana GfK. Sus estudios pronostican que el mercado de dispositivos smart, excluidos teléfonos y relojes, crecerá este año un 9% a nivel mundial, pasando de 122.000 millones de euros a 133.000 en volumen de negocio.

Sin embargo, pese a que ya sea normal que las aspiradoras trabajen solas y demos órdenes a asistentes de voz, el hogar sigue siendo un compendio de islas tecnológicas y no un equipo, al que cada vez se incorporan elementos más variopintos. La promesa de alcanzar casas más seguras, sanas, eficientes y automatizadas es la protagonista de la mayoría de los lanzamientos. Según GfK, las aspiradoras, los instrumentos de preparación de alimentos, las máquinas de bebidas calientes, los sistemas de aire acondicionado y las afeitadoras son las reinas del mercado.

Además, aparecen nuevas gamas de productos que aplican la ‘inteligencia’ y el internet de las cosas (IoT) a espacios hasta la fecha inexplorados más allá de prototipos anecdóticos. Así, Samsung ha convertido al básico armario en un electrodoméstico de tecnología punta. Lo ha presentado en IFA bajo el nombre AirDresser y es un ropero que refresca, desinfecta y plancha la ropa que previamente hemos colgado. El mes que viene saldrá a la venta en Reino Unido y promete revolucionar los vestidores más premium.

La salud es otro de los grandes negocios en la era del IoT y, junto a los cada vez más comunes relojes inteligentes que rastrean cada uno de nuestros movimientos y constantes vitales o las básculas más sofisticadas, también llegan productos nuevos para acabar con problemas tan mundanos como los ronquidos. SmartSleep Snoring Relief es lo último de Philips: una banda inteligente que automatiza y modifica nuestra postura mientras dormimos, enviando leves vibraciones que obligan a moverse y evitando así esos incómodos sonidos.

Eso sí, si nos vamos hasta el salón, la televisión sigue siendo la gran protagonista. Marcas como LG o Panasonic han seguido apostando por la imagen más realista (el 4K ya es un estándar, ahora se buscan nuevos modelos OLED y 8K con precios todavía estratosféricos) e inmersiva y los nuevos formatos. Un ejemplo es la televisión OLED transparente que ha mostrado Panasonic y que se convierte en un elemento más de decoración de la casa. Y es que esa es una de las claves de la robótica para el hogar de IFA: integrar los dispositivos en nuestro día a día de la forma más natural posible.