TIC    BARCELONA INDUSTRY WEEK

El internet de las cosas acelera y entra con velocidad en la industria

El reto ya no es la conectividad entre dispositivos, sino la velocidad de conexión y la coordinación entre ellos para lograr la transformación digital

21 OCT. 2018 - Barcelona
9 minutos
Aplicaciones de reconocimiento facial en la Barcelona Industry Week. / INNOVADORES

Internet de las cosas (IoT) da pasos de gigante en la transformación de empresas y entornos, y ya marca un futuro entrelazado con la inteligencia artificial (IA) y el blockchain, para aumentar la eficiencia de los procesos a través del análisis de datos en tiempo real y garantizar la seguridad. Esta semana se han podido ver en el IoT Solutions World Congress (IoTSWC) soluciones y tecnologías que nada tienen de ciencia ficción, como la desarrollada por la empresa zaragozana Libelium, que monitoriza la calidad del aire y del agua a través de unas boyas sensorizadas para ayudar a la conservación del hábitat marino y las especies protegidas.

También aplicaciones de IoT más cotidianas, como las puertas inteligentes que ventilan estancias en función de la temperatura y la humedad, o la solución presentada por la marca danesa de calzado ECCO que, conjuntamente con compañía 3Dexperience Dassault Systèmes, crea zapatos personalizados en la misma tienda a través de la captación de datos biomecánicos individuales. Con sensores portátiles y solo en treinta segundos, los escáneres 3D determinaran el ajuste ortopédico que necesitamos. La impresora 3D hará el resto.

El IoT ha entrado de pleno en la industria pesada, actuando en paralelo con la IA. La fabricación de laminados de acero que mejoran la producción y evitan averías, o la fábrica del futuro que combina diferentes tecnologías fueron algunas de las innovaciones presentadas. Pero son las plataformas en la nube al servicio del cliente, totalmente personalizables, y una velocidad de conexión de vértigo de múltiples dispositivos al unísono el objetivo de las grandes tecnológicas.

Sam George, director de Azure IoT, presentó la nueva plataforma de Microsoft para el sector industrial. "El usuario puede configurarla en diez segundos y concentrar en ella todos los dispositivos de que disponga, sin límite. Hemos simplificado los procesos de control y coordinación de todos ellos, desde la temperatura a la utilización de espacios, la velocidad de los ascensores o la iluminación adecuada para cada estancia»" explica George. La plataforma la organiza el cliente según sus necesidades, en un tiempo récord, casi como un plug and play. Analiza los procesos y los datos en tiempo real y aprende de las alertas y las órdenes que se le introducen. Inteligencia artificial, big data y machine learning, todo ello coordinado para dar mayor eficiencia y rapidez al proceso de fabricación.

"Proveemos de soluciones aceleradas para la industria, también para las pymes de cualquier sector y tamaño, porqué el coste corresponderá a sus necesidades, al uso que quieran darle a la plataforma", explica Bert Van Hoof, partner del Group Program Manager de Azure IoT, que también dio a conocer el programa Azure Digital Twins, complementario de esta plataforma. Este programa permite crear un modelo completo digital de cualquier entorno físico, de los procesos que conectan a las personas, lugares y dispositivos. "No es solo una fotografía digital, es un modelo dinámico capaz de recalibrar los ámbitos en los que detecta cuestiones mejorables, como el confort, la eficiencia o el impacto medioambiental", comenta Van Hoof. Digital Twins utiliza análisis avanzados que permiten detectar defectos de fabricación y predecir escenarios futuros.

La movilidad conectada también avanza. "No tardaremos en poder ofrecer automóviles personalizados, adaptados a las necesidades de cada conductor, absolutamente seguros y autónomos, en los que el cliente elegirá incluso el nivel de privacidad de que desee. Disponemos ya de la tecnología para hacerlo posible", asegura Jöm Göres, Manager del departamento de Coches Conectados de Daimler, mientras Klaus Schaat, ejecutivo de Volkswagen, augura la necesidad de "una única plataforma común, para compartir los datos de los coches autónomos y hacer más eficiente y segura la movilidad". En menos de una década, destacan, estos vehículos serán una realidad en nuestras ciudades.

Robótica, nuevos materiales y múltiples dispositivos de impresión 3D complementaron el apartado industrial de la BIW. En este campo, HP presentó Metal Jet, la nueva tecnología que espera arrancar el próximo año y que permitirá aumentar la productividad hasta en 50 veces respecto de otros métodos de impresión 3D además de reducir costes. 

Healthio, el ecosistema innovador en salud, puso el foco en el empoderamiento y la toma de decisiones de los usuarios. "El médico y el sistema al servicio del paciente", destacó Jorge Velázquez, director de Tecnología y transformación del negocio de Sanitas Hospitales. Inteligencia artificial, IoT y sistemas predictivos definen la propuesta de salud conectada en tiempo real de la firma. Predecir el Parkinson a través de plantillas sensorizadas, dispositivos conectados que alertan de los cambios en la temperatura corporal, espejos que leen las constantes vitales e incluso avisan de lo que falta en la nevera para poder seguir la dieta prescrita por el facultativo y aplicaciones que permiten el seguimiento en tiempo real de las visitas al médico de los mayores.

Sanitas propuso el hospital inteligente, en el que los pacientes sin movilidad darán órdenes a través de altavoces a los diferentes elementos sensorizados de la habitación o accederán al equipo médico; o la comunicación neuronal permitirá guiar una silla de ruedas. Todo ello con el objetivo de alimentar el programa Virtual You, ya en periodo beta, que predecirá enfermedades mucho antes de que aparezcan.  

La perseverancia que lleva al éxito Better Care, empresa tecnológica del sector sanitario, inició su camino hace catorce años con siete socios fundadores y solo 3.000 euros en Sabadell, localidad próxima a Barcelona. Hoy forma parte de las firmas que han hecho posible la nueva Smart UCI del Hospital de la Vall d’Hebron de Barcelona, puesta en marcha el pasado septiembre. El sistema creado por Better Care se encarga de recopilar los datos de los dispositivos médicos a los que los pacientes están conectados en tiempo real y permite configurar las alertas que los profesionales de la salud consideran imprescindibles. La empresa ha crecido arropada por el CIMTI y ha iniciado una primera ronda de financiación de 400.000 euros, que le permitirá la expansión definitiva.