Actualidad    MWC

El Mobile preparó un 'plan B' para salir de Barcelona ante la crisis política

El consejero delegado de GSMA, la empresa organizadora, ha reconocido que en la edición anterior estaban "extremadamente nerviosos" por la inestabilidad que se vivió en Cataluña

30 ENE. 2019
5 minutos

La inestabilidad política derivada del 'procés' llevó el año pasado a la entidad organizadora del Mobile World Congress, GSMA, a tener preparado un plan de crisis que preveía la cancelación del evento y su traslado a dos posibles ubicaciones fuera de España.

A las puertas de la celebración de la edición de 2019 del Mobile (MWC, en sus siglas en inglés), el consejero delegado de GSMA, John Hoffman, ha desvelado este miércoles que el año pasado sintió "una gran preocupación" por la situación política en Cataluña. "Estábamos extremadamente nerviosos, tanto que estábamos preparados a cancelar el Congreso si hacía falta y llevarlo fuera de Barcelona. Era nuestra respuesta extrema ante un problema potencial", ha asegurado.

Hoffman ha presentado esta mañana en conferencia de prensa los principales focos de atención de la nueva edición de la mayor feria mundial de la tecnología móvil, que se celebrará del 25 al 28 de febrero en el recinto de Gran Vía de Fira de Barcelona.

Las propuestas del congreso, que girarán en torno a la hiperconectividad y la tecnología 5G, han quedado en un segundo plano cuando el máximo responsable del evento ha dado detalles sobre lo cerca que estuvieron el año pasado de trasladar la feria debido a la crisis política por el pulso independentista.

Tras señalar que su responsabilidad es tener en cuenta todos los factores que pueden influir en los asistentes al Mobile, ha subrayado que el año pasado, tras el 1-O y en plena aplicación del 155, "el factor de confusión era muy alto" por "el debate sobre la independencia de Cataluña". El directivo no ha querido concretar cuáles eran las localizaciones alternativas que tenían preparadas para albergar el Mobile, aunque ha rechazado que fueran Lisboa y Dubai, dos ciudades que habían sonado como posibles candidatas a acoger la feria.

Tras reconocer estos planes de contingencia, Hoffman se ha comprometido de nuevo con Barcelona, ciudad a la que el GSMA está ligado por contrato hasta el 2023, y ha asegurado que la capital catalana ofrece unas características difíciles de igualar para otras ciudades como es el clima, el alto nivel de la restauración y el espacio que ofrece Fira de Barcelona.

De cara al MWC19, la organización espera atraer a entre 105.000 y 110.000 asistentes, algo por encima de los visitantes del año pasado (107.000), y contar con más de 2.400 expositores de más de 200 países, lo que supondrá un impacto económico para el área de Barcelona de unos 473 millones de euros.

En el terreno de los anuncios, Hoffman ha adelantado que el año que viene el Mobile se ha aliado con 4YFN y el festival Sónar para celebrar probablemente en Montjuïc un gran evento sobre música avanzada, que se ha bautizado como XSide, sin dar más detalles.

Además del MWC, que se celebra en la Fira de Gran Vía, GSMA promueve los eventos 4YFN, en Fira Montjuïc, centrado en la innovación y las empresas emergentes; y Yomo, en la Farga de l'Hospitalet, que está dirigido a los jóvenes y la ciencia y la tecnología.

Entre los principales asistentes al Mobile, destacan directivos como Mats Granryd (GSMA), Séphane Richard (Orange Group), Chua Sock Koong (Singtel), Nick Read (Vodafone), Dieter Zetsche (Daimler), Ric Williams (Gorupon), Cher Wang (HTC), Satya Nadella (Microsoft) y Hiroshi Mikitani (Rakuten), entre otros.

Hoffman ha destacado que el 32 % de los conferenciantes en esta edición serán mujeres, con lo que se pretende avanzar en la eliminación de la desigualdad entre géneros.