Actualidad    Legislación

El Parlamento Europeo saca adelante la nueva norma del ‘copyright’, pero con matices

La Eurocámara, que aprueba en pleno su posición de cara a la negociación con los Estados miembros, hace ajustes y no exigirá un control masivo de las publicaciones en internet

12 SEP. 2018
4 minutos
El eurodiputado Axel Voss celebrando el resultado de la votación de la noma del copyright digital. / G. Engel / European Union 2018 - EP

El Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles un nuevo texto para reformar los derechos de autor en internet en el que se rechaza controlar de forma masiva las publicaciones en busca de obras protegidas, como si se establecía en el texto de la normativa original.

No obstante, las plataformas -como las webs de contenidos o incluso las redes sociales- deberán encontrar la manera de seguir protegiendo las obras que tengan derechos de autor, es decir el llamado ‘copyright’.

La Eurocámara ha fijado así su posición para negociar con los Estados miembros las nuevas normas europeas sobre derechos de autor. Esta posición ha sido aprobada con 438 votos a favor, 226 en contra y 39 abstenciones, después de hacer unos “importantes ajustes” en el texto propuesto en la Comisión Europea el pasado mes de julio y tras la presión recibida por las grandes plataformas y los propios consumidores.

Estarán libres de derechos los intercambios de enlaces y las palabras para describirlos

Muchos de estos “ajustes” pretenden “garantizar que los artistas, músicos, guionistas…, así como los editores y periodistas, reciban un salario por su trabajo cuando plataformas como YouTube o Facebook e incluso agregadores de noticias como Google News”.

La nueva posición del Parlamento “endurece” así los planes propuestos por la Comisión para hacer que las plataformas online y los agregadores “sean responsables de las infracciones de derechos de autor”. Esta responsabilidad requiere que estas plataformas “paguen a los titulares de los derechos sobre el material protegido por copyright que ponen a su disposición”, según un comunicado de la Eurocámara.

Para intentar conciliar esta normativa con la libertad de expresión, se ha incluido una disposición en la que se recoge que “el mero intercambio de hipervínculos a artículos, junto con palabras individuales para describirlos, estará libre de restricciones de derechos de autor”.

Sin embargo, deja en manos de las plataformas la fase de verificar si se viola o no esta nueva norma de derechos de autor: estas acciones “deben diseñarse de forma que se evite la captura de obras que no sean infractoras”, por lo que se exigirá a estas plataformas que establezcan “sistemas de reparación rápida, operados por el personal de la plataforma y no por algoritmos, a través de los que se puedan presentar quejas cuando haya un error”.

El texto aprobado hoy por el Parlamento también exige específicamente que sean los periodistas, y no sus editoriales, los que se beneficien de la remuneración derivada de este requisito de responsabilidad.

Uno de los ajustes matizados en este texto es un guiño para intentar “alentar las nuevas empresas y la innovación”, ya que ahora el texto “exime a las plataformas pequeñas” de esta directiva.

El eurodiputado Axel Voss, del Partido Popular Europeo, se ha mostrado “muy contento” por el resultado, “a pesar de la fuerte campaña por parte de los gigantes de internet”, porque ahora, tras la aprobación de esta normativa, se podrá proteger el “principio de un pago justo para los creativos europeos”.