Entrevistas    Negocio

El pentagrama de SAP hacia el dato inteligente

Más empresas reducen el camino entre la ingesta de datos y su monetización para adaptarse al mercado digital

8 minutos
Carlos Díaz, vicepresidente de Innovación en SAP para el Sur de Europa. / Innovadores

La música se oye, se siente y, también, se lee gracias a los pentagramas. Desde que Ugolino de Forlí añadiera la quinta línea a esta forma de expresar lo sonoro a través de lo escrito, el pentagrama se ha convertido en la base para compartir melodías y hacer que las grandes canciones de todos los tiempos puedan transmitirse de generación en generación. Pero lo que para la mayoría queda circunscrito al ámbito musical, para otros puede servir de base para una estrategia empresarial del siglo XXI. Es el caso de la germana SAP, que ha enarbolado su particular camino hacia la empresa inteligente a partir de este concepto de pentagrama.

"La primera línea del pentagrama es la adquisición de los datos: cuantos más y más ricos, mejor", explica Carlos Díaz, vicepresidente de Innovación de SAP para el Sur de Europa. "Muchas empresas ya están ingiriendo esta información desde hace años, y esto ya les posibilita para hacer algunas cosas... pero necesitan dar un paso más".

Pasamos de este modo a la segunda línea de la melodía, al acorde que tiene que ver con la 'smartificación' de esa información. "Lo que buscamos es entender ese dato pero no solo eso: también debemos comprender, por ejemplo, lo que significa el silencio o la falta de datos, como que un cliente no haya comprado en los últimos meses con nosotros".

Sin desentonar, coordinando los graves y los agudos, pasamos al tercer eslabón (aplicar el dato inteligente en el contexto adecuado) y al cuarto y fundamental punto del pentagrama: monetizar el dato. "Lo que buscan las empresas es incluir este análisis de la información en sus procesos operativos, creando productos y servicios de calidad y valor añadido", señala Díaz. "Con ello, el objetivo que perseguimos en la actualidad es reducir la milla digital, esto es: minimizar el trayecto entre la ingesta de datos y su monetización".

Un proceso en el que la inteligencia artificial se convierte en el instrumento estrella de la orquesta. "SAP nació en el proceso, pero los clientes nos dijeron que lo que buscaban en su ERP era que pudiera ser automatizado. Nosotros aceptamos el reto y nos comprometimos a que el 50% de la gente que actualmente interactúa con el ERP no iba a ser necesaria.  Para ello hemos incorporado herramientas de automatización inteligente de procesos, que incluye un RPA específico para SAP, componentes de machine learning para gestionar las excepciones (pasando de manejar procesos estáticos a dinámicos) y nuevas interfaces cognitivas, que nos permitan escribir o hablar a la tecnología", añade el directivo. 

Una serenata que llevaría a las organizaciones a convertirse en una suerte de 'centauro digital', "con cabeza humana pero un cuerpo de inteligencia artificial que te permita cambiar quien seas por ti mismo". Y, finalmente, nos queda el último piso del pentagrama: empezar de nuevo. "Una vez que hemos completado el proceso, hemos de empezar de nuevo para ser más inteligentes, mejorar los algoritmos y volver a monetizar nuestros datos", concluye Carlos Díaz. "Irónicamente, la mayoría de las empresas que dicen que hacen machine learning no lo hacen en realidad, porque se quedan en el despliegue del algoritmo. La clave del machine learning es que cada output que sale del análisis de los datos es un nuevo input que permite modificar el algoritmo una y otra vez".

Un pentagrama digital en el que escribir cualquier sector de actividad y cuya melodía tan solo está comenzando a sonar.

La apuesta por el ecosistema de 'start ups'

Ni tan siquiera un gigante como SAP, la mayor compañía de software del Viejo Continente, es capaz de abordar por sí sola los desafíos técnicos a los que nos enfrentamos en la actualidad, con unas exigencias de innovación y agilidad imposibles para un único actor. Por ello, la firma germana hace tiempo que se lanzó de lleno a la colaboración con el ecosistema emprendedor, apoyando y acelerando startups en multitud de áreas de negocio.

"Estamos invirtiendo tanto con capital como colaborando con su desarrollo y dándoles la oportunidad de acceder a la cartera de clientes de SAP", explica Joao Paulo da Silva, máximo responsable de la compañía para el España, Portugal, Israel, Turquía y el África francófona. "Con ello buscamos transformar nuestro portfolio e integrar directamente estas herramientas en nuestro software·.

Fruto de esta apuesta, SAP adquirió hace cuatro meses una startup americana que permite la navegación autónoma en espacios no estructurados sin necesidad de GPS ni ninguna otras tecnología adicional. También ha hecho un esfuerzo por incorporar las nuevas tecnologías en la gestión de los archivos médicos, información sensible donde las haya, al igual que ha impulsado soluciones de inteligencia artificial para predecir la logística y  flujos comerciales en tiempo real.

CRECER Y AYUDAR
Rafael Brugnini, director general de SAP en España, explica que el reto actual de su empresa es doble. Por un lado, mantener el «crecimiento sostenido logrado en los últimos cuatro años». Por otro, «ayudar a más empresas en España a transformarse en empresas inteligentes, para lo que la clave son las tecnologías innovadoras»