Profesionales    FORO TRANSFIERE

Empresa y ciencia se retan en Málaga

Reivindica el papel de los organismos intermedios y expone los desafíos de Endesa, Metrovacesa y Pascual y 39 tecnologías del CSIC listas para explotar

17 FEB. 2019
7 minutos
Una de las sesiones del foro Transfiere. / INNOVADORES

Que la transferencia de conocimiento entre los centros de investigación y el mundo de la empresa es una necesidad acuciante en nuestro país es un imperativo sobradamente reclamado por los expertos del sector. Y para facilitar el necesario encuentro entre ambos polos (los que investigan y los que ejecutan) surgió hace ocho años ya, en un momento impensable, Transfiere,  el Foro Europeo para la Ciencia, Tecnología e Innovación, que esta semana ha celebrado su octava edición en Málaga con cifras de récord y con la vista puesta en la ciberseguridad, la industria 4.0, la inteligencia artificial, la digitalización de los procesos financieros o los avances en defensa y seguridad en aeronáutica y naval. 

Lejos de lo que sucede en las ferias tecnológicas al uso, aquí las estrellas son lo que se conoce como organismos intermedios de conocimiento: las universidades, los centros e institutos tecnológicos y los centros de investigación. Todos ellos conviven con grandes compañías (tecnológicas o no), emprendedores e investigadores. "Es muy fácil decir que queremos que se produzca una transferencia de conocimiento para que éste no se quede en los laboratorios, pero ¿cómo lo hacemos? Lo raro es que no haya una política común al respecto en España. Por eso nosotros intentamos acercar un par de días el conocimiento científico a las empresas con la esperanza de que pueda usarse y así tengamos empresas innovadoras", explica a INNOVADORES con vehemencia Felipe Romera, presidente del comité organizador del foro.

Según cuenta, el objetivo de este encuentro es "reclamar el uso por parte de las políticas públicas de estos organismos intermedios como instrumento para  poner al sistema de innovación español, bastante débil, en una dirección de crecimiento". 

¿Débil?  Sí, asegura, porque "hay pocas empresas innovadoras" y es urgente que "el conocimiento generado por los entes públicos de investigación llegue al mundo empresarial". 

Regulación

¿Por dónde empezar? Por desarrollar una regulación que facilite este intercambio y el emprendimiento para mover la investigación a la empresa a partir de las necesidades del mercado. 

"Tenemos la obligación de poner nuestros conocimientos y recursos al servicio del tejido productivo, plasmándose en estrategias concretas", dijo en la misma línea Javier Pérez, presidente de la comisión de Transferencia del Campus de Excelencia Internacional del Mar (Ceimar), durante una de las conferencias sobre economía azul y economía circular, dos universos que también han estado muy presentes en este foro como oportunidades de negocio y de creación de empleo. 

"Es raro que no haya una política común de transferencia de conocimiento"

Como muestra de la buena voluntad de establecer ese intercambio este año grandes compañías nacionales han presentado sus retos tecnológicos en Transfiere, para encontrar, también entre los investigadores, una solución a sus necesidades. Endesa, por ejemplo, ha utilizado la feria para buscar soluciones a su reto vinculado con la mejora del precintado de los Smart Meters o equipos de medidas inteligentes para conseguir una estandarización global de sus funciones. En la misma línea, Calidad Pascual ha presentado su reto para buscar nuevas fórmulas tangibles e innovadoras en el ámbito de la alimentación y bebidas para mejorar la calidad de vida del público más mayor. La construcción también ha llegado este año hasta Transfiere, donde la promotora inmobiliaria Metrovacesa ha buscado soluciones tecnológicas para hacer viviendas más sostenibles.

Sector público

En la lista de organismos públicos, la Xunta de Galicia, por ejemplo, ha presentado la Civil UAVs Initiative, una propuesta para la creación de un polo de referencia a nivel internacional alrededor de los vehículos no tripulados para uso civil en Galicia que está movilizando una inversión público-privada de 164 millones de euros y que persigue apoyar la transferencia de conocimiento y tecnología de los productos y resultados tecnológicos obtenidos en el marco de este proyecto a través de la nueva aceleradora Business Factory Aero. 

Como novedad, Transfiere ha contado este año con una zona de prototipos donde grandes firmas como Telefónica han mostrado lo que serán sus futuros lanzamientos. Para hacer gala de lo público, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha presentado allí un total de 39 tecnologías, entre las que destacan el uso de células madre para tratar fístulas de pacientes con enfermedad de Crohn o un método para reciclar el helio de equipos científicos y médicos.