Opinión    MUNDANAL BIT

Era de oro de la televisión

3 minutos

En la pasada edición de los Emmy, los premios por excelencia de la televisión en Estados Unidos, HBO logró 29 galardones, Netflix cosechó 20, Hulu recogió 10 estatuillas y Amazon tuvo su particular posición de honor con dos premios. Todas ellas -salvo HBO, que en EEUU funciona como canal de cable- son plataformas de contenidos digitales, creados y pensados para su consumo en multidispositivo y sin interrupciones publicitarias. Un modelo de negocio que hace unos pocos años podría parecer ridículo, pero que hoy en día cosecha cientos de millones de usuarios de pago en todo el mundo y deja por los suelos la calidad o el prestigio de los canales de TV tradicionales. Para muestra, un botón: en esos mismos Emmy 2017, NBC 'solo' logró 15 premios, por los siete de ABC, los 5 de FOX o los 4 de la CBS. ¿Resultado final? 61 galardones para las nuevas plataformas y apenas 21 para las grandes cadenas de toda la vida.

Según la CNMC, HBO y Netflix suman en España más de dos millones de suscriptores. Esto supone una audiencia mucho mayor de la de muchas emisoras con licencia nacional en la mayoría de su parrilla. Además, nadie puede obviar la repercusión social de las series que estos operadores digitales crean, mucho más arriesgadas y de mejor factura que los convencionalismos de la TDT al uso. Incluso la misma serie logra pasar sin pena ni gloria por un canal en abierto y, en cambio, ser un fenómeno mundial en Netflix, como sucedió recientemente con 'La casa de Papel'.

Cambio de modelo, cambio de hábitos de consumo al que las televisiones deberán adaptarse. No se puede negar que lo estén intentando, aunque propuestas como Loves TV siguen estando muy lejos de las grandes apuestas como Hulu en Estados Unidos. También los canales temáticos tienen su particular batalla por no perderse esta 'era dorada de la televisión', con paradigmas a caballo entre ambos mundos como Sky.  David Núñez, director de desarrollo de mercado de Sky España, explica que al respecto que «la penetración de los contenidos de pago sigue siendo muy baja en nuestro país, si nos comparamos con nuestros países vecinos». Queda pues terreno por explotar (y disfrutar) en esta vibrante industria...