Actualidad    Formación

España, ante la necesidad de un plan de inclusión tecnológica

La formación sería el eje de este plan que propone UGT para atajar la desigualdad digital que existe en el país: educación para los jóvenes y formación para los desempleados y los trabajadores

17 OCT. 2019
5 minutos

En pleno 2019 hay tres millones de españoles y 1,5 millones de viviendas que no disponen de internet. Se trata del más del 8% de ciudadanía, según la Encuesta sobre Equipamiento y uso de las TIC en los hogares del INE, que evidencia "los déficits digitales" que tiene España, según un análisis de UGT.

"El problema no son las infraestructuras ni el acceso a la tecnología, sino el uso y aprovechamiento de la misma", subrayan desde este sindicato. Por ello, reclaman un Plan Nacional de Inclusión Tecnológica asociado a un gran Pacto de Estado, "como único camino para cerrar la brecha digital que sufre nuestro país".

Entre las medidas que se recogen en este plan, destaca la creación de un ente público que coordine la transversalidad de las TIC, así como la puesta en marcha de planes de formación presenciales dirigidos a los colectivos más vulnerables y donde se dan mayores brechas digitales, así como de cursos masivo para la capacitación TIC para personas desempleadas. No obstante, también se recoge incluir este tipo de cursos para los trabajadores activos, con el fin de actualizar y mejorar sus competencias digitales.

Otra de las medidas que se propone es introducir asignaturas relacionadas con la adquisición de habilidades digitales en todos los planes educativos, así como establecer tarifas sociales de acceso a internet para colectivos en situación de vulnerabilidad digital.

"Solo con un plan de estas características, ambicioso, pero factible, conseguiremos revertir esta lacra social para convertirla en un eje de competitividad, empleabilidad e inclusión social", puntualizan desde UGT.

Uso y aprovechamiento de la tecnología

El INE indica que 700.000 españoles no poseen ninguna habilidad digital y que otros 11 millones solo acreditan habilidades digitales bajas. Se trata de casi 12 millones de ciudadanos (el 33,5% de la población) que es no es capaz de manejarse en entornos digitales tan comunes hoy en día como las redes sociales y software de uso laboral. De hecho, 7,6 millones asegura tener solo habilidades digitales básicas.

Ante estos datos, en los que se refleja que más de la mitad de los españoles no posee más que habilidades digitales básicas, se concluye que España está ante "una tragedia para nuestra economía, para el desarrollo social y para el futuro laboral de las personas trabajadoras", señalan desde UGT.

La situación laboral ante la brecha digital

Para evaluar el alcance de la actual brecha digital es fundamental la situación laboral, ya que el uso de internet en una persona ocupada es 11 puntos mayor que en una persona desempleada, y casi el doble que si se trata de un pensionista. "De nuevo, las capacidades digitales se convierten en un elemento esencial para conformar la empleabilidad de una persona trabajadora", insisten las citadas fuentes.

Sin embargo, las razones que están detrás de esta amplia brecha digital "siguen siendo las mismas desde 2005". Como en los últimos 15 años, "no se trata de un problema de falta de infraestructuras, sino de educación digital". Así, la falta de conocimientos o interés es la principal barrera para el acceso a internet, seguido por los costes asociados (ordenador, tarifa de conexión). "La falta de políticas específicas para paliar esta desigualdad digital están detrás del retraso que vive nuestro país".