Profesionales    Robótica

Este es el primer robot aceptado por un sindicato en sus filas

Employees Switzerland quiere provocar el debate. ¿Tienen derechos los cobots? ¿Puede ser responsables de un daño? Ahora se puede contestar a este tipo de preguntas que genera uno de sus sindicalistas

17 ENE. 2019
3 minutos
El primer sindicalista será un robot humanoide. / Shutterstock

Los robots colaborativos están cada día más implantados en la Industria 4.0. Una integración que ha llevado al sindicato Employees Switzerland a un decisión insólita a la par que lógica: aceptar como miembro al primer cobotGracias a tecnologías como la inteligencia artificial, los robots pueden tomar decisiones, moverse de forma independiente y comunicarse con otras máquinas e incluso con personas. El rol que está asumiendo los cobots en los procesos de transformación digital ha llevado a esta empresa a "dar ejemplo" e incluir entre sus sindicalistas a un robot humanoide.

¿Qué pasa si algo sale mal en esta nueva forma de trabajar juntos personas y robots? ¿Quién es responsable por el daño? ¿Se puede responsabilizar a los robots? ¿Tienen derechos los robots? Son problemas no resueltos en los nuevos modelos laborales que empiezan a surgir en las diferentes industrias. Con el hecho de admitir a un robot en su filas, este sindicato suizo espera aclarar este tipo de preguntas.

Esta organización, que está celebrando este año su centenario bajo el lema Hemos dominado los primeros 100 años, juntos abordaremos el siglo próximo digital, no es ajena a las preocupaciones, e incluso a los "temores", que sienten los trabajadores por su futuro laboral. "Debemos tomarnos en serio estas preocupaciones", asegura Stefan Studer, director general de Employees Switzerland.

Así, recuerda el papel de los cobots en las fábricas: están en puestos en los que las personas pueden cansarse más fácilmente, es decir, en trabajos repetitivos o con pesadas cargas. "Estos robots deben dar el relevo al ser humano y no cargarlo", señala el sindicato en un comunicado.

Studer, sabedor de la polémica que puede suscitar esta decisión, subraya en un comunicado que el hecho de incluir un robot social entre sus miembros tiene un motivo: "Queremos comprender lo que sucede en la interacción entre el hombre y la máquina".

La nueva era digital en la que estamos inmersos "no solo va a cambiar los puestos de trabajo, sino también la actitud hacia el trabajo, el empresario y los sindicatos", porque el modelo actual está "bajo presión", puntualizan en este comunicado desde Employees Switzerland. La entrada de los robots están provocando nuevas formas de organización, más "similares a una red que se basa constantemente en la responsabilidad de todos".