I + D    

Este robot ha aprendido a vestir a los humanos en sólo 24 horas

El Instituto Tecnológico de Georgia ha entrenado a la máquina con 11.000 simulaciones

María Climent
15 MAY. 2018
3 minutos

Sólo en Estados Unidos, más de un millón de adultos necesitan diariamente de asistencia física para vestirse, ya sea por sufrir una enfermedad o una lesión como por su avanzada edad. ¿Por qué no pueden los robots ayudarles en esta tarea? Hasta ahora, lidiar con la ropa y con el cuerpo humano eran dos retos con demasiada complejidad para las máquinas. 

Pero el Instituto Tecnológico de Georgia ha logrado superar ambos desafíos: su robot ya es capaz de ponerle la bata a un paciente hospitalario. Y, en lugar de hacerlo basándose en la visión, lo ha conseguido gracias a las fuerzas que la máquina siente mientras mete la prenda por la mano, el codo y el hombro de la persona.

Pero eso no es todo. El robot (un PR2 de código abierto) aprendió a vestir a humanos por sí mismo en sólo un día. ¿Cómo? A partir del análisis de 11.000 ejemplos simulados. "Algunos de estos intentos fueron perfectos, otros resultaron un fracaso espectacular", dicen sus creadores. Pero durante todos ellos, la red neuronal del robot iba aprendiendo a estimar las fuerzas aplicadas. "Las simulaciones le permitieron aprender qué siente la persona cuando recibe la asistencia". 

"La gente aprende nuevas habilidades a partir del prueba y error, así que le dimos al PR2 la misma oportunidad", señala Zackory Erickson, el líder del equipo de invetsigación, en comunicado de prensa. "Hacer esos ensayos con humanos hubiese sido muy peligroso", añade. 

El robot además ha aprendido a predicir las consecuencia de mover la bata en distintas posiciones. Algunos movimientos hacían que la prenda se tensase, otros, que se deslizase suavemente por el brazo del paciente. La máquina usa esas predicciones para seleccionar la posición perfecta para vestir a cada persona. Por cierto, en cuestión de 10 segundos.