TIC    Inteligencia artificial

Extraer todo el ‘know how’ de las empresas con voz

La tecnología cognitiva de Atomian ya ha convencido a Everis o el FC Barcelona por su capacidad para obtener el conocimiento en segundos con lenguaje natural

20 DIC. 2018 - Barcelona
5 minutos
El fundador y CTO de Atomian, Miquel Montero, en una charla. / INNOVADORES

Atomian es una empresa tecnológica de desarrollo y comercialización de software basado en computación cognitiva, una vertiente de la inteligencia artificial que facilita la interacción con el ordenador sin necesidad de tener conocimientos informáticos. Una simple pregunta y el ordenador responde de manera clara y concisa, tanto como le hayamos requerido, y en tiempo real. 

La tecnología de Atomian permite explorar millones de datos a través del lenguaje natural, el que utilizamos en nuestro día a día. Es capaz de leer cualquier texto libre y extraer conocimientos de cualquier organización que la utilice en cuestión de segundos. Con él, las empresas pueden reducir en un 75% el tiempo empleado en el análisis de datos y en la preparación de informes. El software de Atomian se encarga de ello. 

Miquel Montero fundó Atomian hace tan solo cuatro años, después de desarrollar un software único durante casi dos décadas. El fundador y actual CTO de la empresa asegura que "para extraer el conocimiento de una compañía, solo necesitamos el lenguaje natural, el que utilizamos de manera cotidiana. Cualquier profesional sin conocimientos informáticos puede explotar la información de su empresa simplemente escribiendo consultas tal y como habla habitualmente. Obtendrá respuestas conclusivas, no basadas en probabilidades ni pre-programadas, en tiempo real y en el formato más adecuado. La respuesta obtenida la podrá guardar, compartir y activar, según le convenga".

El funcionamiento no puede ser más sencillo para el usuario. El software de Atomian procesa el lenguaje y transforma los datos en átomos de conocimiento. Mediante un proceso de ETL (Extract, Transform and Load), extrae los datos de los sistemas de información, los transforma en átomos y los agrupa en diferentes memorias. Cuando el usuario realiza una consulta -siempre utilizando el lenguaje natural-, Atomian convierte la frase en un conjunto de átomos computables, un proceso que equivale a un understand (comprendido), que significa que el programa entiende la consulta y pasa a la fase explore, en la que, mediante un motor de razonamiento, el software razona una posible repuesta (think) e inmediatamente después la concreta (produce) y la verbaliza (answer). La respuesta puede tomar forma de frase, listado, tabla de contenidos, gráfico, o la combinación de todas ellas.

De momento, y para abordar la internacionalización empresarial que iniciará el próximo año, Atomian ha enfocado su software a tres sectores: business intelligence, sanidad y legaltech. El programa ya ha sido testeado en diferentes empresas y sectores, como Everis, GSP, ASHO, Aervio, Force Manager, FiatC, CatSalut HCE (historia clínica compartida del Servicio Catalán de la Salud), Boehringer (a través del proyecto farmacéutico del Grupo Pulso) o el FC Barcelona.

Atomian es el resultado de un largo proceso de investigación en los campos de la teoría de la información, la computación, la neurolingüística y la psicología, que ha acercado por primera vez las máquinas a las personas, sumando a su lenguaje informático el cognitivo. Es una tecnología incipiente, pero con gran recorrido de futuro. No en vano Miquel Martí, CEO de Barcelona Tech City, que representa a más de 700 empresas del sector digital y tecnológico, ha dicho sobre ella que "el futuro del ecosistema innovador de Barcelona pasa por compañías como esta".

Crecer con la idea A los 24 años, y aún cursando los estudios de ingeniería de diseño de arquitectura cognitiva, Miquel Montero empezó a dar forma a Atomian. Dos décadas después, con 11 empleados y la reciente incorporación de Beatriz Cabrera como CEO, una profesional con más de 30 años de experiencia en el sector de las TI, prepara la expansión internacional.