TIC    Energía

Greenpeace reclama un internet menos contaminante

La mayor parte de la electricidad que abastece los centros de datos proviene de fuentes no renovables

10 MAY. 2019
2 minutos
Análisis sobre el consumo energético de los grandes centros de datos. / Jordan Harrison / Unsplash

El 70% del tráfico mundial de internet pasa por los centros de datos ubicados en el estado de Virginia (EEUU), según Greenpeace. Esta cifra le ha valido el sobrenombre de ‘callejón’ de los centros de datos al condado de este estado en el que se concentran.

Desde Greenpeace critican que la mayor parte de la electricidad que abastece estos centros de datos proviene de fuentes no renovables y hay que tener en cuenta, por ejemplo, que sólo las instalaciones de Amazon en esta zona consumen más que toda la ciudad de Chicago, ya que esta energía podría atender a 1,4 millones de hogares.

De hecho, desde el informe Clicking Clean Virginia - The Dirty Energy Powering Data Center Alley, Greenpeace asegura que sólo es limpia el 4% de la energía de Google, el 12% de AWS, el 34% de Microsoft y el 37% de Facebook.

Estos datos están provocando que la demanda de electricidad de los centros de datos en Virginia crece a “un ritmo dramático”: con la demanda total de energía de los centros ya existentes, sumada a los que hay en desarrollo se alcanzarían los 4,5 gigavatios, es decir, “aproximadamente la misma potencia que nueve grandes centrales eléctricas de carbón”.

"A pesar del compromiso público de Amazon con la energía renovable, la compañía de computación en la nube más grande del mundo espera que nadie se dé cuenta de que todavía está alimentando su rincón de internet con energía sucia", denuncia Elizabeth Jardim, Senior Corporate Campaigner en Greenpeace USA.