TIC    HITACHI NEXT

Hitachi se decanta por el vídeo para idear nuevos negocios con los datos

Presenta en Las Vegas sus últimas propuestas en la era de la privacidad y el GDPR basadas en diseñar clones digitales de cada usuario y en seudonimizar su información

15 OCT. 2019 - Las Vegas (EEUU)
15 minutos
Una de las sesiones de la conferencia HitachiNEXT. / INNOVADORES

Es difícil decir cuándo empezó a pasar. Y tal vez la sensación se vea acrecentada por la gran cantidad de eventos internacionales que cubrimos en INNOVADORES. Pero en algún momento todos los anuncios y lanzamientos de sistemas de gestión de datos y conectividad aplicados a la optimización de fábricas, las ciudades inteligentes, la gestión de flotas o el control de infraestructuras críticas e incluso las operaciones en tiempo real y monitorización empezaron a acumularse de forma preocupante sobre la mesa. ¿Qué gran empresa tecnológica queda que no haya anunciado disponer de la mejor tecnología para digitalizar cada sector de negocio gracias a la analítica de datos? Los productos dedicados a la captura y análisis de toda la información que cualquier actividad empresarial genera están dejando de ser una innovación para convertirse en una commodity de la industria.

Por eso, los mensajes que se recogen de la celebración esta semana en Las Vegas de Hitachi NEXT, el congreso anual de Hitachi Vantara, la filial especializada en data de la histórica Hitachi, ha sido un soplo de aire fresco: hay que dejar de hablar de los datos para hablar de las soluciones reales. "Tenemos que apostar por la innovación social. Los grandes problemas de la sociedad, como el envejecimiento de la población o la megaurbanización de las ciudades, son retos complejos que no se pueden resolver solo con nuevos productos o tecnologías. Necesitamos soluciones reales", decía durante la inauguración Toshiaki Higashihara, CEO y presidente de la matriz Hitachi Ltd.

Soluciones que en la filial de la compañía japonesa aplican con especial interés a sectores como el de la salud, tanto para potenciar la medicina de precisión como para evitar infecciones, o al universo financiero, para sortear -legalmente- las barreras que impone la protección de la privacidad y obtener el máximo del dato del cliente en el estrecho margen del GDPR. 

"Como empresa de infraestructura tecnológica, competimos con el resto de las firmas del sector. Pero el mercado demanda soluciones que van más allá del IT, que sean aplicables a cada industria o sector. Es una cuestión de negocio, no de tecnología. Y el hecho de que pertenezcamos a un gran grupo como este -Hitachi fabrica desde trenes hasta centrales nucleares pasando por cámaras de vídeo- nos permite saberlo bien, e inocularnos nuestra medicina primero", explica a INNOVADORES Marco Tesini, vicepresidente en el Sur de Europa de Hitachi Vantara.

Para él, no hay duda de que dentro de poco dejaremos de hablar de los datos por sí solos. "Hoy los mencionamos porque necesitamos captar la atención de las empresas, pero la conversación debe girar en torno a cómo aportar valor. No hablaremos de ellos, sino de consecuencias y soluciones concretas, sobre cómo mejorar una experiencia de viaje o de trabajo. Es como cuando hace años se hablaba de los ERP, había que explicar para qué servían… y ya no", apunta. 

La inteligencia artificial, la realidad aumentada, el internet de las cosas, el 5G, el procesamiento en la nube y la robótica son sus grandes aliadas… junto con un último complemento: el vídeo. Y más concretamente las cámaras LiDAR. "El vídeo es el mayor sensor del IoT", decía durante el congreso Mark Jules, vicepresidente de Smart Spaces and Video Intelligence en la compañía. A partir de esta premisa, Hitachi ha desarrollado buena parte de las soluciones que se han presentado en NEXT y que en 2020 estarán disponibles en el mercado. 

Los láseres LiDAR, tradicionales de disciplinas como la sismología y la gran promesa de la era del coche autónomo, permiten detectar objetivos sin identificarlos y parece que tendrán un rol muy importante para conseguir capturar imágenes allí donde la privacidad es crítica, como en los hospitales.

Aplicaciones: salud, educación y banca

¿Un ejemplo? La agencia nacional de protección de la salud en Estados Unidos, la CDC, exige que el personal clínico se lave las manos antes de una operación con un protocolo muy concreto: al menos 20 segundos de agua caliente, jabón y desinfectante. Así, antes y después de entrar en contacto con cada paciente. Pero el ser humano es como es… y según datos de la propia entidad menos del 50% de los lavados cumplen exactamente estas condiciones. Y las implicaciones de no cuidar al máximo la higiene (y por tanto las posibles infecciones) son graves (y, casi peor, caras), ya que el 51% de las cancelaciones de contratos en un sistema basado en la Sanidad privada se deben a cuestiones de calidad y seguridad y las infecciones suponen de media 6,5 días más de estancia en los hospitales, 1,7 millones de contagios anuales, 99.000 muertes anules y un coste repercutido a los hospitales de 10.000 millones de dólares. 

Ahora que queda clara la importancia de lavarse adecuadamente las manos, llega la clave: gracias al uso de cámaras LiDAR que se introducen en los baños y zonas de aseo de los médicos (recordemos que es imposible reconocer al usuario con estas cámaras, solo se distingue su figura compuesta de distintos colores), a sensores de seguimiento que no solo lleva el médico (en su tarjeta de acceso, por ejemplo) sino también en la propia máquina de jabón o desinfectante y a un mapeo detallado de cada de las estancias la plataforma inteligente de gestión de vídeo de Hitachi sabe cuánto tiempo ha estado lavándose las manos el usuario y de qué dispensadores ha hecho uso. La idea, dicen los comerciales del producto, no es castigar a los médicos, pero sí enviarles una notificación o aviso de que el proceso no se está llevando a cabo correctamente. 

Este es solo un ejemplo, pero las aplicaciones llegan a cualquier parte. Uno que ya usan: logar un control más exhausto de todo lo que implica un aeropuerto a partir de los flujos de personas (sabiendo de dónde salen, hacia dónde van) para decidir qué baños hay que limpiar, en qué zona harán falta taxis o dónde se han quedado sin carritos para maletas de forma automática.

Y otro: mejorar la distribución de las aulas y las clases en la universidad. Los alumnos aumentan, pero no todos van a clase siempre y ampliar los campus es carísimo. Por eso la Universidad de Curtin, en Australia, se puso en contacto con Hitachi Vantara para monitorizar el flujo de personas, los espacios que quedaban más o menos liberados y a qué hora y así gestionar de una forma más racional la asignación de aulas, los accesos y las rutas que las personas hacen dentro del edificio. 

Ya sin cámaras, pero también con la intención de poder compartir datos sin incumplir la GDPR, Hitachi ha presentado la solución Big Privacy. Pensemos como un banco: en una era marcada por la irrupción del fintech y los neobancos, la gran base de datos que todavía poseen es su principal arma de batalla. ¿Qué pasa si Europa (y otras regulaciones que imitan nuestra GDPR) limitan su capacidad de mover esa información, no solo con otras empresas sino dentro de la propia organización, para hacer más eficaz su estrategia y más rentable su negocio? La seudonimización de datos es la respuesta de Hitachi. 

Esta posibilidad que recoge la GDPR, abre la puerta a motores de inteligencia artificial como estos, que hacen un gemelo digital de cada individuo en el que dividen su perfil en tres elementos (imaginemos a una cliente llamada María de la que se extraen tres datos cruciales: el  hecho de ser mujer, de tener entre 30 y 40 años y de ganar 60.000 euros al año). Después, en cada perfil gemelo, se reemplazan campos de información personal dentro de un registro de datos por uno o más identificadores artificiales o seudónimos. Y eso le permite a la empresa, que es la única que sabe que esos tres atributos corresponden a María, mover esos tres gemelos entre sus bases de datos y el mercado, sin que nadie más que ese banco sepa al final de quién estamos hablamos. Negocio, compliance y maximización del dato. 

"La data economy tiene nuevas reglas y una de ellas es que impone la velocidad del ahora. No hay que hacer más, sino mejor. Y mejor, con menos", decía Brian Householder, CEO de Hitachi Vantara, que reclamaba la necesidad de acercar insights de negocio reales a las empresas con toda esa información. Porque como añadía Brad Surak, Chief Product Officer, "el dato es solo la primera fase de esta profunda transformación".

Banca: un 15% más de fondos para mover Los bancos no pueden mover todo el dinero que tienen. Cada día, deben disponer de una cantidad constante que se quedan para responder a las demandas de sus clientes. Reservar más dinero del necesario hace que el banco pueda invertir menos y, por tanto, ganar menos. Y por eso Hitachi ha presentado Intraday Insights, una herramienta que analiza los flujos de caja diarios para señalar con mayor precisión cuánto dinero necesitará guardar cada día un banco. Los técnicos aseguran que en el primer mes de implementación los bancos disponen de entre un 10 y un 15% más de fondos libres para mover en el meradl y , por tanto, ganar más.