TIC    Conectividad

Huawei no titubea en 5G: tendrá un móvil a mediados del año próximo

Chaobing Yang espera "un esfuerzo conjunto de operadoras, fabricantes y desarrolladores de aplicaciones" para desplegar la futura tecnología

14 NOV. 2018 - Riga (Letonia)
7 minutos
Chaobing Yang de Huawei durante su presencia en la Conferencia 5G celebrada en Riga (Letonia). / INNOVADORES

Más que por agresividad comercial, la china Huawei se caracteriza por lanzarse a los mercados con auténtica fiereza en ofertas, operaciones de márketing e imagen, e introducción de dispositivos con nuevas características. Y lo próximo es el 5G.

Aunque todos los agentes relevantes plantean reservas e intentan dar sus pasos con cautela. Empezando por las telecos, que van con el freno de mano echado, como se vio en la reciente Conferencia Báltica y en posteriores declaraciones y análisis. La nueva tecnología empezará por aplicarse en la industria. Nadie muestra prisa por llegar al mercado de consumo, a los móviles de los ciudadanos. Eso será después de 2020, dicen los expertos, empezando por el responsable de la Comisión Europea, Roberto Viola.

Sin embargo, le preguntas al presidente mundial de producto 5G de Huawei, Chaobing Yang, para cuándo espera lanzar su primer móvil para el gran público, y responde sin pestañear: "A mediados del año que viene". Pero nadie podrá usarlo para entonces, porque todavía no habrá redes. "Nuestro dispositivo 5G será compatible con las redes 2G, 3G, 4G", replica a INNOVADORES.

Yang reconoce que "para los usuarios de smartphones, en la primera fase, el 5G seguirá dependiendo de la red 4G. Y la red continuará siendo operada con el modelo de negocio del 4G". Explica que la capacidad de una nueva estación, en la misma banda, será 20 o 30 veces superior a la anterior de 4G, "pero al mismo tiempo, el coste por bit tiende a reducirse, hasta 10 veces. Así que es beneficioso para el operador y mejora la calidad". Otra cosa es la creación "de un ecosistema IoT", que según Yang puede empezar a desplegarse ya sobre 4G.

"El 5G es un estándar global y estamos preparados para competir desde este mismo año", añade Yang, refiriéndose a los dispositivos para infraestructuras que deberían empezar a instalarse ya, según los planes y entusiasmo de la UE. 

El directivo pone énfasis en que Huawei juega como un competidor global y pretende estar en todos los mercados, pero "hay diferentes regiones y los tiempos para el despliegue no serán iguales. En algunos países ya está asignado el espectro [sobre el que operará la red], mientras en otros aún se está discutiendo. Y en otros, está sin decidir qué clase de uso se quiere dar al 5G".

Ya que Europa quiere ir por delante, Yang recuerda que "Huawei desplegó en Noruega, con [la operadora] Telia la primera red comercial 4G del mundo en 2009". Ahora confía en que los países nórdicos y bálticos vuelvan a ser pioneros. 
"Tenemos un equipo de desarrollo repartido por todo el mundo", explica, para reforzar su papel como actor global, no sólo fabricante de móviles. !Hay, por supuesto, un grupo en China, pero tenemos también equipos en Finlandia, en Suecia -en Estocolmo y en Rosenborg-, en Italia, Alemania, Reino Unido y Francia".

Un dato que maneja Huawei es que en los países del norte de Europa el consumo de datos por usuario está en torno a nueve gigabytes al mes. "Si el consumo es tan elevado, eso significa que necesitas una tecnología mejor, como el 5G". Además, la región tiene la ventaja de que el problema del espectro de banda ancha necesario ya está resuelto. "Para hacer un desarrollo comercial eso es lo primero que necesitas. En China todavía no está asignado".

"El siguiente paso depende de decisiones de negocio. De qué tipo de capacidades se quiera dotar a la red", advierte Yang. "Necesitamos llegar a acuerdos con clientes globales y ser capaces de desplegar soluciones en diferentes escenarios, en grandes ciudades y en áreas rurales". Advierte que el "ecosistema" de la nueva tecnología requiere un "esfuerzo conjunto de las operadoras, del transporte de señal, de quienes desarrollan las aplicaciones, los fabricantes…". 

¿Y cuál será el uso clave, la killer aplication, del 5G? Yang, prefiere no hacer apuestas concretas: "Hay grandes inversiones, pero la cuestión es cuál aprovechará mejor las enormes capacidades de esta red, su alta velocidad, su mínima latencia y que puede soportar muchas más conexiones… Sin duda la tecnología traerá nuevas aplicaciones para la sociedad".