Actualidad    Agrotech

Innsomnia entra en el agrotech con su Digitalizadora Agraria

El objetivo es conformar un 'pool' de empresas que lancen retos en este sector. Hasta el próximo mes de marzo podrán sumarse al proyecto empresas de diferentes sectores

21 ENE. 2019
11 minutos
Debate sobre el sector agrotech durante 'La Digitalización Agraria: el encuentro entre agricultores y startups'. / Vicent Bosch

Innsomnia, uno de los dos únicos centros en España reconocidos por la Unión Europea como Digital Innovation Hub, ha anunciado el lanzamiento de La Digitalizadora Agraria, que aspira a ser el mayor proyecto privado de agrodigitalización en España. Tras su experiencia en los sectores fintech, insurtech e Industria 4.0, la aceleradora con sede en Valencia y Madrid apuesta ahora por el sector de la agroalimentación.

El objetivo de Innsomnia es conformar un pool de empresas que lancen retos en este sector al igual que ha hecho con insurtech. Hasta el próximo mes de marzo podrán sumarse al proyecto empresas de diferentes áreas de know-how y sectores como el mecánico, el “bio”, las eléctricas, las grandes tecnológicas, universidades, banca o seguros. Asimismo, las asociaciones de agricultores para este proyecto pionero en España.

Una vez definido el pool de empresas, se concretarán los retos que lanzarán a las Startups, que está previsto para el mes de abril.

La presentación privada se realizó el pasado día 17 ante un grupo de 150 agricultores, en una jornada de formación bajo el título “La Digitalización Agraria: el encuentro entre agricultores y Startups”, organizada por Innsomnia. Entre los participantes se encontraban Rafael Navarro, cofundador de Innsomnia; Juan S. Torres, secretario general de la Asociación Valenciana de Agricultores AVA-Asaja; César Marcos, experto en agrodigitalización; Mercedes Iborra, cofundadora de Visual Nacert; o Fede Pérez, director general de Pulverizadores Fede.

El agricultor se enfrenta a una realidad a la que urge hacer frente y que pone en riesgo la salud de un sector que supone el 10% del PIB en España. Cada vez la población mundial es mayor, las hectáreas de tierras de cultivo menores, hay desertización y falta de agua, el consumidor exige cada vez más información así como productos competitivos, seguros y de gran calidad ¿Cómo afrontar este cambio de paradigma? Todos lo tienen claro: mediante la digitalización del campo. Sin embargo, existen barreras que hasta el momento han sido un evidente freno a este proceso. En primer lugar, según explicaba el representante de los agricultores valencianos, Juan S. Torres, “es muy fácil digitalizar grandes explotaciones, el problema reside en las pequeñas”, que representan la mayor fuente de empleo del sector. La rentabilidad es la punta de lanza de cualquier empresa, y las pequeñas dudan que la inversión que supone la digitalización vaya a tener un retorno.

¿Cómo afrontar este cambio de paradigma? Mediante la digitalización del campo

Aún con todo, según convenían los expertos, la democratización de ciertas tecnologías acompañada de iniciativas como la Digitalizadora Agraria, en la que son las Startups las que trabajan codo con codo con los agricultores, con soluciones a medida y asequibles, puede y debe impulsar el sector de la agricultura, como ya ha sucedido con otros como la Banca o la industria. Por otro lado, coincidían los asistentes, la acuciante necesidad de subirse al tren de la denominada Revolución 4.0 “debería entrar con fuerza en la agenda política” y las administraciones públicas deberían coger el guante y fomentar el camino hacia la digitalización.

“El futuro de la agricultura depende de la capacidad de investigar e innovar del sector, quien no esté digitalizado en tan sólo unos años tendrá que reorientarse o desaparecer”, afirmó el César Marcos, periodista especializado en agrolimentación y responsable de comunicación de la Red Rural nacional del Ministerio de Agricultura. En este sentido, apuntó a que el punto de inflexión vendrá en el momento en el que las grandes superficies exijan ciertos requisitos para introducir productos agrícolas en sus lineales, como por ejemplo, la trazabilidad de principio a fin de una referencia. De hecho, a finales de 2018, Carrefour lanzó en España el primer sistema de trazabilidad alimentaria blockchain en uno de sus productos: el pollo campero criado sin tratamientos antibióticos. ¿Qué significa esto? Transparencia certificada para el consumidor, compromiso y autovigilancia por parte del productor. En este mismo sentido, se ha anunciado para el próximo mes de febrero la presentación del proyecto conceptual en periodo de experimentación del primer aceite de oliva Virgen Extra Blockchain. Esta tecnología se extenderá a marchas forzadas en los próximos años principalmente entre aquellos productos entre los que se valora especialmente su origen y procedencia, como las Denominaciones de Origen.

Pulverizadores inteligentes y software de gestión agrícola 4.0

Dos de los participantes en las Jornadas organizadas por Innsomnia fueron VisualNacert y Pulverizadores Fede, dos referentes de cómo la colaboración entre los grandes corporates y las empresas de base tecnológica son sinónimo de éxito. “El agricultor debe perder el miedo a la tecnología, debe tocarla y entender que es su aliado”, explicó durante la jornada Mercedes Iborra, cofundadora de VisualNacert, y profunda conocedora de la relación entre las empresas emergentes y las grandes tecnológicas. Su empresa fue de las primeras de las que hoy se conocen como agrotech. Se dedica principalmente a desarrollar soluciones tecnológicas que fomenten la conectividad con máquinas, sensores y bases de datos para automatizar la información y que los agricultores sean más eficaces. Disponen de uno de los softwares agrícolas más desarrollados del mercado VisualGreen y Visual 4.0.

Pulverizadores Fede, por su parte, es “una startup –valenciana- de más de 50 años de edad”, bromeaba su director general en el desarrollo de la Jornada de la Digitalizadora Agraria. Esta empresa, que se dedica en exclusiva al diseño y fabricación de atomizadores y nebulizadores, desarrolló una tecnología, que a día de hoy utiliza John Deere, el fabricante estadounidense de maquinaria agrícola con una cuota de mercado en el ámbito nacional que ronda el 30%.  El H3O es “una tecnología de precisión, un sistema inteligente de calibración en función de la masa vegetal que permite una reducción de combustible de hasta 5l/h y la reducción de la deriva real de un 47,6%”. Esta tecnología se une al Smartomizer, que garantiza la conectividad del atomizador, y permite visibilidad y trazabilidad totales de los tratamientos realizados, para mejorar las decisiones de las empresas agrícolas”, explicó Fede Pérez.

Todos los asistentes y los ponentes de la Jornada celebraron la existencia de la primera iniciativa privada en España para impulsar la digitalización del sector agrario. “Innsomnia dispone ya de un conocimiento muy consolidado en la promoción de hubs de innovación en abierto en diferentes sectores. Sabemos que unir a diferentes operadores, que no son competencia entre sí, para diseñar sus propios retos en el marco de una aceleradora como es Innsomnia y en el que se buscarán soluciones en startups ya consolidadas, es un modelo que funciona”, apuntaba el cofundador de Innsomnia durante el encuentro. “Queremos ser motor de transformación y digitalización de un sector tan importante como la Agricultura”, concluyó.