TIC    NEGOCIO

Intel quiere maximizar la productividad de los trabajadores con su nueva plataforma vPro

Norberto Mateos subraya un ahorro de 300 dólares por puesto, por las características del equipo y necesidades de infraestructura

10 MAY. 2019
7 minutos
Norberto Mateos, director general de Intel Iberia, en la presentación.

"Después de haber 'matado' al PC varias veces, nos damos cuenta de que sigue siendo fundamental en las empresas", dice Norberto Mateos, director general de Intel Iberia, poniendo en suerte la nueva plataforma vPro, destinada al ordenador corporativo. La idea que plantea el fabricante de chips es responder a cuatro vectores de interés para este tipo de clientes: la experiencia de usuario, los criterios de seguridad, la 'gestionabilidad' del dispositivo (para los chicos IT de la compañía) y la estabilidad de la inversión, atribuyéndole un [modesto] ciclo de vida de 18 meses.

La propuesta asume el hecho de que la informática corporativa se ha transformado y ahora hay más notebooks que desktops. La plataforma vPro se basa en los procesadores de octava generación Whisky Lake (ahora con el apellido 'Refresh').  Apoyándose en un estudio de Forrester, Mateos señala que el coste total de inversión por equipo se reduce en 300 dólares. Una rebaja que se argumenta tanto en las características de los dispositivos basados en la plataforma, como en las necesidades de infraestructura para atenderlos.

En particular, esto último se refiere a la incorporación de conectividad Wifi 6 en la plataforma. La ventaja de esta nueva versión de conexión inalámbrica basada en protocolos 802.11 ax (la anterior es 'ac'), explica la directora de tecnología Patricia Pozuelo, es que permite atender a la misma cantidad de usuarios conectados con menos puntos de acceso, o "aumentar la cantidad de PCs conectados, con la misma cantidad, hasta cuatro veces más dispositivos". Pozuelo indica, además, que "con el protocolo WAP 3 se optimiza el perímetro espectral, logrando un 40% más de velocidad".

Otro aspecto que subraya Mateos es un incremento de seguridad "encapsulada" en lo que Intel ha denominado "escudo de seguridad". Se trata de un paquete aplicado a nivel de hardware en la BIOS del sistema, para proteger el firmware, las instrucciones básicas de funcionamiento impresas en el chip de arranque para la comunicación del procesador con los sistemas del PC.

Este escudo tiene cuatro funciones: el control de si algún intruso ha entrado en la BIOS; un security reporting para ver desde la BIOS el comportamiento del sistema operativo (SO); la 'BIOS resilance', con sistema de permisos y bloqueos para proteger el firmware; y 'TXT', un canal seguro entre el SO y la propia BIOS.

Mateos enumera otras ventajas que añade la plataforma, como un incremento de la duración de la batería, para que llegue hasta las 11 horas, "algo más parecido a lo que puede ser una jornada de uso real". También estima aumentos de rendimiento de hasta un 65%, "respecto a equipos equivalentes de hace tres años".

Y la inclusión de memorias Optane. Un tipo de memoria que Intel promueve desde hace un par de años, a mitad de camino entre la memoria RAM (por características de velocidad) y un disco SSD (por capacidad de conservación de los datos).

"La memoria Optane redefine los sistemas y la capacidad de los ordenadores, como una capa intermedia entre la RAM y el disco duro. Con una tarjeta H10, con memoria Optane, y un disco SSD se pueden lanzar las aplicaciones dos veces más rápido y también se pueden hacer diseños de dispositivos más atractivos, con menos consumo", afirma del director general de Intel, que prevé la inmediata llegada al mercado de equipos fabricados por HP, Lenovo, Dell y Panasonic que incluyen la plataforma VPro. Los primeros procesadores que la soportan son de las categorías i5 e i7.

Modem 5G

En cuanto a otros puntos inevitables en la actualidad del mundillo de los chips, Mateos afirma que "Intel sólo ha cancelado el desarrollo de un modem 5G para smartphones", pero, para otras plataformas, esa tecnología "esta en evaluación. Habría que establecer un caso de negocio, con arreglo a las necesidades de los fabricantes". No obstante, entiende que podría tener "mucho más sentido incluir 5G en ordenadores de consumo", que en plataformas profesionales.

Y sobre el protagonismo que está adquiriendo la inteligencia artificial en los usos más cotidianos, sin que de momento Intel haya anunciado movimiento alguno para incluir capacidades específicas en sus chips, Mateos considera que la IA "va a interceptar usos de portátiles, en la gestionabilidad de plataformas como VPro, con funciones inteligentes para predecir y gestionar problemas antes de que se produzcan".

También prevé que, con desarrollos de Movidius (empresa especializada en visión artificial que Intel compró hace algo más de dos años), se puedan establecer "inferencias desde el punto de vista de la cámara", en el puesto del cliente, como "un paso" para cambiar la forma de interactuar con el usuario.

En todo caso, el interés declarado de Intel en este momento pone un foco otra vez en la tecnología de los PC, "que se está valorando como hacía mucho tiempo que no, quizás como consecuencia de la implantación de Windows 10".