Entrevistas    RECURSOS HUMANOS

Inteligencia artificial, blockchain y chatbots, las nuevas armas para la “guerra del talento”

La compañía de software de recursos humanos Cornerstone sitúa estas tecnologías como los ejes que van a revolucionar el universo de la captación de talento

13 FEB. 2019
7 minutos

Buscar trabajo es una tarea ardua y a veces (muchas) frustrante y desagradecida. Pero, buscar trabajadores, tampoco es una empresa sencilla. La tecnología se ha convertido en una gran aliada para componer con éxito el puzle de la empleabilidad y, más allá de la revolución que en su día supusieron fenómenos como las webs en las que colgar y solicitar ofertas de empleo, el futuro de la captación de talento viene ahora marcado por tres herramientas tecnológicas clave que prometen revolucionar el sector: la inteligencia artificial, los chatbots y la tecnología blockchain.

Así lo ve al menos con Marc Altimiras, vicepresidente en el Sur de Europa de Cornerstone, multinacional especializada software de gestión de recursos humanos en la nube con la que trabajan grandes empresas como Xerox o Virgin Mdeia o BBVA, Suez y Mahou San Miguel si ponemos el foco en el mercado español. La tecnología ya se utiliza para encontrar candidatos a través de webs y redes sociales especializadas, pero hay demasiadas webs y contenido muy diverso. "Con la inteligencia artificial podemos buscar en las redes solo a los candidatos más relevantes y luego interpretar sus currículums para hacer la mejor selección de candidatos", explica. Y es que si bien es cierto que internet amplía las posibilidades de la búsqueda, también la dificulta por una cuestión de preso. "Los vólumenes de datos analziar aumentan y si no tenemos ayuda tecnológica sería imposible que alguien lo hiciese con un número finito de horas", dice para justificar la necesidad de este tipo de herramientas. 

Pero al margen de buscar con más precisión la aguja en el pajar, ¿cómo cambia todo esto la experiencia del que busca empleo en el proceso de selección? "Ahora es mucho más interactivo", responde el experto de Cornerstone. Los potenciales candidatos quieren feedback y no se conforman con un "ya te llamaremos". Aquí es donde entran en juego los chatbots, como sistemas que pueden responder las preguntas más sencillas que puedan tener los candidatos. "El objetivo es utilizar la tecnología para acercarse a ellos", cuenta Altimiras. 

Pero también para comprobar que nadie juega a la trampa con su currículum. Así, tecnologías como el blockchain prometen ser aliadas cruciales para evitar las mentiras y la titulitis. "Con blockchain podemos coger cada componente del CV y validarlo, encapsular la información y hacerla verificable", explica. En este sentido, son ya varias las universidades que trabajan con esta tecnología para certificar sus títulos y ahuyentar a los tramposos

Para lograr cerrar estos procesos con éxito, también se requiere de un cambio de mentalidad en las empresas, que pasen de ser "reactivas a proactivas" trabajando su marca como empleadores pero también adaptándose a los perfiles que buscan. "No es lo mismo buscar empleados para hostelería, donde la experiencia tiene que ser más móvil y rápida, que si buscamos perfiles tecnológicos muy concretos", cuenta, por lo que es importante saber dónde se concentran cada uno de ellos. 

Mirar hacia dentro es otra de las grandes tendencias que está irrumpiendo en las corporaciones que buscan ampliar su plantilla: buscar el talento primero entre el personal con el que ya cuenta la organización. Para eso es fundamental saber exactamente con qué habilidades y destrezas cuentan los empleados y cuáles son sus posibilidades de futuro. “Las empresas pueden implementar la inteligencia artificial par ayudar al empleado a visualizar el futuro de su carrera profesional”, dice Altimiras, como una forma también de aumentar su compromiso hacia él. Así, gracias a esta tecnología, se puede mostrar qué camino han seguido personas con formación, habilidades y experiencia parecidas y plantear así un árbol de posibilidades concreto: nuevos estudios o nuevos idiomas, por ejemplo, que le permitan encajar en una nueva solicitud de empleo. 

¿Estas herramientas para mejorar la búsqueda de talento son solo para grandes compañías?. Para Altimiras es justo la contraria gracias a los sistemas de Software as a Servicie como los que ellos ofrecen. "Una empresa pequeña no tiene que inventar nada, solo utilizar la tecnología. Estamos industrializando estos procesos", explica. Mientras, lo que las grandes compañías hacen es "no basarse en esos procesos estandarizados, sino personalizar los algoritmos para ajustarlos más a sus preferencias" y encontrar así a los mejores candidatos. 

"Tenemos clientesdesde 80 empleados hasta 200.000", dice, sobre el perfil de las compañías que emplean estos servicios. Y todo ellos quieren responder con las mejores armas a la "guerra de talento" que se está viviendo en el mercado laboral, especialmente en determinados sectores. "Las empresas quieren habilidades que son tan nuevas que son escasas. Así que quien tenga esas habilidades, tiene el poder. Y por eso  van a buscarles dónde estén, como en las redes sociales, con la mejor tecnología".