TIC    A ritmo de startup

Inteligencia artificial para viajes de negocio

Esta startup, que dota de inteligencia a las reservas de viaje corporativas, ha logrado una facturación de 100.000 euros al mes en apenas siete meses de vida, con miras a expandirse a Europa o Latinoamérica

5 minutos
La startup Triporate reside en el Campus de Google en Madrid. / INNOVADORES

Hoy en día, es difícil concebir una profesión en la cual los viajes de trabajo no formen parte del día a día de su actividad. Y, sin embargo, la gestión de estos trayectos sigue estando en manos de las clásicas agencias de viaje, cuya experiencia de usuario no siempre es la más positiva: tiempos de gestión muy largos, errores en las reservas, problemas de comunicación...

En estas lides surge Triporate, una startup residente en el Campus de Google en Madrid, que en apenas siete meses de vida ya gestiona 800 viajes al mes y trabaja con más de 60 empresas, desde pymes a compañías medianas con alta demanda de viajes como puede ser Aldeas Infantiles. Además, puede presumir de haber logrado la ronda seed más rápida de la historia de España (una hora), con el apoyo de Bankinter y Aurorial.

"El interés de los fundadores por este segmento viene de cuando todos nos dedicábamos al 'viejo corporate' y viajábamos con cierta asiduidad. Nos dimos cuenta de que había 8 o 9 puntos de fricción a la hora de gestionar estos viajes y decidimos aprovechar la oportunidad para resolverlos", explica Sergio Orozco, cofundador de la empresa. 

El primer aspecto en el que Triporate modifica el paradigma es el canal de comunicación que habitualmente pensaríamos para una agencia de viajes. "Podíamos optar por una plataforma web o una aplicación, pero lo que todos los empleados tienen seguro es el correo electrónico corporativo", dice el emprendedor. Además, esos mensajes se manejan de forma sencilla, sin tener que especificar las políticas de la compañía respecto a sus hoteles, vuelos o precios; eliminando además el paso humano de la confirmación de la reserva una vez el trabajador acepta la propuesta de viaje.

La segunda revolución que plantea Triporate pasa por dotar de inteligencia artificial a todo este proceso. "Los viajes de negocio tienen una cierta recurrencia y las personas caen en patrones o vicios. Eso es información que podemos gestionar, para no solo dar un servicio de primera mano, sino también aprender de lo que está sucediendo dentro de la empresa", añade Orozco.

Triporate se ha planteado tres fases de desarrollo de su capa de inteligencia artificial: algoritmos para mejorar la eficiencia humana, pasando luego a una capa heurística (machine learning) y, finalmente, llegando a deep learning como tal, donde la intervención humana en la gestión de un viaje de trabajo será menor al 10% del proceso. "Ahora mismo estamos entre la primera y segunda fase", reconocen sus impulsores.

"Esperamos comenzar a tener estas capacidades de inteligencia en 2019 y llegar ya a la tercera en 2020". Desde un punto de vista técnico, Triporate está apostando por la tecnología Amp4Email para dotar demás interactividad en el propio e-mail sin necesidad de redirecciones a otros sitios web, así como por algoritmos de Tensorflow para reconocer patrones de viaje y extraerlos para futuras peticiones de viaje, evitando el fallo humano en el proceso. 

"Gracias a todo ello, podemos realizar la gestión completa del viaje, de una manera entre 8 y 10 veces mas eficiente y rápida que las agencias de viajes convencionales", defiende Sergio Orozco, quien asegura poder gestionar un viaje en menos de 15 minutos... o menos: "Una reserva de AVE, que está muy acotado, podemos hacerla en 30 segundos".