Actualidad    AMETIC

Isabel Celaá aspira a “universalizar la capacidad de aprender a aprender” en la esfera digital

La ministra de Educación expone en el congreso de Ametic la apuesta en educación digital del Ejecutivo socialista, reflexionando sobre la necesidad de romper con los silos en el aprendizaje y apostar por enseñar en capacidades y no en la simple memorización de información

03 SEP. 2019 - Santander
5 minutos
Isabel Celaá, ministra de Educación en funciones, en su intervención en el congreso de AMETIC / INNOVADORES

En los mentideros de la industria digital, una de las principales quejas que prolifera y se multiplica de manera exponencial es la falta de profesionales cualificados para cubrir nuevas posiciones de base tecnológica. Los saltos con pértiga que las empresas tienen que hacer para encontrar titulados bien preparados es ingente. Pero el modelo educativo imperante en países como España no es el más adecuado, por decirlo finamente.

Hablamos de un planteamiento basado en la memorización de información, "enciclopédico" como ha llegado a denominarlo denostademente la ministra de Educación, Isabel Celaá, en su intervención hoy en el 33º Congreso de AMETIC en Santander. Una estrategia vacía de competencias digitales básicas y de habilidades 'soft' como el pensamiento crítico o la creatividad.

Celaá ha admitido que existe un "déficit de formación en habilidades en matemáticas o ciencias", necesarias para cubrir el hueco laboral clave para el desarrollo de la industria digital patria. Fruto, en su opinión, que es resultado de una variedad de factores incluyendo "una visión basada en asignaturas y no en áreas interdisciplinares" y "una mira cortoplacista de educación formal, en lugar de otra que dure toda la vida".

No en vano, la ministra reflexionó ampliamente en su intervención sobre el rol del conocimiento y su replanteamiento en el siglo XXI. "Los resultados del conocimiento son impredecibles, por eso necesitamos un capital humano preparado no solo pra responder a los cambios, sino para generarlos. Tenemos que preguntarnos aquello de 'educar para qué mundo, para qué sociedad, para qué futuro', en el que lo único que está claro es el cambio permanente".

En este camino para "universalizar la capacidad de aprender a aprender como nueva garantía cultural", como así ha dicho Celaá, el Ejecutivo socialista ha puesto sobre la mesa algunas medidas concretas que, por supuesto, están supeditadas a la formación de gobierno y a la estabilidad hoy inexistente en nuestro país.

Entre ellas, Isabel Celaá ha adelantado una "estrategia de digitalización en educación y Formación Profesional, que requerirá 226 millones de euros para materializarse y que estará basado en un plan integral conectado con otras experiencias de éxito nacionales e internacionales. y con foco en habilidades STEM". 

Y dentro de este plan, la ministra se ha comprometido a que en 2021 se complete el plan de conectividad de los centros educativos de nuestro país, así como al desarrollo de un marco estatal de competencia digital trabajado junto a las CCAA.  También se ha planteado la creación de una escuela de inteligencia artificial en el propio Ministerio, que ofrezca formación continua, soluciones e investigación sobre los avances tecnológicos.

E incluso, ha comentado Celaá, se está planteando la modificación de la arquitectura y los espacios físicos de los colegios de cara al estudio y trabajo de contenidos de base digital. Lugares que servirán como contenedor para "incorporar desde edades tempranas la programación, la inteligencia artificial o la robótica en los programas educativos".

Finalmente, Isabel Celaá ha remarcado su apuesta clara por la FP, como generadora de puestos de empleo digital de calidad. Entre sus propuestas concretas encontramos la promesa de que en un año, todos los programas de Formación Profesional cuenten con un módulo específico de digitalización para su área de trabajo. Además, la ministra ha anticipado la creación de 250.000 nuevas plazas de FP en cinco años, con foco claro en las temáticas más ligadas al mundo tecnológico.