TIC    Seguridad

Juego limpio en los eSports: ya se pueden detectar trampas en tiempo real

Kaspersky desarrolla una nueva solución basada en la nube que, además de detectar trampas en tiempo real, permite compartir informes automatizados

04 OCT. 2019
4 minutos
Kaspersky lanza su solución Anti-Cheat. / Florian Olivo / Unsplash

Detectar en tiempo real prácticas deshonestas en las competiciones de eSports. Este es el reto de la nueva solución que ha presentado Kaspersky Anti-Cheat, desarrollada para ayudar a los organizadores de este tipo de competiciones a combatir las trampas en el juego. Solo el 12% de los jugadores online dice que su experiencia nunca se ha visto arruinada por acciones desleales de otros jugadores, según la última Encuesta Global de Juego de Irdeto, mientras que uno de cada tres jugadores ha confesado haber hecho trampas.

Se trata de una nueva solución basada en la nube que, además de detectar trampas en tiempo real, permite compartir informes automatizados con el cliente, quien puede tomar una decisión disciplinaria. De hecho, con este tipo de prácticas, "los tramposos pueden dejar fuera de la competición a otros jugadores honestos o incluso a profesionales, lo que repercute en las relaciones dentro de la comunidad de juegos".

Además, señalan desde Kaspersky, "las trampas pueden afectar a la popularidad y la reputación de un torneo, y eventualmente reducir los ingresos o el número de colaboraciones de los organizadores".

Para minimizar la posibilidad de este tipo de comportamiento en las competiciones de eSports, Kaspersky ha lanzado su sistema Anti-Cheat, que puede integrarse a través de la API de la plataforma eSports, desplegarse a los jugadores y utilizarse para garantizar el juego limpio durante las fases online de una competición, cuando es especialmente difícil controlar las trampas.

Con esta solución, el jugador que quiere participar en una competición online necesita instalar el cliente Anti-Cheat distribuido por la plataforma de juego. Una vez instalado en su equipo, se recopila la información sobre el proceso del juego, se envía a la nube de Kaspersky y se analiza para detectar eventos sospechosos.

Al mismo tiempo, el árbitro de la competición recibirá informes sobre trampas en tiempo real a través de una interfaz web. Así, la solución Anti-Cheat de Kaspersky proporciona evidencia técnica de las trampas sin llevar a cabo ninguna acción sobre el jugador, pero dejando la decisión final al árbitro y a los organizadores de la competición.

"El juego limpio es muy importante para los jugadores que se esfuerzan por mostrar su habilidad. Cuando juegos como CS:GO, PUBG o DOTA 2 se llenan de tramposos, los jugadores honestos dejan de jugar o incluso abandonan para siempre", explica Anton Selikhov, responsable del producto Kaspersky Anti-Cheat.

Deportes electrónicos

Durante los últimos años, el sector de los deportes electrónicos "ha evolucionado de ocio alternativo para los más jóvenes a toda una realidad". Según los datos recogidos en el primer Observatorio del Deporte Electrónico, elaborado por Arena Media, de los 36,1 millones de internautas españoles, más de 23 millones son jugadores, gastando de media un total de 130,65 euros anuales.

Ante estas cifras, la estrategia de Kaspersky en este sector se ha reforzado para "atraer y concienciar sobre los ciberpeligros a una audiencia cada vez más joven y más digital".