A fondo    Evento

La Big Idea: tecnología a escala humana

La era de los mensajes que encumbraban a la revolución tecnológica como motor de un crecimiento económico sin límite, van dejando paso a las llamadas a promover un desarrollo a escala humana. Así se deja ver en la primera edición de SomosMujeresTech Big Ideas 2019, organizado por INNOVADORES Y H+K Strategies

A. I. / N. C. / N. H. / C. I.
31 MAR. 2019
12 minutos

En línea con el giro discursivo de los líderes tecnológicos, que quedó patente en el último Foro de Davos, tanto en las Big Ideas que presentaron 11 directivas de grandes compañías multinacionales de la iniciativa #SomosMujeresTech, como en el posterior debate al que se sumó la investigadora del CSIC Montserrat Calleja, no se habló ya de la revolución digital en clave de crecimiento económico, como ha venido siendo habitual en los años siguientes al estallido del nuevo ciclo, sino como herramienta de integración de la sociedad y de la persona. 

Más información

Se habló de dotar a todos los ciudadanos de identidad, de diseñar dispositivos electrónicos pensando en su posterior reciclado, de un MasterTech que difunda las tecnologías y de otorgar créditos a los universitarios que se las expliquen a otros estudiantes, de agricultura en la ciudad, de inclusión financiera, de no aceptar ningún evento ni debate que no incluya a mujeres, de espacios adaptados al nuevo trabajador, de microvídeos para redes sociales con testimonios de mujeres directivas, de educar en salud desde la infancia y empoderar al paciente, de democratizar las soluciones tecnológicas, de la nueva vida de las empresas y las instituciones en la nube...

El evento, inédito en España, fue organizado por INNOVADORES by Inndux y la consultora Hill+Knowlton Strategies, contó con el patrocinio de Mastercard y CaixaBank y colaboraron en su realización la Fundación Conexus, Dircom Spain, la Fundación Pons y Fedepe. El espacio escogido no podía ser más propicio a los mensajes sobre innovación, el CaixaForum Madrid. La consejera de H+K Strategies, Eloisa Alonso, abrió la jornada con una llamada a "dar visibilidad y reivindicar el papel de los puestos de liderazgo, porque ahora las mujeres solo representan el 18% del sector tecnológico". Por su parte, el director de INNOVADORES by Inndux, Eugenio Mallol, subrayó la decisión de las directivas de hablar "en primera persona, de huir del discurso institucionalizado".

Batet apuesta por la colaboración público-privada para avanzar en la igualdad

Las palabras inaugurales corrieron a cargo de la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, quien coincidió con Alonso en que "una de las causas de la falta de vocaciones entre las jóvenes es la falta de referentes y de modelos a seguir". En su opinión, "las ponentes muestran que esos referentes existen, pero el problema es la poca visualización" de estas mujeres en puestos de liderazgo. La ministra animó a las integrantes de la iniciativa #SomosMujeresTech a "haceros presentes y mostraros como lo que sois, un ejemplo para esas jóvenes, que son el futuro de nuestra sociedad y que aún deben enfrentarse a obstáculos por el mero hecho de ser mujeres".

Batet proclamó que la "modernización de España tiene rostro de mujer" y señaló que la prueba es que "son mayoría en las universidades y tienen los mejores expedientes académicos". Sin embargo, recordó que son "pocas son las que llegan a los puestos directivos", debido entre otras razones a que las mujeres "aún no son libres de elegir su destino como lo son los hombres", porque persiste la "imposición" que provoca "muchas veces una autolimitación por cuestión cultural" que genera esa discriminación de género.

Para lograr aumentar el porcentaje de mujeres directivas del sector tecnológico, la ministra de Función Pública aboga por la colaboración entre el sector privado y el público para "seguir avanzando y conseguir que la igualdad sea una realidad". Según dijo, "tenemos que estar alertas para evitar un retroceso y no quedarnos estancadas en los avances que vamos consiguiendo. El siglo XXI va a ser el de las mujeres".

A continuación, tomaron la palabra las 11 directivas que debían defender su Big Idea para 2019. El esquema era sencillo: tres minutos de intervención cada una, en los que debían exponer un problema con el máximo alcance posible y plantear una solución susceptible de ser puesta en marcha. Tenían frente a sí al auditorio principal del CaixaForum Madrid y a un miembro del Gobierno para escucharlas. 

Una vez expuesta la Big Idea, cobra vida y va a poder ser enriquecida por el resto de la sociedad durante los próximos 12 meses a través de la plataforma Conquistando la Igualdad de Ideas4All Innovation. Dentro de un año, en la siguiente edición, no sólo se expondrán las Big Ideas para 2020, sino que también se evaluará el comportamiento de las que se han pronunciado ahora en el seno del ecosistema innovador.

En su exposición, la cibersecurity advisor Rosa Díaz remarcó que la iniciativa liderada por un grupo de economistas y académicos españoles por la cual se comprometían públicamente a no participar como ponentes en ningún evento académico (conferencia, congreso, jornadas o similar) o mesa redonda de más de dos ponentes donde no hubiera al menos una mujer en calidad de experta.

Pilar Torres, de Amazon Web Services, indicó que el acceso a la tecnología sólo estaba al alcance de las grandes corporaciones y gobiernos y eso significada una elevada inversión y una barrera en sí misma para la innovación por parte de pequeñas empresas, emprendedores y startups. Pero "afortunadamente esto ha cambiado dramáticamente gracias a la nube".

Por su parte, Noelia Lázaro de Packlink recordó que según la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de comida: un tercio de comida que se produce con fines alimentarios es desperdiciada. Y en la línea de la economía circular, para Emma Fernández, consejera independiente de compañías cotizadas en España y Francia, lo llamativo es que los desperdicios electrónicos alcanzan 55.000 millones al año, por lo que "deberíamos tomar conciencia y darle una segunda vida a los dispositivos electrónicos".

A Mónica Villas, consultora y profesora, le preocupa que haya ciudades pequeñas donde no hay academias o actividades extraescolares orientadas a la tecnología. Paloma Real, de Mastercard, puso el foco en las tecnologías de identificación biométrica que se usan en distintos ámbitos y que podrían servir para dotar de identidad a los 1.000 millones de personas en todo el mundo que no tienen acceso a un registro civil. Una línea argumental complementaria a la de Rita Estévez, de Experian, que incidió en la posibilidad de reunir información de valor sobre esas personas que las habilite para recibir créditos del sector financiero.

Otro de los aspectos de interés que salieron a relucir tiene que ver con la democratización de la tecnología, como punto de partida para conseguir que la innovación se extienda a todas las capas del tejido empresarial y de ese modo promover la diversidad y la igualdad. 

Iniciativa para dar visibilidad #SomosMujeresTech nació hace ya cuatro años como iniciativa de un grupo de directivas de empresas innovadoras que pretendían dar visibilidad en España a un debate ya muy intenso en el ámbito anglosajón acerca del papel de la mujer en el sector tecnológico. La colaboración con INNOVADORES by Inndux se traduce en una columna de opinión mensual y en la sección de Diálogos por la que han pasado en el último año, entre otros, Ángel Simón (Suez), Fuencisla Clemares (Google), Elena Valderrábano (Telefónica) o Cristina Garmendia (Fundación Cotec).

Información de Nerea Castro, Creu Ibáñez, Noelia Hernández y Alberto Iglesias.