Industria    MOTOR

La digitalización se cobra 4.000 empleos en Volkswagen

El grupo asegura que acaba con puestos de trabajo en unidades "no productivas", pero a cambio se compromete a crear otros 2.000 nuevos roles digitales

05 JUN. 2019
4 minutos

El grupo Volkswagen ha anunciado que su plan de digitalización y optimización de procesos supondrá hasta 2023 la destrucción de hasta 4.000 puestos de trabajo en unidades "no productivas" y la creación de al menos 2.000 nuevos "empleos digitales".

El mayor fabricante de automóviles de Europa ha explicado en un comunicado que este paso de su "hoja de ruta de transformación digital", acordado por la dirección y la representación de los trabajadores, afecta a Volkswagen Passenger Cars, Volkswagen Group Components y Volkswagen Sachsen GmbH.

Asimismo, el grupo ha anunciado la inversión de hasta 4.000 millones de euros en estos proyectos de digitalización, "principalmente en el área de administración, pero también en producción". "Consecuentemente, hasta 4.000 empleos en unidades no productivas en Volkswagen AG Passenger Cars, Vokswagen Group Components y Volkswagen Sachsen GmbGH no serán cubiertos en los próximos cuatro años. Un requisito previo para esto es que sean redundantes como resultado de la digitalización, la optimización de procesos y las mejoras organizativas", explicó la empresa.

Los puestos concretos que desaparecerán se acordarán en los próximos tres meses y la mayor parte de los nuevos "empleos digitales" se concentrarán en Wolfsburgo, la central del grupo. El responsable de Operaciones de la marca Volkswagen, Ralf Brandstätter, ha explicado que la empresa eliminará los trabajos afectados siguiendo la "curva demográfica" y de "la manera más socialmente responsable posible". La empresa se ha comprometido además a no realizar despidos en Volkswagen AG y Volkswagen Sachsen GmbH hasta 2029.

A este respecto, el presidente del Consejo General de los Trabajadores, Bernd Osterloh, ha valorado que no vaya a haber despidos obligatorios en diez años y la señal que se manda a los empleados del gigante automotriz con este acuerdo: "La digitalización trae cambio, pero los trabajos en Volkswagen permanecen seguros".

Para los recortes de empleo acordados, "debe quedar claro que las tareas han desaparecido, porque si no los puestos vacantes serán cubiertos", explicó Osterloh, que aseguró que los trabajadores no aceptarán "un aumento de la carga de trabajo".

La dirección y los trabajadores acordaron asimismo más inversiones en la denominada industria 4.0, la factoría conectada a internet, y unos incrementos de productividad asociados del 5 % al año hasta 2023. Por su parte, el presupuesto para la formación de trabajadores se aumentará en 60 millones de euros, hasta los 160 millones, para preparar a los trabajadores para la "ofensiva digital" de Volkswagen.