Finanzas    Privacidad

La identidad digital, un derecho del consumidor para Mastercard

La entidad financiera apuesta por un acceso sin contraseñas y un intercambio de datos sólo con consentimiento

26 MAR. 2019
5 minutos

Cómo podemos confiar en alguien que no conocemos, no podemos ver y que no está presente físicamente? Esta es la pregunta clave sobre la interacción digital hoy en día, subraya Ajay Bhalla, presidente de Cyber & Intelligence Solutions de Mastercard, compañía que acaba de presentar un modelo de identidad digital enfocado al consumidor. Este modelo se centra en los derechos y la propiedad de los datos, la confidencialidad, el consentimiento, la transparencia, la seguridad y la inclusión.

"Esta es un área que llevamos explorando durante mucho tiempo en conversaciones con diferentes grupos. Con esta idea, imaginamos un mundo donde la identidad de una persona y los dispositivos que operan en su nombre pueden verificarse de manera inmediata y segura, donde el acceso se obtenga sin contraseñas y los datos se intercambien sólo con consentimiento", explica Bhalla.

Este modelo se plasma en el informe Reponiendo la confianza en un mundo digital, que presenta un marco detallado de cómo funcionará la identidad digital, con las personas en el centro de cada interacción digital. Así, responde a un derecho individual fundamental: "Soy dueño de mi identidad y controlo mis datos de identidad".

De hecho, el modelo propuesto por Mastercard abarca la privacidad mediante el diseño y no recopila datos de identidad, señalan desde la entidad. De esta manera, las interacciones digitales que se generen, subrayan, se tendrán que producir "con un intercambio mínimo de datos y solo cuando sea necesario, salvaguardando los datos y el uso de los mismos de forma que los usuarios tengan el control".

El acceso a una identidad digital traerá experiencias nuevas a medida que los individuos interactúan con empresas, proveedores de servicios y sus comunidades online, "presentando una experiencia de compra online más eficiente y un proceso más transparente a la hora de abrir una cuenta bancaria o gestionar impuestos, simplificando el uso del correo electrónico, redes sociales y plataformas de entretenimiento". De la misma manera, reducirá el riesgo de fraude y de robo de identidad.

Según Ajay Bhalla, “la identidad digital requiere un esfuerzo colectivo: desarrollando nuestra colaboración estratégica con Microsoft y trabajando con una variedad de agentes de la industria, estamos comprometidos con facilitar el acceso a la red y ayudar a definir las reglas del juego. Juntos, tenemos la oportunidad de transformar el compromiso digital para que sea conveniente y no comprometa la seguridad de nadie".

Principios de Identidad Digital

1. Inclusión: todo el mundo tiene derecho a una identidad digital.

2. Propiedad: las personas son propietarias de su identidad y sus datos personales.

3. Simplicidad: el uso individual de la identidad digital debe ser sencillo e intuitivo. 

4. Confidencialidad: cada individuo tiene el derecho de mantener su identidad digital privada. 

5. Consentimiento: la identidad digital de un individuo no debe ser utilizada o compartida sin su consentimiento explícito o según lo permita la ley. 

6. Transparencia: las personas tienen derecho a entender cómo se usan y comparten los datos de su identidad digital

7. Seguridad e integridad: los datos y las transacciones que involucran la identidad digital de un individuo deben mantenerse con los más altos estándares de seguridad e integridad. 

8. Derechos de datos: las personas deben tener derecho a acceder, corregir y eliminar los datos de su identidad, y la posibilidad a recurrir si se violan sus derechos. 

9. Uso justo: los datos de identidad de una persona solo se utilizarán con fines legítimos, justos y no discriminatorios.

10. Poder de decisión: las personas deben tener la opción de elegir un proveedor de identidad digital y el derecho a renunciar al mismo.