Actualidad    AMETIC

Maroto en Ametic: si la industria española se digitaliza, tiene la oportunidad de crecer un 10%

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, repasa los retos de la reindustrialización digital en el congreso de AMETIC, tirando de datos y recordando las tres medidas ya en marcha de su gabinete

04 SEP. 2019 - Santander
4 minutos

La economía digital en España apenas representa el 5,3% del Producto Interior Bruto, muy lejos no sólo de sectores productivos muchos más impredecibles o de baja cualificación (como el turismo o la construcción), sino también mirando con prismáticos a países vecinos como el Reino Unido (alrededor del 10%). Tampoco tenemos demasiado éxito en la captura de ese potencial digital: apenas sacamos el 13,5% del valor en estas lides, muy por debajo del 20% en que están situadas naciones como Suecia o Noruega.

Son las cifras sobre las que se sustenta el diagnóstico que la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha realizado de los desafíos tecnológicos de la economía patria en general, y de la industria en particular, durante su segunda participación en el congreso de la patronal Ametic. En su opinión, "existe un activo muy importante para empresas y ciudadanos, que son los datos, y es necesario incorporarlos a la economía de nuestro país, usándolos como palancas para nuestros modelos de negocio".

Una propuesta genérica y compartida a buen seguro por cualquier ciudadano, pero que requiere de una carrera de fondo en la que nuestro país debe pisar el acelerador a tenor de los datos comparativos. La propia Maroto ha reconocido que es imperativo "mejorar capital humano e impulsar la FP en áreas digitales y también aumentar la involucración de las universidades", así como luchar contra "la baja digitalización en varios sectores, especialmente entre las pymes" o fomentar un "ecosistema de startups aún en desarrollo y que adolece de una escasez relativa de inversión en venture capital".

Pero entrando en el terreno del que Reyes Maroto se responsabiliza, la industria, también hay muchos retos (u oportunidades, según su prisma filosófico). De acuerdo a un estudio de McKinsey, integrar la digitalización en el sector de la manufactura puede incrementar entre 3% y un 10% los ingresos de sus empresas, amén de un 4-9% en términos de productividad y eficiencia.

¿Cuáles son las armas del Ejecutivo para plantar cara en la batalla industrial que ya no se avecina, sino que se nos echa encima? Como ha recordado la ministra en Santander, existen varias patas de impulso como el Programa Industria Conectada 4.0 -movilizando 80 millones de euros en los últimos dos años-, la iniciativa Activa Industria 4.0 (que ofrece asesoramiento para implementar proyectos de digitalización en estas lides, con 3 millones que todavía buscan dueño hasta el próximo 16 de septiembre) o las líneas ENISA para empresas de base tecnológica, con 20,5 millones de euros en dotación económica.