Comercio    Alimentación

La innovación que sustenta el nuevo modelo de Mercadona

El gigante de la distribución se prepara para dar el salto a la compra online a partir de la segunda mitad de este año

22 MAR. 2018
7 minutos
Juan Roig, presidente de Mercadona, durante la rueda de prensa de presentación de resultados de 2018. / INNOVADORES

Adiós a los pedidos online hechos directamente en la tienda y hola a los centros logísticos de distribución de productos de venta online bajo el concepto 'colmenas', esto es, los nuevos centros logísticos de distribución, el primero de los cuales está ya en construcción en Valencia. Esa es una de las principales líneas que  marcará el futuro salto al mundo de la compra en la red para el gigante valenciano de la distribución Mercadona.

Pero esa estructura, con nueva página web, nueva aplicación y nuevos vehículos de transporte aclimatados con tres temperaturas distintas en su interior no tendrán una implementación completa en España hasta el próximo 2020. Mientras tanto, el camino hacia el supermercado renovado se va construyendo piedra a piedra. 

“Estamos trabajando en el largo plazo y comprometidos en la consolidación de un proyecto de transformación disruptivo que pone en el centro el esfuerzo de las personas”, señaló el presidente de la compañía, Juan Roig, durante la presentación de resultados del ejercicio 2017, que él mismo define como un “punto de inflexión” en la estrategia de innovación de la compañía.

Prueba de esa voluntad es que Mercadona invirtió el año pasado 1.000 millones de euros en mejoras internas (un 47% más que en 2016). Para este año, el objetivo es invertir más de 1.500 millones de euros y así completar una inversión superior a los  8.500 millones de  entre 2018 y 2023.

Una parte importante de este dinero está destinada al lanzamiento de nuevos productos junto con sus interproveedores. Según se desprende de la memoria anual de la compañía, el pasado año se lanzaron 240 nuevos productos en sus lineales y 105 mejoras de surtido con un ratio de éxito del 82%, aseguran desde la empresa, frente al 24% de la media del sector. Todos ellos vinieron de los 16 centros de coinnovación que tiene Mercadona con sus interproveedores. 

En la misma línea, según los datos que se desprenden del mismo informe, los fabricantes interproveedores de Mercadona destinan a I+D+i más recursos que la media española del sector: el 2,47% de  su plantilla se dedica a esta actividad, frente al 1,06% de media del sector.

En lo que se refiere a la logística, el supermercado también ha introducido mejoras en procesos de fabricación y en sistemas logísticos para «evitar costes innecesarios».

También en este sentido, y como parte de su proyecto de transformación digital, Mercadona ha firmado un acuerdo con la compañía de soluciones de software SAP para los próximos 5 años, con el objetivo de disponer de información inmediata con análisis en tiempo real para obtener datos sobre su cadena de producción. Para ello, la compañía ha anunciado que invertirá 14 millones de euros este 2018 en transformación digital.

El clúster industrial que ha conformado con sus proveedores también es una pieza clave en el terreno de la innovación. Así, durante 2017, invirtieron 706 millones de euros y generaron un total de 80 nuevas fábricas, líneas de producción o ampliaciones.  Entre ellos destaca Agromediterránea, un nuevo centro de innovación agronómica para la investigación de nuevas variedades y la mejora de sistemas de riego y cultivos.

2020, el año del nuevo Mercadona

En la segunda mitad de 2018 el nuevo servicio de compra online de Mercadona empezará a estar disponible en algunos distritos de la ciudad de Valencia en fase experimental gracias al centro logístico que se ha estado construyendo en la zona.  De forma paulatina los centros se extenderán a las grandes ciudades antes de 2020. “Repartiendo desde las tiendas perdemos pasta a punta pala”, ha reconocido el directivo esta semana.

Una red de colmenas. Según ha anunciado Juan Roig en la presentación de resultados de 2017, en el segundo semestre de este año se dará el pistoletazo de salida al proyecto de Mercadona online en algunos distritos de la ciudad de Valencia como laboratorio de pruebas. La estrategia implica tanto la construcción de una nueva web online y aplicación móvil, como la de un almacén propio (a lo que la empresa llama Colmenas) para el reparto en la ciudad de Valencia, con vehículos específicos de tres temperaturas especialmente diseñados para Mercadona.