A fondo    INVERSIÓN

La nueva Colombia busca su sitio en el mercado global

Bogotá quiere potenciar su estabilidad económica y financiera y apuesta por convertirse en la base de operaciones de grandes multinacionales en Latinoamérica y el epicentro de desarrollo de 'software'

13 MAY. 2018 - Bogotá (Colombia)
14 minutos
La conectividad, las conexiones aéreas, la estabilidad política y económica y la potente fuerza de trabajo disponible son los principales argumentos d / INNOVADORES

Bogotá es una ciudad en construcción. Basta caminar un rato por sus calles para comprobar que los casi 11 millones de habitantes de la capital de Colombia viven sumergidos en la paradoja de una mega urbe que quiere caminar rápido hacia el futuro, aunque parezca que sus piernas (todavía) no tienen la capacidad suficiente. Cifras como un PIB de 68.000 millones de euros, un crecimiento constante del 4,5% en la última década, fuertemente concentrado en Bogotá, y tímidos rascacielos, conviven con pequeñas casas más que humildes, calles mal asfaltadas y el descontrol de una ciudad caótica y que todavía tiene un enorme trabajo en materia de infraestructuras por delante.

El fantasma de lo que llaman el conflicto sigue presente con abundante presencia militar y controles de documentación o mochilas en cualquier edificio de oficinas. La droga, las FARC y la guerra no son buenos amigos de los negocios legales y el crecimiento económico. Y el país lo ha sufrido. Pero con Pablo Escobar y su larga sombra enterrada hace tiempo y la tregua con las FARC, Bogotá busca su nuevo lugar en el mundo.

"Si miras al resto de las grandes ciudades de América y de Europa estamos en el centro"

Un lugar que pasa, en gran medida, por la atracción de las grandes empresas internacionales. En los últimos 10 años, la región ha recibido más de 14.000 millones de euros en inversión, según las cifras aportadas por Invest in Bogotá, el organismo público-privado dedicado a captar inversiones extranjeras y que es en gran medida el responsable de este cambio. En sus 12 años de historia ha atraído 290 proyectos a la ciudad que han generado 2.000 millones de euros de riqueza y más de 30.000 empleos. En 2002, apenas había 500 empresas internacionales instaladas en Bogotá y hoy superan las 1.500.

La inestabilidad política de Venezuela, país que acogía la sede de muchas grandes empresas, y la inestabilidad económica de Buenos Aires, la gran urbe de Latinoamérica, juegan también a su favor. Grandes empresas como HBO o Netflix ya están empezando a trabajar en la ciudad, y multinacionales como SAP, IBM, Indra o Cisco ya tienen una pata puesta. ¿Por qué? Geopolítica. "Si miras al resto de las grandes ciudades de América y de Europa estamos en el centro. Estamos conectados a pocas horas con Nueva York, México o Buenos Aires", señala a INNOVADORES Luisa Fernanda Mesa, gerente de promoción de inversión de la entidad, para situar a Bogotá como un elemento central dentro de América.

Los salarios y costes empresariales no lo son todo; la estabilidad política frente a otras regiones es fundamental. Pero también el "talento disponible" en áreas como las finanzas o la ingeniería. Y precisamente por ahí pasa una de las grandes estrategias (al margen de las infraestructuras) del Gobierno colombiano para construir una economía que mantenga la riqueza en el tiempo e impulse el crecimiento del país: la especialización como centro de externacionalización de servicios con la ubicación de centros de servicios compartidos, de empresas de desarrollo de software y de contact centers de grandes multinacionales.

Se instalan centros de servicios compartidos del sector financiero

La mayoría de centros de servicios compartidos que se instalan en el país se centran en el sector financiero. Un ejemplo es el de Diageo, uno de los principales productores de bebidas alcohólicas a nivel mundial, que instaló en 2012 su primer centro de servicios financieros en América, desde el que se trabaja para 12 mercados distintos.

"La pujanza de la economía, la situación geográfica estratégica y el talento disponible en el país fue lo que nos trajo hasta aqu", explica desde sus oficinas, donde trabajan más de 160 personas, Ofelia Fernández de la Torre, general manager de la compañía en Colombia. Un testimonio que se corresponde con la relevancia del sector en Bogotá, que supone un 32% del PIB. Y tiene sentido, porque la rama educacional con más estudiantes es la de Economía y Contabilidad, seguida de las ingenierías.

Precisamente, el desarrollo de software es, sin duda, otra de las grandes apuestas de futuro de Bogotá. Belatrix, una compañía argentina de este sector que trabaja en América y algunas zonas de Europa, también apostó por la capital de Colombia en 2016. «La mayoría de nuestros clientes están en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, explica Franco Fiorini, delivery manager de la compañía.

Por eso, buscaron para su nueva sede una ubicación en que las diferencias de uso horario no fuesen enormes con sus países de referencia era crucial. "Si tu empresa de desarrollo está en la India el cliente tiene que viajar 24 horas para ir a verte. Y además, las gestiones se demoran durante días", argumenta para explicar que la centralidad horaria en el continente americano a unos precios asequibles es uno de los principales puntos a favor de Bogotá. La facilidad en los trámites para la constitución de la empresa y la existencia de una zona franca son otros de sus atractivos.

En Colombia hay mucho talento por descubrir

Belatrix Bogotá empezó a operar en mayo de 2017 y ya cuenta con 50 empleados. Con vistas a crecer. Antes de instalarse, hicieron un tour por otros países de Latinoamérica con características similares y la calidad de las ingenierías de sistemas de Bogotá fue lo que les hizo decantarse finalmente por la ciudad ."El 90% de nuestro capital son los empleados", argumenta. Y en Colombia hay mucho talento por descubrir.

"En lugares como Argentina o Costa Rica, que anteriormente han concentrado muchos de estos servicios, se está produciendo un fenómeno tremendo de canibalización. No hay suficientes desarrolladores por lo que los salarios y las tasas de rotación de los empleados son desorbitados", cuenta el responsable argentino. Sin embargo, y en eso coinciden todas las empresas consultadas, en Bogotá todavía es mucho el talento disponible, lo que la convierte en un enclave de especial interés para sectores como el de desarrollo de sistemas. De hecho, dos de las 10 mejores universidades de Latinoamérica están en Bogotá.

Del lado de los contact centers destaca el ejemplo de Convergys, un gigante mundial de la externalización de la experiencia con el cliente que emplea a 120.000 personas en todo el mundo. Desde Bogotá atienden a buena parte del mercado latinoamericano. "La capital de Colombia tiene indicadores económicos muy interesantes. Dentro de la región es uno de los países más estables y con alto nivel educativo, lo que permite establecer planes a largo plazo", explica Fernando Barahona, director general de la compañía en Bogotá.

El objetivo: rebatir los prejuicios sobre la ciudad que se tienen desde el exterior

Sin embargo, nada es perfecto, y tanto Barahona como el responsable de Belatrix reconocen el escepticismo con el que a veces se han topado por parte de sus clientes. "Cuando llegamos nos encontramos un panorama totalmente distinto al que habíamos imaginado", cuenta Fiorini, que admite que invitar a sus clientes o potenciales clientes a visitar sus oficinas de Bogotá ha sido clave para mantener y cerrar nuevos contactos. El objetivo: rebatir los prejuicios sobre la ciudad que se tienen desde el exterior y mostrarles que el cambio de página ya está en marcha.

De momento el plan está funcionando y desde 2009 los servicios de externalización de empresas internacionales acumulan un crecimiento promedio anual del 19,4% y en 2017 generaron un valor de 20.000 millones de euros. Pero este es sólo el primer paso de la nueva Colombia. Lograr que las empresas se fijen en el país para localizar determinados servicios es sólo el inicio. Después llega que se desarrolle la tecnología en el mismo lugar. Y el paso final será utilizar su llegada como palanca de tracción para que el ecosistema financiero y tecnológico de Bogotá despierte por sí solo para crear un marco económico y financiero sólido. La incentivación de este tipo de empleos con la llegada de grandes empresas es el pistoletazo de salida para impulsar la especialización y formación de las nuevas generaciones y, así, el crecimiento y consolidación de una nueva economía.

Otros sectores La tecnología aplicada a la salud y las ciencias de la vida y las industrias creativas (como la publicidad, el cine, o la televisión) son los otros pilares de la apuesta de Invest en Bogotá y el gobierno de la ciudad para reconvertir la economía local con planes de actuación específicos.
CRM y call centers Fruto de la importancia del sector de la externalización de servicios empresariales, Bogotá ha acogido esta semana el 15º Congreso Andino Customer Experience Summit. La implementación de la inteligencia artificial o el big data en los sistemas de gestión de CRM y 'contact centers' han sido algunos de los principales temas que se han puesto sobre la mesa. Y todo ello sin olvidar el cambio de rol protagonizado por el nuevo consumidor, el 'eCostumer', que exige una atención precisa e instantánea para resolver sus problemas. Así, los conocidos como 'call centers' cambian de rol e incorporan nuevos roles especializados para atender mejor la demanda.