Industria    MATERIALES

La primera fábrica de nanotubos de carbono de Europa está en San Sebastián

Es un material pensado para aeronáutica y automoción por su propiedades mecánicas, térmicas y eléctricas

15 FEB. 2019
4 minutos

La primera fábrica europea de nanotubos de carbono, también llamados buckypapers, ya está en funcionamiento en San Sebastián. Este material, pensado por sus propiedades mecánicas, térmicas y eléctricas paras las industrias aeronáutica y automoción, y tiene una fuerza 500 veces superior a la del acero.

Esta nueva planta permite pasar de fabricar en estático, como se ha hecho hasta la actualidad,  a hacerlo en dinámico, de forma que se puede producir el material en rollos, de manera continuada, sin efectuar paradas. Así, se ha pasado de fabricar cinco discos a la semana, a rollos con una capacidad de 50m2 a la semana. Con el desarrollo del proceso a escala industrial se está consiguiendo suministrar estos materiales a diversas empresas que ya los están probando.

La construcción de esta planta está enmarcada dentro del proyecto Platform de la UE, junto con otras dos plantas piloto de diferentes productos basados en nanotubos de carbono, para lograr “la integración de estos materiales en el mercado”, informa la compañía Sisteplant, que ha participado en la creación de esta planta.

La industrialización de productos basados en este material presenta “diversas dificultades”, porque el comportamiento de los nanomateriales no siempre es previsible y requiere más ensayos de validación de los procesos que una tecnología convencional.

Otro de los objetivos de este proyecto europeo es optimizar el proceso de fabricación, porque en la actualidad es costosos y se necesitaría reducir costes, señalan las mismas fuentes.

El buckypaper es uno de los materiales con más futuro para diferentes industrias. Su fabricación está siendo liderada por empresas de EEUU y Japón (en el resto del mundo solo se ha fabricado de forma discreta y en laboratorios); de ahí la relevancia de este proyecto, que busca impulsar la industrialización de este producto en Europa para que salga de los laboratorios a las fábricas”, señala la CEO de Sisteplant, Ana Santiago.

Platform está impulsado por un consorcio de 11 empresas de seis países europeos -Bélgica, Gran Bretaña, Grecia, Italia, Polonia y España- aunque la presencia española es superior a la del resto- y está liderado por Tecnalia, centro tecnológico del País Vasco.

El papel de Sisteplant Esta firma ha realizado la ingeniería de procesos del proyecto; ha definido y ensayado nuevos procedimientos de trabajo y ha fabricado por medio de impresión 3D, dispositivos para realizar pruebas de concepto, antes de su construcción final a escala real.