Actualidad    REGULACIÓN

La regulación sobre el crowdfunding "no funciona", según la CNMV

El presidente de la entidad asegura que plantea "muchos problemas" y confía en que la nueva normativa europea mejore la situación

20 SEP. 2018
4 minutos

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, considera que la regulación española del crowdfunding o micromecenazgo  plantea "muchos problemas" y "no está funcionando bien". La CNMV "no está satisfecha" con esta regulación, según Albella, aunque a pesar de ello ha autorizado más de treinta plataformas de financiación participativa, un sector a su juicio "todavía muy pequeño y falto de desarrollo".

Albella ha confiado en que la situación mejore con la regulación que está promoviendo la Comisión Europea para su aplicación a nivel europeo, según ha explicado en la conferencia que ha ofrecido este jueves en la apertura de la décima edición de la Cátedra Cultura Directiva y Empresarial del Consejo Social de la Universitat Politècnica de València (UPV).

El presidente de la CNMV, entidad pública encargada de la supervisión de los mercados de valores españoles, se ha referido también a la cadena de bloques o blockchain, la tecnología digital que garantiza la veracidad de las operaciones por internet, y ha señalado que aunque "es una tecnología con posibilidades" parece que "la leyenda de del blockchain está desinflándose".

Según Albella, a los supervisores financieros les preocupan estos nuevos ámbitos de captación de fondos, destinados a veces a proyectos "extravagantes", porque "al final hay captación de ahorro". Ahora bien, ha señalado que estos nuevos modelos están perdiendo "un poco de fuelle", y ha defendido que los supervisores financieros tienen que guardar un equilibrio "a veces difícil" entre el apoyo a la innovación y el escepticismo.

El presidente de la CNMV ha informado asimismo de que la entidad pública se ha planteado, como líneas estratégicas prioritarias, "contribuir a reforzar la competitividad y atractivo de los mercados financieros españoles". "Estamos en el momento del Brexit y hay muchas entidades financieras que tienen bases de operaciones enormes en Londres y que están planeando trasladar una buena parte de sus actividades a la Europa de los 27", ha señalado.

En este sentido, Albella ha defendido que la CNMV se ha significado "como una de las instituciones más activas en vender el atractivo de España como destino de recolocación de esas actividades". Sin embargo, ha lamentado que España "tiene un punto débil, injusto", al dar "una señal de estabilidad menor de la que probablemente" se le debía reconocer.

A este hecho, ha agregado, hay que añadir que España es "un país periférico" y en términos de estabilidad le ha "dañado mucho, precisamente el año central de estas campañas, el problema de Cataluña".