A fondo    FORO

La reinvención digital de Siro, Correos y Gestamp

Emblemas de tres sectores estratégicos de nuestra economía analizan en un evento ejecutivo de SAP cómo el cambio digital les está obligando a innovar no sólo hacia el cliente, sino también en clave interna

A.I. / E.M. / J.M.
05 NOV. 2018
12 minutos

El evento ejecutivo La Empresa Inteligente, organizado por SAP, y del que INNOVADORES ha sido media partner, permite tomar el pulso de la digitalización de sectores estratégicos como la alimentación, la logística y la distribución. El nuevo director general  de SAP en España, Rafael Brugnini, alienta a "apalancarnos en tecnologías disruptivas como el internet de las cosas, la inteligencia artificial y el blockchain". Y el vicepresidente y director general de SAP para el Sur de Europa, João Paulo da Silva, insta a ampliar el portfolio de soluciones.  Innovar hacia afuera es tan importante como hacerlo hacia adentro.

Todos sienten la urgencia de reaccionar. Jordi Escruela, subdirector de innovación de Correos, afirma que "somos una empresa con 300 años de historia, pero en los últimos 10 se ha hundido el mercado y tenemos que ponernos las pilas para innovar". Según Carlos Herrero, CIO del Grupo Siro, "el cliente nos exige productos más saludables y de calidad. Nuestro negocio consiste en transformar el cereal dentro de una cadena de valor muy grande, vivimos un proceso de innovación radical en la agricultura, donde las productividades crecen a un ritmo brutal y la industria 4.0 supone un cambio radical en la forma de gestionar la información en la fábrica".

Pablo de la Puente, CIO de Gestamp, coincide en que "la búsqueda de la eficiencia nos empuja a la industria 4.0". En su caso, comenta, "estamos muy enfocados a los procesos internos, fábricas flexibles, robots colaborativos… Al principio todo lo que genera algún dato lo cogíamos con la intención de encontrar después su utilidad. Ahora ya somos mucho más selectivos".

¿Cómo cambian las organizaciones? "Teníamos el proceso optimizado para miles de millones de cartas, pero ahora nos tenemos que adaptar a otra modalidad que está creciendo mucho: los paquetes", explica Jordi Escruela. "Aunque son todavía cientos de millones, ya impactan en el negocio, es una gran disrupción. Por eso surgió CityPaq. El valor del dispositivo es que conoces al consumidor, está pensado para pasar de una relación push con el cliente a otra pull. Esto supone una transformación radical en la compañía". 

"Antes los carteros repartían cartas, hoy también información", asegura Correos

En el Grupo Siro, los responsables de innovación han empezado a estar muy cerca de la dirección. "Los departamentos de compras, de planificación, de recursos humanos, eran nichos y eso va a desaparecer", dice Carlos Herrero. "La información plana y el software están presentes en todos los procesos internos".
Pata Gestamp, es crucial la sensorización. "Tenemos un centenar de fábricas, el conocimiento es dispar y ahora se requiere el mismo nivel de calidad y excelencia. Queremos quitar trabajo en expertise técnico a través de automatismos para dedicarlo al análisis de la información", afirma Pablo de la Puente. 

Según explica, la clave para dotar al dato de inteligencia en Gestamp pasa por dejar que "fluya para evitar el tratamiento manual. Pasa todo por la sensorización de las personas, por pensar en la nube no sólo para el ERP, sino también para el cliente, y por tener trazabilidad. Casi hemos conseguido, a través de machine learning, que los robots se autorregulen. No lo estamos haciendo aún en automático, pero técnicamente es posible. Recogemos señales, en algunos casos cada 100 milisegundos, y las procesamos en tiempo real".

Carlos Herrero habla de tres elementos clave en la cadena de valor del Grupo Siro. «En agricultura trabajamos con John Deere, en todo momento tenemos conocimiento de las tareas en el campo, los tractores están monitorizados y la información fluye en tiempo real. En cuanto al cliente, nos conectamos a las redes sociales y aplicamos algoritmos de inteligencia cognitiva para detectar tendencias. En fábrica, tenemos máquinas industriales de diferentes fabricantes y distintos años, llenas de datos que procesar. El objetivo es lograr información y llevarla al big data para tomar decisiones». 

En Correos piensan en cómo renovar la actividad de sus 30.000 carteros. "En un proyecto piloto en Málaga los dotamos de sensores de medición ambiental en el carrito de reparto para ofrecer esa información a los sistemas municipales y ayudar en la definición de rutas. El cartero reparte cartas y ahora también información". Correos funcionaba como una estructura militar sin un sistema de optimización de rutas. Pero ese modelo de negocio "no es sostenible con la operativa actual. Amazon nos exige un nivel de servicio y, con el coste de operación, o buscas soluciones optimizadas, o colapsas". 

Está propensión a la innovación se traduce en cambios estructurales en las compañías. Jordi Escruela explica que "ahora tenemos que ser superágiles y no sólo basarnos en nuestras capacidades internas de innovar. Colaboramos con startups en una estrategia de innovación abierta. De 100 startup analizadas, 10 son proyectos que trataremos de pilotar durante un año. O te apoyas en redes para incorporar innovación o no serás capaz de seguir el ritmo. En un año hemos sido capaces de lanzar 10 pruebas de concepto, y en Zaragoza y Madrid ya estamos entregando alimentación en el día".

"El Grupo Siro ha introducido "dos cambios culturales-. En primer lugar, "datos accesibles para todo el mundo, para tomar decisiones muy rápido hay que cambiar las estructuras jerárquicas. En segundo lugar, simplificación: el mundo digital es simple. Hay compañías superburocráticas  y, si no cambias, sólo te estarás llevando procesos analógicos al mundo digital", apunta Herrero. 

Para Gestamp, "sin el ecosistema de startup no podríamos ir al ritmo". Ahora bien, Pablo de la Puente advierte: "si no hay caso de negocio no te lances en plancha. Ahora nos piden a los CIO que nos pongamos delante y tiremos de negocio, pero no podemos volvernos locos". 

"Sin el ecosistema de startup no podríamos ir al ritmo", reconocen desde Gestamp

Gestamp pone como ejemplo de caso de éxito el uso de unos micrófonos, cuyo coste no supera los cinco euros, para mejorar el proceso de producción de los chasis que es "el producto más complejo, ya que necesita más de 200 soldaduras e intervienen 100 robots. Fallaba el mantenimiento, porque las puntas de los láseres se desgastaban y sólo cuando escuchaban un sonido los operarios podían dar el aviso. Pusimos micrófonos y creamos patrones para prevenir los cambios. Los datos ya son para todos, nuestros proveedores ven en tiempo real los datos de nuestras fábricas a cambio de que mejoren el consumo energético".

Los casos de éxito son la mejor tarjeta de presentación para que el área de innovación convenza a la de negocio. En 2015, también Gestamp decidió  racionalizar el consumo de energía. "Empezamos de cero, contratamos a Siemens y recogimos cualquier señal de concentración de la planta·, explica De la Puente. "A partir de esos datos, cambiamos los compresores de todas las plantas. Llevamos más de ocho millones de euros acumulados, un 15% de ahorro, con eso hemos pagado lo que hemos hecho a posteriori".

En el Grupo Siro, "de 15.000 documentos analizados a la semana sobre tendencias de los clientes,  hemos pasado a dos millones gracias a la inteligencia cognitiva". La tecnología es tan buena que los resultados se obtienen rápido. Y un caso de éxito de Correos es Citypaq. "El presidente nos dio libertad para asumir riesgo con una iniciativa que nace de aplicar design thinking con varias decenas de personas de diferentes áreas", cuenta Escruela.