Industria    A ritmo de startup

La startup asturiana que desarrolla un software ‘colaborativo’ 3D para la ingeniería civil

Civigner apuesta por un programa en la nube para diseñar y gestionar infraestructuras civiles. Será competencia y a la vez compatible con las multinacionales del sector

16 ABR. 2019
3 minutos
Equipo de la startup asturiana Civigner. / INNOVADORES

Crear un escenario de trabajo colaborativo para el sector de la ingeniería civil y la construcción. Con este objetivo, la startup asturiana Civigner ha desarrollado un programa para diseñar y gestionar infraestructuras civiles en un entorno web que "podrá utilizar cualquier ingeniero desde cualquier parte del mundo y, además, se visualizará en 3D".

Se trata de una especie de “cad con todas las funciones profesionales” al que desde Civigner han añadido herramientas GIS para cargar archivos de cualquier fuente y formato, así como han incorporado “un traductor de ficheros nativos” de AutoCad y Microstation, por lo que vía web podrían cargarse y trabajar con archivos, por ejemplo, de este programa de Autodesk y enviarlos posteriormente a un cliente u otro proveedor que solo tenga acceso a este tipo de programas.

El CEO y fundador de esta startup, Antonio Pérez, subraya que a través del software que han desarrollado los usuarios van poder “compartir” el sistema de visualización y de cálculo. Es decir, adaptando la metodología BIM (Building Information Modeling) al mundo de la ingeniería civil y al trabajo colaborativo.

Pero, ¿cómo competir con las multinacionales que acaparan una gran parte del mercado con las suscripciones a su programa? Abriendo el suyo y permitiendo trabajar en sus formatos. De hecho, uno de los perfiles a los que quiere atraer Civigner es el de “los miles de usuarios de aplicaciones piratas” para que “les merezca la pena comprar un software legal porque es profesional y está tirado de precio”.

En la actualidad, han preparado de cara a presentarlo en mayo en la Feria BBConstrumat, “la versión alfa para salir al mercado” este año. El rango de precios, aunque aún está en fase de estudio, estará muy por debajo de lo que costaría una suscripción básica a los programas tradicionales: "Un precio muy asequible" para poder atraer tanto a pymes como a empresas grandes, pero también a todo el ecosistema “pirata” que hay entre los usuarios de este tipo de software de diseño.