Comercio    VENTAS

La startup española que va a exhibir tus productos en la nueva tienda de Google

La tecnología de Sales Layer es la única europea elegida por el buscador para gestionar los datos de los productos que las empresas tienen en venta

15 ABR. 2019
7 minutos
El equipo de la startup valenciana Sales Layer. / Sales Layer

Qué tiempos aquellos en que el catálogo era el rey. Las empresas imprimían miles de copias de esos libritos que incluían  todas sus referencias y cada cliente, elegía. Solo había un canal, el físico. Hoy, decenas, centenares, miles. Internet ha abierto las puertas de nuevas tiendas intangibles por todo el globo, pero, claro, cada una de ellas tiene sus propias leyes. No había un estándar para tratar la información de los productos a la venta.  

En este vacío ha encontrado su sitio la startup española Sales Layer. Su sistema de distribución multicanal ya gestiona más de 800 millones de ítems al mes de clientes como Reebok, Teka, Eroski, Hitachi o Le Coq Sportif. Su último éxito: ha sido elegida por Google como el único gestor europeo de la información de producto para su nuevo servicio que mantiene ‘medio en secreto’, Google Manufacturer

La aventura de esta compañía de Valencia arrancó hace más de cinco años de la mano de Álvaro Verdoy e Iban Borràs. La idea surgió tras implantar para una gran empresa cerámica de Castellón un sistema que sincronizase los datos de producto en el catálogo y en la web. Se preguntaron entonces si esa situación podría estar replicándose en todo el mundo y se encontraron con que los programas internos de gestión (ERP) solo recogen una referencia, no hay datos descriptivos de los productos ni fotografías. "Nos dimos cuenta de que el sector a nivel mundial estaba viviendo en el siglo XX", afirma Borràs. Y nació Sales Layer.

La tecnología española permite que un artículo esté disponible en los diferentes canales de venta (propios o externos) de cualquier empresa... en un solo paso. La base de este servicio en la nube es su PIM (Product Information Management), que recoge todos los detalles del catálogo y lo hace de forma colaborativa. Así, el equipo de marketing puede añadir información al producto, mientras que, por ejemplo, el fotógrafo sube las imágenes en Dropbox y se sincronizan automáticamente. Y no solo todos ellos tienen acceso, sino que al mismo tiempo esos datos se actualizan en todos los canales de venta que tengan activos.

Sales Layer actúa como conector entre los productos de las empresas y las plataformas de venta. Además de la versión genérica, la valenciana ha creado pasarelas específicas que envían directamente la información de los productos a Amazon, El Corte Inglés, Leroy Merlin o Mercadolibre (el mayor marketplace de Latinoamérica). ¿El resultado? En un clic, una empresa puede vender en cualquier tienda online del mundo. 

También impacta en la propia cadena de suministro. Su inversor Global Omnium, por ejemplo, utiliza la tecnología para crear una malla con sus proveedores de maquinaria y materiales que facilita que  "puedan inyectar esa información para el mantenimiento y la gestión".

En la gran ventana global

Ahora, han dado un paso más, uno de los más grandes de su carrera. "Nos hemos convertido en el único gestor en Europa de PIM para el nuevo servicio de un gran buscador líder", señala Borràs. Se trata de Google Manufacturer, un proyecto que el gigante ya tiene en marcha, aunque aún no ha activado su maquinaria de promoción.

La idea es que el usuario encuentre en el buscador toda la información relativa a un producto, sin entrar en otras páginas. Colores, dimensiones, peso, tallas, materiales... No solo eso. También aparecen todos los enlaces y la comparativa de precios en distintas webs. Una versión integral del actual Shopping que permite que Google no pierda el poder de venta de la publicidad y las empresas aumenten sus ingresos gracias a "esta plataforma de visualización gigante". 

El problema para el buscador era el cómo. Cómo los vendedores podían ‘colgar’ sus productos en este nuevo servicio de la forma más detallada posible. "Los tienen que publicar ellos mismos", comenta Borràs. Un hecho que puede ser contraproducente, bien porque la información sea incorrecta, bien porque se quede desactualizada o bien porque esté incompleta. Ahí entra en juego Sales Layer.

"A través de nuestra plataforma, cualquier fabricante conecta con un servicio paralelo del buscador y nosotros sincronizamos todos los datos". Así, la información que encuentre el usuario siempre estará detallada, actualizada y, en cierto modo, estandarizada.

MÁS DE 8.000 SOCIOS EN ESPAÑA
En España, Sales Layer trabaja con la Asociación de fabricantes y distribuidores (AECOC) sincronizando la información de producto de sus más de 8.000 socios con Google. «Facilita a los fabricantes el trabajo para satisfacer la demanda», dice Borràs. Las empresas solo tienen que subir su ERP, complementarlo de forma fácil y, con dos conectores, ya está distribuida la información a nivel mundial.