Actualidad    Evento

“La tecnología no puede perder de vista a las personas”

Nuria Oliver, ingeniera de telecomunicaciones y doctora por el Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), habla sobre el uso de los datos y de la información, porque en su opinión, el uso del big data tiene que estar dirigido al bien social y al desarrollo sostenible

Innovadores
11 MAY. 2018
5 minutos
La 20ª Noche de las Telecomunicaciones valenciana. / INNOVADORES

Big Data para el Bien Social: oportunidades y retos. Bajo este título Nuria Oliver, ingeniera de telecomunicaciones y doctora por el Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), se posicionó en una conferencia celebrada en Valencia en torno al debate sobre el uso de los datos y de la información que propocionamos a través de nuestros móviles, por ejemplo.

¿Y cuáles son estas oportunidades? El uso del big data tiene que estar dirigido al bien social y al desarrollo sostenible. La salud pública, los desastres naturales, el desarrollo económico y financiero de una sociedad, la energía o la agricultura, son algunos de los campos que destacó Oliver en esta conferencia, celebrada en la Universitat Politècnica de València en la Noche de las Telecomunicaciones valencianas, un acto organizado por el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación de la Comunidad Valenciana y la Generalitat Valenciana.

En el mundo existen más de 5.000 millones de móviles “y son una herramienta única para ayudarnos a entender el comportamiento humano, ya que a través de los datos que generan se pueden obtener patrones de comportamiento muy valiosos si se aplican en el desarrollo sostenible”.

Oliver subrayó que no solo son datos accesibles, muy precisos y fiables, sino que ahora se dispone de la tecnología necesaria para interpretarlos. Sin embargo, hay una serie de barreras que impiden su aplicación, como por ejemplo obtener la información sin sesgos discriminatorios, falta de habilidades para convertir ese conocimiento tecnológico en algo útil, o barreras financieras. “Por ejemplo, en la última crisis del Ébola, se tenían la información, pero esos límites nos impidieron utilizarla para evitar la pandemia”.

En su opinión, “no hay que dejar a un lado la ética ni perder de vista nunca a la persona, porque la tecnología tiene que estar al servicio de las personas, nunca por encima y debe centrarse en ella”. En este sentido, considera que la tecnología apostar por la diversidad, y ser justa, transparente y ética.

Tras la conferencia de Nuria Oliver, se celebró una mesa redonda Internet para todas las cosas y para todas las personas, en la que intervino Pedro Pernías, director general de Tecnologías de la Información y Comunicación de la Generalitat Valenciana, quien incidió en la necesidad de no perder de vista que detrás de los datos hay personas y que deben estar en el centro de todo. Como decía Steve Jobs, ‘la tecnología es la bicicleta que nos ayuda a llegar más lejos”.

De la misma opinión fue Carlos Palau, catedrático de la UPV y coordinador del proyecto H2020 Inter IoT. “Hay cinco líneas de trabajo de la UE sobre el internet de las cosas que ponen en el centro al ciudadano y van encaminadas a mejorar su vida: envejecimiento activo, coche conectado, agricultura, wereables y ciudades inteligentes”.

El objetivo es “crear una mayor calidad de vida para las personas y desarrollar un mundo mejor y más sostenible, añadió la decana del Colegio de Ingenieros de Telecomunicación de la Comunidad Valenciana, Carolina Pascual.

Con el concepto Internet de todas las cosas para todas las personas se pretende destacar el papel de las tecnologías digitales como herramienta de inclusión y de oportunidad y cómo eso revolucionará las relaciones entre los objetos, las personas y la red hasta el punto que cambiará nuestra vida cotidiana, en el área de consumo, la salud, en modelos de producción, control ambiental, energético y transporte.