Actualidad    2019

Las tecnologías que transformarán el sector público en 2019

Defensa, seguridad nacional, salud, servicios sociales y transporte ecológico serán los ejes, según los expertos de Fujitsu

04 MAR. 2019
9 minutos

El impulso de la tecnología blockchain; la implementación de los sistemas en la nube; la llegada del gobierno digital “unido” que busca una privacidad de los datos gestionada por el propio ciudadano, y una inteligencia artificial responsable marcan las tendencias de la transformación del sector público este año, indican desde Fujitsu.

El objetivo de estas tendencias es buscar elementos para “aliviar” los presupuestos sanitarios, la ciberseguridad y el comercio transfronterizo. Por ello, desde la compañía nipona apuntan que los presupuestos en este sector se centrarán en defensa, seguridad nacional, salud, servicios sociales y transporte ecológico.

Las 10 tendencias que apunta Fujitsu para el sector público son las siguientes:

1. Experiencia de cliente. Los servicios digitales en muchos países ahora prevalecen y en 2019 también serán cada vez más accesibles a través de dispositivos móviles. Por ejemplo, en España la Agencia Tributaria ahora ofrece numerosos servicios que se pueden administrar desde un teléfono móvil.

“Los procesos torpes y difíciles de usar ya no son aceptables y los gobiernos deben pensar y actuar mucho más como un bien de consumo o como una organización de servicios”. Para ello, la inteligencia artificial utilizada en los asistentes virtuales será clave para empezar a cerrar la brecha de usabilidad entre los servicios digitales y la forma en que los ciudadanos realmente quieren usarlos en 2019.

2. Prioridades empresariales. Se espera que el enfoque para la inversión adicional se desarrolle en áreas como con defensa, seguridad nacional, salud, servicios sociales e infraestructuras de transporte ecológico (coches eléctricos).

3. Transición a la nube. En 2019, la adopción del cloud público en este sector se retrasará aún más que la del sector privado, aunque se muestran grandes disparidades entre los gobiernos regionales y locales, así como entre los países pequeños y las agencias nacionales o federales en los grandes, donde la inversión en el sistema heredado continuará, debido a la complejidad de la gestión del cambio.

“Los gobiernos de los países más grandes que buscan la transformación digital comenzarán a aceptar que una política general de nube pública no se puede dar y reconocer la necesidad de un enfoque híbrido con tiempos de transición más largos”.

4. Blockchain. En 2018 se vio la tecnología blockchain en los contratos inteligentes, como la solución a todo tipo de problemas en casi todos los sectores de la industria. “El sector público no es diferente, con casos de uso como salud, identidad ciudadana, flujo de comercio e incluso procedencia de alimentos, como buenos candidatos”. Los expertos de Fujitsu esperan que blockchain sea un elemento utilizado para respaldar las asociaciones y los ecosistemas gubernamentales emergentes, donde los servicios se prestarán a través de organizaciones del sector público y privado.

5. Gobierno digital unido y privacidad de datos. La forma más importante de mejorar los servicios públicos es unir los servicios de manera sistemática a través de los departamentos, creando “digital arenas” que ofrecen valor para los ciudadanos y las empresas. Para que la integración sea efectiva será necesario incorporar el uso de datos de organizaciones comerciales y del tercer sector, lo que impulsará una revisión de los mecanismos de intercambio de datos, además de la gobernabilidad y la ética de los mismos.

6. Nuevo modelo opt-in basado en los beneficios para la identificación de ciudadanos. En 2019, esta realización pasará a primer plano, impulsada por el éxito visible del gobierno electrónico en varios despliegues del sector público europeo, como en Finlandia, Estonia y Dinamarca, combinada con la necesidad de reducir el coste de la prestación de servicios y ofrecer a los ciudadanos un mejor acceso a estos. “La resistencia a los esquemas de identidad podría, tal vez, comenzar a reducirse a medida que los ciudadanos llegan a un acuerdo con el nuevo entorno en el que vivimos liderado por los datos, aunque no se espera que este sea un camino fácil”.

7. Inteligencia artificial explicable y responsable. Este año se verá un uso creciente del aprendizaje automático en el sector público para mejorar, hacer más rápida y eficiente, la toma de decisiones. “En Estonia, ya hay movimientos para hacer de la IA una entidad legal, con todas las consecuencias que se derivan de eso”, señalan desde Fujitsu.

8. Aliviar las presiones sobre los presupuestos sanitarios. La inteligencia artificial ayudará a automatizar la toma de decisiones y a esto hay que añadir los nuevos tipos de atención residencial y remota, servicios hospitalarios virtualizados y flujos de información automatizados e integrados desde sensores y diferentes servicios utilizados por los ciudadanos.” El potencial es emocionante y amplio”.

9. Ciberseguridad. El ciberdelito industrializado y la nueva legislación obligatoria de la UE sobre ciberseguridad seguirán siendo un desafío para muchas organizaciones públicas. Desde Fujitsu predicen “un nuevo enfoque preventivo, basado en inteligencia, en lugar del modo reactivo tradicional”. La inteligencia artificial jugará un papel cada vez mayor “en la evolución de la identificación más sofisticada de las amenazas de seguridad cibernética y las formas de responder a estas”.

10. El comercio transfronterizo - el ángulo tecnológico. Independientemente de que haya un Brexit suave o duro en 2019, lo que sí será esencial es resolver algunas de las problemáticas asociadas con el cambio en la relación entre el Reino Unido y la UE. Puede ayudar a mejorar la seguridad y el flujo del comercio y las personas, a través de las fronteras con un seguimiento integrado.