Industria    AEROESPACIAL

Los aviones de ciudad piden pista para despegar

La tecnología está disponible, pero los problemas regulatorios frenan el avance del sector aéreo, según el foro anual de la AIAA

E. Mallol / C. Ibáñez
04 JUL. 2018
6 minutos
Vahana es el avión eléctrico para vuelos diarios que A3 de Airbus está probando. / A3 de Airbus

Los sistemas aéreos no tripulados y los aviones de movilidad urbana están llamando ya a la puerta del sector de la aviación civil, pero la lenta regulación se está convirtiendo en un freno para estas innovaciones en el sector aéreo. Esta es una de las principales premisas que se debatieron en el foro anual de la AIAA en Atlanta (EEUU).

Los aviones no tripulados, los “taxis aéreos” y los nuevos conceptos de movilidad urbana están pidiendo paso para “ingresar en el espacio aéreo”, asevera Robert Pearce, director interino del Programa de Operaciones y Seguridad del Espacio Aéreo de la NASA. La iniciativa de modernización del tráfico aéreo NextGen de la FAA abordará esta demanda, por lo que “nuestro trabajo es ayudar estableciendo la base tecnológica”, señaló Pearce.

Los “taxis aéreos” quieren ingresar en el espacio aéreo

“A medida que avanzamos en estos nuevos paradigmas, tenemos que atraer a una comunidad mucho más amplia”, afirmó Pearce, en referencia a una llamada a la participación de la industria. Sin embargo, Richard Terry, director de operaciones de línea de Delta Airlines, incidió en el problema que se está encontrando el sector a la hora de regular estas innovaciones. “Tenemos que superarlos si queremos llegar a un plan integrado", advirtió.

Romper esas trabas con colaboración será la clave para poder hacer frente a todos los tipos de aeronaves que están a la espera de entrar en el espacio aéreo, señalaron al respecto diferentes ponentes de este foro. 

Los drones llaman a la puerta y no respondemos rápido

Gregory Bowles, vicepresidente de innovación global y política de la Asociación de fabricantes de aviación general (Gama), expresó, en este sentido, su frustración por el ritmo del cambio en su industria. “Opero en el –Sistema Nacional de Espacio Aéreo– día tras día”, por lo que “entiendo lo lento que implementamos el cambio”. Sin embargo, incidió en que los aviones no tripulados están “llamando la puerta y no estamos respondiendo lo suficientemente rápido” y ahora las preocupaciones por la movilidad aérea urbana le siguen de cerca, puntualizó.

Vuelos eléctricos y con biocombustible

La mejora de la autonomía y una mayor densidad de baterías están brindando a las empresas la oportunidad de crear "una nueva capa de transporte" que hace unos años no era posible, señaló Pradeep Fernandes, director gerente de Innovación Disruptiva en Boeing HorizonX. En su opinión, el desafío para la industria aeronáutica es buscar una mejor eficiencia del combustible, mejores costes de mantenimiento y menores costes de operación de la tripulación para impulsar esta nueva capa de transporte.
En este sentido, Fernandes se refirió al programa ecoDemonstrator de Boeing, que prueba nuevas tecnologías como el biocombustible vegetal en aviones comerciales. Una de estas pruebas se ha llevado a cabo con el nuevo avión eVTOL, con el que se pretende abrir el mercado de los vuelos eléctricos para viajes diarios en una ciudad. La ventaja: son más limpios y silenciosos que los helicópteros convencionales, subrayó Rodin Lyasoff, CEO de A3 de Airbus, con sede en Silicon Valley. El avión eVTOL probado por A3 es el Vahana, que comenzará los vuelos de prueba para la transición de vuelo vertical a horizontal este mes de agosto, según un portavoz de la compañía.

Las mejoras en la automatización han hecho menos costosas las líneas de ensamblaje en las fábricas de automóviles, apuntó Lyasoff, al tiempo que se preguntó qué se puede aprovechar de ese proceso industrial para una futura fabricación en masa de los vehículos eVTOL, como Vahana, tras finalizar las pruebas y la fase de regulación.