I + D    I+D

Los centros tecnológicos crecen mientras miran con preocupación la inestabilidad política

Fedit espera "con optimismo" la creación del programa Cervera, como primer paso hacia la "necesaria" inversión continuada en políticas públicas

05 NOV. 2019
4 minutos

Los centros tecnológicos siguen creciendo. Esa es la principal conclusión que se desprende del informe anual que la  Federación Española de Centros Tecnológicos (Fedit) ha presentado hoy y que señala que en 2018 los  ingresos de los centros tecnológicos crecieron el 13 por ciento, el mismo porcentaje que un año antes.

El informe, que cada año da a conocer la evolución de sus centros asociados, destaca "el grado de madurez y excelencia tecnológica" de los 32 centros de Fedit, que aúnan a 4.500 tecnólogos, ingenieros y doctores, más de 21.000 empresas con un volumen de actividad de 310 millones de euros.

Por cuarto año consecutivo, los datos económicos agregados del colectivo de centros asociados, reflejan "la continuidad" en el crecimiento y los ingresos, que suben el 13%, repitiendo así la cifra de 2017, puntualiza el informe. En 2018, también aumentaron el personal contratado (13% frente al 9% de 2017) y en el número de empresas cliente (10% frente al 7% del año anterior).

El informe precisa que este crecimiento ha sido posible gracias a una I+D "propia" y apoyada en la financiación pública competitiva obtenida en convocatorias nacionales e internacionales (Horizonte 2020), en las que los centros tecnológicos han sido los organismos con más tasa de éxito en términos relativos y los que más han crecido en comparación con el periodo anterior.

Para Fecit, estas cifras reflejan, "el éxito de las políticas de gestión interna de sus centros y "la correcta planificación de sus recursos", frente al "apalancamiento" de la inversión en I+D+i por parte de la Administración General del Estado.
 En ese sentido, el informe lamenta que en 2018 los fondos públicos volvieran a situarse por debajo de los diez millones de euros.

No obstante, Fedit espera "con optimismo" la creación del programa Cervera, como primer paso hacia la "necesaria inversión continuada en políticas públicas" que, de forma similar a lo que hacen los países punteros en I+D+i de Europa, atiendan las necesidades de los centros tecnológicos y logren el equilibrio entre la investigación básica, la investigación aplicada y la transferencia de tecnología y conocimiento a las empresas.

En el informe, el presidente de Fedit, Carlos Calvo, hace referencia a la "preocupante situación de inestabilidad política e institucional que afecta a todos los ámbitos de la actividad económica y social". Pese a lo cual, "no parece que se den las circunstancias que permitan a muy corto plazo alcanzar los pactos de Estado mencionados, que permitan la reforma y el impulso definitivo y sostenido de políticas públicas de fomento de la I+D+i que tanto necesitamos".