Industria    Logística

Los cobots ganan a los drones en el futuro de la logística (según DHL)

La compañía apuesta por la analítica predictiva y la robótica colaborativa más que por las naves no tripuladas, ante un escenario cambiante y muy exigente

24 DIC. 2018 - Madrid
7 minutos
Roberto Pascual, director general de DHL Supply Chain Iberia. / INNOVADORES

El sector logístico hace tiempo que se encuentra en una encrucijada, en un momento de trascendentales cambios que no permiten tomarse ni un segundo de respiro. El auge del comercio electrónico ha provocado un tsunami cuyo techo aún ni se vislumbra y que ha obligado a toda su cadena de valor a tiempos de entrega más cortos, ágiles y flexibles. Al mismo tiempo, existe la constante presión de la contención de costes. Y, por si fuera poco, hemos de añadir los nuevos requisitos medioambientales que obligan a repensar las flotas de transporte o desarrollar modelos alternativos al camión de reparto de toda la vida.

Roberto Pascual, director general de DHL Supply Chain Iberia, confirma estas premisas. "Hemos pasado de ir a comprar siempre a los centros comerciales a comprar por internet de forma masiva. Esto nos ha dado al sector logístico una importancia mucho mayor, con una demanda de más velocidad por parte de los consumidores, y cambiar todo lo necesario para conseguirlo sin que al cliente le salga más caro comprar el producto por internet que en la tienda no es sencillo. No es lo mismo transportar vehículos en un camión que pequeños paquetes a 200 domicilios". La firma germana lo sabe bien, no en vano trabaja tanto con grandes firmas de la automoción (BMW, Renault, Ford...) como del retail minorista (Carrefour, Primark) o de sectores tan variados como el farmacéutico (Merck), tecnológico (Samsung, HP) o consumo (P&G, Unilever).

Para afrontar estos retos, DHL -como muchas de sus competidoras- está apostando con fuerza por la innovación como el motor básico de su movimiento: realidad virtual, robótica colaborativa, drones, tecnologías 4D,o la aplicación de analítica y big data son solo algunos de los temas sobre la mesa de decisión de esta compañía. Sobre este último tema, Pascual es especialmente prolífico: "Trabajamos muchísimo en el análisis de datos, es lo que nos va a permitir ser diferenciales, poder hacer modelos predictivos que anticipen la demanda y, aunque no acierten al 100%, sí nos permita nofrecer un mejor servicio al dimensionar los recursos de una forma más eficiente". 

Mucho más pragmática es la aproximación del ejecutivo a la robótica colaborativa. "Ahora mismo no es fácil hacer muchas inversiones, porque la demanda y las exigencias del mercado cambian muy rápido. La solución que valga hoy a lo mejor no sirve dentro de cinco o 10 años. Y, entre no invertir nada o invertir en grandísimas infraestructuras poco flexibles a futuro, nosotros optamos por el punto medio, que es la robótica colaborativa: invierto en tecnología que ayuda a mis empleados a ser más productivos en un horizonte temporal de tres años", explica Pascual. 

"No creemos que los drones sean la respuesta para todo, solo donde aportan valor"

Encontramos ese mismo pragmatismo al preguntarle por el gran treding topic de la industria: los drones, el mantra que encumbran algunos colosos tecnológicos como Amazon o Google. "Algunos dicen que usaremos drones para todo. Nuestra respuesta es que no. Estamos usando drones en algunos casos concretos donde nos aportan valor real, como por ejemplo, en el inventario. Ahí, gracias a estos dispositivos, limitamos los riesgos laborales de las personas al acceder a puntos complicados o de gran altura en los almacenes; además de mejorar nuestra productividad en torno a un 15-16%", añade el directivo de DHL. Apela, en este último punto, a una serie de carros de acompañamiento que se ocupa de todos los movimientos dentro del almacén, con lo que el operario tan solo tiene que depositar los paquetes en su interior.

Con blockchain, tres pares de lo mismo: frente al hype que se ha generado en el mercado ante esta tecnología, DHL prefiere pensar si tiene interés real para cada vertical. "Por ejemplo, en el sector salud, para el transporte de medicamentos, ahí sí que necesitamos trazabilidad completa. Y ahí es donde estamos en fase embrionaria trabajando con blockchain". Lo mismo ocurre con el internet de las cosas, que para este ejecutivo resulta una tecnología de enorme interés en determinadas situaciones ("cuando de verdad necesitemos saber dónde y cómo está cada envío en todo momento") y en la que la multinacional germana también está haciendo sus proyectos piloto.

No podía faltar en nuestra conversación con Roberto Pascual la pregunta obligada sobre la renovación de las flotas y su progresiva electrificación. "Tenemos un clarísimo objetivo de ser cero emisiones en todas nuestras actividades", afirma. Esta meta se la han marcado en DHL para el año 2050 y, para alcanzarla, se han propuesto medidas como que el 70% de sus servicios de primera y última milla sean llevados a cabo con soluciones ecológicas, usando, por ejemplo, bicicletas y vehículos eléctricos en las ciudades.