Profesionales    Notas digitales

Los consejos suspenden en innovación

Esta semana en 'Notas digitales' Paco Bree te enseña la receta mágica de la estrategia digital

30 ENE. 2019
6 minutos

La innovación y la tecnología deberían ser una prioridad para los consejeros, sin embargo, un estudio reciente de J. Yo-Jud Cheng y Boris Groysberg para Harvard Business Review encontró todo lo contrario. El estudio realizado a más de 5.000 consejeros ofrecía unos datos preocupantes. Únicamente el 30% de los consejeros incluyeron la innovación entre sus tres máximas preocupaciones. Con respecto a las tendencias tecnológicas, únicamente el 21% de los encuestados las incluyeron entre sus prioridades.

Las principales preocupaciones para los consejeros fueron temas como los entornos regulatorios y la atracción de talento. El estudio arrojaba otro dato importante. El problema no es tan solo que los consejeros no tengan a la innovación y la tecnología en sus listas de prioridades, sino que además son áreas que no se les dan nada bien. El problema es que al no ver la innovación como un imperativo estratégico, no invertirán el tiempo necesario ni reclutarán personas para mejorar esos procesos.

La receta mágica de la estrategia digital consta de cuatro ingredientes. Según el último estudio de Jacques Bughin, Tanguy Catlin y Laura LaBerge para Mckinsey Global, las empresas con mejores rendimientos en la estrategia digital destacan en cuatro áreas fundamentales.

La primera área es la capacidad de incrementar la agilidad de sus prácticas de estrategia digital, lo que les permite alcanzar oportunidades relacionadas con la "ventaja de ser el primero". La segunda área está relacionada con el aprovechamiento de las plataformas digitales para acceder a ecosistemas más amplios e innovar en nuevos productos digitales y modelos de negocios.

La tercera área consiste en haber utilizado con éxito las  alianzas, fusiones y adquisiciones para crear nuevas capacidades digitales y negocios digitales. Finalmente, la cuarta área tiene que ver con la capacidad de estas empresas para haber invertido mejor que el resto en talento digital.

Mirando al futuro, los autores nos ofrecen tres recomendaciones para mejorar en estrategia digital. En primer lugar las empresas deben trabajar para conseguir que los procesos estratégicos sean más dinámicos. En segundo lugar deben invertir en talento y capacidades con velocidad e intensidad. Finalmente deben redefinir los indicadores y las étricas para medir el éxito.

El efecto Medici sigue la estela de las tecnologías exponenciales. Es una de las ideas que se extraen del artículo de Miruna Girtu para Forbes sobre las áreas de innovación que más excitan a los corporate venturing. Según la autora el 2019 será un año de gran progreso para empresas tecnológicas que innovaran en la intersección de disciplinas. Algunas áreas interesantes incluyen los sensores, dispositivos inteligentes, algoritmos avanzados, robótica, automatización entre otras. 

España baja una posición en el índice 2019 de países más innovadores del mundo según Bloomberg. Los diez países más innovadores del mundo son Corea del Sur, Alemania, Finlandia, Suiza, Israel, Singapur, Suecia, Estados Unidos, Japón y Francia. España ha alcanzado el puesto 30 del índice por detrás de Rumania. Los factores evaluados en el índice incluyen Intensidad en investigación y desarrollo, valor añadido en manufacturación, productividad, densidad en alta tecnología, eficiencia terciaria, concentración en investigación y actividad de patentes.

Mayor diversidad. Es la receta para evitar un exceso de énfasis en el conocimiento o la experiencia de una única  industria. Las empresas están sufriendo disrupciones desde fuera de sus industrias y por ello es útil tener un consejo de administración diverso.  Esto ayudará a generar nuevas perspectivas en relación a las estrategias para  el corto, el medio y el largo plazo.

Business Innovation Concept: 'Reloj de la polimatía' La polimatía, que se puede definir como la sabiduría que abarca conocimientos diversos, impacta a nivel individual en la creatividad, resiliencia y polivalencia. Boh, Evaristo y Ouderkirk (2014) propusieron el modelo anchura y profundidad en base a la experiencia. En 2017 propuse  el modelo reloj de la polimatía en el estudio «Polímatas» patrocinado por Deusto Business School y 3M. Este modelo permite explorar ocho tipos: (1) principiante, (2) principiante especialista, (3) principiante generalista (4) especialista, (5) polímata especialista, (6) generalista, (7) polímata generalista, (8) polímata. Los equipos que integren diversos tipos de polimatía pueden nutrir el efecto Medici.