Entrevistas    PALABRA DE CIO

Más allá de la pastilla: el ecosistema de servicios del ‘consumidor de salud’

El responsable global de innovación e incubación en salud digital de Bayer apuesta por la prevención y la monitorización como nuevas áreas de negocio

03 ENE. 2019 - Berlín (Alemania)
10 minutos
Eugene Borukhovich es el responsable de innovación e incubación en ehealth en Bayer. / INNOVADORES

Cuando uno escucha a Eugene Borukhovich hablar sobre la digitalización en el sector sanitario, puede llegar a creerse, lejos del manido discurso que repiten casi todas las multinacionales sobre la cocreación y la colaboración, que una empresa con más de 150 años de historia es capaz de apostar, como la que más, por la incorporación de la tecnología en su sector.  Porque aunque ahora ostenta el cargo de director de innovación y responsable global de incubación en salud digital de Bayer,  Borukhovich es, de carrera, un emprendedor en el mundo de la e-health con distintos proyectos empresariales vinculados a este universo hasta que en 2016 aterrizó en la histórica compañía alemana.

"Tenemos que preguntarnos qué podemos aprender de las startups, qué podemos hacer con ellos para generar  valor para los consumidores", se pregunta. Este lema es el que le lleva a liderar Grant4Apps, el programa de aceleración de la compañía en el que cada año buscan a aquellos proyectos de todo el mundo que mejor puedan responder a los retos que plantea la gestión de la salud en un mundo cada vez más conectado. 

"El cambio de paradigma no es el futuro, ya está pasando", explica a INNOVADORES en la sede de la compañía en Berlín.  La cadena de valor del mundo farmacéutico es muy larga, pero agilizar los test clínicos y la fabricación de fármacos es sólo una de sus preocupaciones. "Tenemos que poner el foco en el diagnóstico temprano de enfermedades, el coaching en materia de salud y nutrición... tenemos que ir más a allá de la pastilla para ver cómo antes de que sea necesaria creamos un ecosistema de servicios y soluciones para mejorar la vida de los consumidores de salud», resume el experto. Y es que, para él, la era del paciente ha acabado y el foco está en el consumidor de salud. 

"Tenemos que poner el foco en el diagnóstico temprano de enfermedades o el coaching en materia de salud y nutrición"

Las tres áreas en las que se centra la innovación de Bayer en el campo de la salud son la cardiología, la oncología y la salud de la mujer. "Las terapias digitales juegan un rol muy importante", explica el responsable de Bayer, porque tienen un "potencial enorme". "Todo esto tiene que ver con cambios de comportamiento del consumidor y la apuesta por la prevención", cuenta. Entre las tecnologías que más pueden hacer por estas áreas Borukhovich  destaca la realidad aumentada y la realidad virtual. Así se explica una de las últimas startups seleccionadas para su programa de aceleración:  KinAptic, un sistema de aprendizaje acelerado a través de realidad virtual para la rehabilitación del ictus mediante estimulación eléctrica, que analiza y detecta las señales neuronales para estimular los nervios en pacientes que han sufrido un ictus. Este tipo de propuestas, asegura el experto, irá a más. 

"La realidad virtual empezó en el universo del gaming y de la educación. Todavía está en sus primeras fases y no se ven grandes retornos, pero tiene un potente impacto en el paciente", cuenta, y de ahí los potenciales beneficios que se derivarán en todos los problemas neuronales. 

¿Y qué hay del tan comentado blockchain? Borukhovich apuesta por tomar algo de distancia. En Grant4Apps han lanzado retos vinculados a esta tecnología "pero no hemos visto nada súper interesante todavía", dice. "Hay mucho ruido todavía. Pero será una core tech si pensamos en temas de seguridad o privacidad de los datos. Será muy importante y por eso le tenemos echado el ojo". Precisamente la protección de los datos es un tema sensible en un campo tan delicado como el de la salud. "El usuario tiene que poseer sus datos, tienes que asegurar te de que son solo tuyos y ahí es donde veo la aplicabilidad del blockchain", asegura. No obstante, recalca que cuando uno da el salto a convertirse en un paciente digital "quieres que todo el mundo te ayude y cuando estás diagnosticado de una enfermedad, estás más abierto a compartir tus datos. Hay siete mil millones de personas en el mundo y alguna me podrá ayudar a tener una vida más sana", explica.

El análisis de datos (orina, sangre, ejercicio y un enorme etcétera) a través de múltiples apps es ya una realidad. Pero el reto es la confianza. "Gigantes como Apple o Samsung ya están llegando a acuerdos con hospitales. Están orientadas al consumidor y tienen su confianza". Su efecto arrastre, asegura, facilitará la extensión de todas estas tecnologías.

El rol del paciente y el doctor ante la tecnología

¿De qué sirven todas estas posibilidades que abre la tecnología si los doctores no animan a los pacientes a utilizarlas? ¿Tiene sentido toda la recolección de datos sobre distintos parámetros del paciente si no están conectados con el sistema de salud? "Hay doctores dogmáticos que dicen 'esto es lo que hay que hacer' pero hay otros que realmente trabajan contigo en entender la tecnología y guiarte en el proceso", dice el responsable de innovación de Bayer. 
"En mi caso, me saqué mi perfil nutricional y ahora mis médicos atienden también a eso cuando tengo algún problema o acudo a alguna revisión y no solo al perfil médico tradicional", explica Borukhovich. "Los facultativos son muy progresistas y están incorporando este tipo de tecnologías".
Su visión optimista sobre el apetito de los doctores para implementar estas nuevas herramientas se replica desde la perspectiva del paciente. "Cuando has sufrido una enfermedad grave y te conviertes en un paciente digital quieres saberlo todo tan pronto como sea posible, para poder prevenir". Reconoce que hay escépticos ante el hecho de volcar todos los datos sanitarios en la red, pero sentencia: "Siempre habrá creyentes y gente que esté en contra, pero solo los datos y los resultados nos enseñarán cuál es la dirección correcta".