TIC    Notas digitales

Máxima prioridad empresarial: invierte en tecnologías emergentes

Tras entender al cliente, este año la prioridad es invertir en tecnología, según las ‘notas digitales’ que prepara cada mes Paco Bree

02 ENE. 2019
6 minutos

INVERTIR EN TECNOLOGÍA PARA INNOVAR es la acción clave para mejorar la capacidad de la empresa para innovar según el estudio de Forrester Analytics Global Business Technographics Priorities. Las otras prioridades en orden de importancia son: mejorar el entendimiento de los clientes, mejorar la colaboración con partners, formalizar los procesos de innovación y añadir formalmente a la empresa objetivos relacionados con la innovación. En los años 2016 y 2017, la máxima prioridad era la mejora del entendimiento de los clientes. Sin embargo, este año la inversión en tecnologías emergentes  ha alcanzado la primera posición como prioridad para mejorar en innovación.

INNOVACIÓN CONDUCIDA POR LA TECNOLOGÍA es el término acuñado por Forrester para reflejar la idea de que para muchas empresas avanzadas las capacidades tecnológicas emergentes son las que dominan en los últimos años sus agendas de innovación.

GESTIONAR LA INNOVACIÓN EN LA ERA DIGITAL. Según un estudio reciente de CapGemini y MIT Digital, la innovación corporativa ha pasado por dos grandes periodos durante las últimas seis décadas. El primer periodo abarca desde el año 1960 hasta el año 1980 y se caracteriza por ser la época de las batallas entre gigantes corporativos. Una de las características de este período es que las grandes empresas crearon sus propios centros de I+D internos (Corporate R&D Labs). El segundo periodo abarca desde el año 1990 hasta nuestros días y se caracteriza por la disrupción digital y el auge de la innovación abierta. En este periodo surgen con fuerza los centros de innovación. Se trata de incubadoras aceleradoras corporativas que trabajan con una mentalidad de innovación abierta con el objetivo de alcanzar esa innovación que, de otra manera, no sería posible.

TRES CUESTIONES CLAVE PARA INNOVAR EN EL MUNDO DIGITAL. El estudio de CapGemini y MIT Digital propone tres cuestiones que son fundamentales para tener éxito en el mundo digital. La primera es la arquitectura de innovación explotando los recursos actuales y explorando nuevos negocios. La segunda son las fuentes de innovación tanto internas como externas. La tercera son las capacidades de innovación que son clave para dar soporte a la innovación corporativa.

TRES TIPOS DE INNOVACIÓN. Las organizaciones pueden utilizar tres opciones: innovación en el núcleo, adyacente y transformacional. La primera es la innovación incremental que se basa en productos y servicios existentes así como los procesos. La segunda es la innovación que surge del desarrollo de nuevos productos y servicios para los clientes que la empresa conoce y entiende bien. También para los nuevos mercados. La tercera es la innovación que surge cuando la empresa está buscando la "próxima gran cosa" mirando al futuro y conlleva mayor riesgo.

16 FUENTES DE INNOVACIÓN. CapGemini y MIT Digital nos describen 16 fuentes de innovación. Las primeras seis son internas e incluyen la dirección general, el centro de I+D, el laboratorio de innovación, los intraemprededores y los empleados. Las otras 10 son innovaciones externas e incluyen las universidades, líderes de opinión, empresas de diseño y consultoría, la cadena de valor, los proveedores de tecnología, las startups, otras empresas, innovadores independientes, las fuentes masivas (crowd) y los clientes.

LA PLANTILLA. Los empleados son el problema principal a la hora de alcanzar el éxito con la innovación conducida por la tecnología. Las cinco barreras identificadas son: culturas adversas, miedo al cambio, problemas de financiación,  objetivos de negocio tácticos con métricas erróneas y miedo al fracaso.

Pensamiento visual El psicólogo alemán Rudolf Arnheim publicó en 2004 el libro Pensamiento visual planteando que existen ciertas cualidades y sentimientos que captamos en una obra de arte que no pueden ser expresadas en palabras. Esto se debe a que el lenguaje no provee de un medio de contacto directo con la realidad. El pensamiento visual se ha convertido en una herramienta interesante para la innovación, ya que utiliza los dibujos para representar conceptos. Puede resultar muy útil para explorar desafíos, descubrir ideas, desarrollarlas de forma rápida e intuitiva y poder compartirlas con otras personas a fin de que las puedan entender de manera sencilla.