Comercio    CONSUMO

Mercadona: de la web 3.0 al plato

Juan Roig asegura que la cocina como la entendemos desaparecerá y convierte la comida para llevar en una de las grandes apuestas de sus supermercados

19 MAR. 2019
6 minutos

Pocas empresas pueden decir que innovan con un ratio de éxito del 82%. Mercadona, sí. Un nuevo hito para demostrar cómo el gigante de la distribución sigue rompiendo moldes en el concepto y el surtido de un marco tan tradicional como el de los supermercados. Según se desprende de la memoria anual de la compañía, que se ha presentado esta semana, en 2018 Mercadona lanzó 300 nuevos  productos con ese éxito que han salido de los 19 centros de coinnovación que tiene en España y Portugal, en los que ha realizado 9.000 sesiones con clientes para analizar los nuevos lanzamientos.

Escuchar al cliente es importante para seguir creciendo (este 2018 facturó un 6% más que el año anterior, hasta los 24.305 millones de euros). Y por eso Mercadona ha dejado atrás los tiempos en los que su web, en palabras de su presidente, Juan Roig, era "una mierda" gracias al rediseño visual y la implementación de sus colmenas de distribución. Las colmenas fueron la gran novedad del pasado año y han llegado para quedarse: la que de momento es su único ejemplar,  ubicada en Valencia, centraliza la preparación y distribución de los pedidos online que sirve a 97 municipios. Tras casi ocho meses de laboratorio se han duplicado los pedidos realizados por este canal en dicha zona en comparación con las cifras de la anterior telecompra, con una facturación mensual de 2,2 millones de euros. Este dato ha empujado a expandir este servicio a Barcelona y Madrid a mediados de año y a otras ciudades próximamente. 

"Hoy ya no somos solo una empresa de supermercados físicos: empezamos también a ser una empresa de supermercados online", dice Roig en la apertura de la memoria de la compañía.En este proceso de transformación tecnológica va de la mano de SAP, que le permite disponer de datos en tiempo real. Mercadona también ha apostado por reforzar la automatización de los bloques logísticos y gestionar el stock de manera más eficiente con herramientas propias para responder mejor a esta doble demanda.

Y mientras la compra online crece, los supermercados de la familia Roig no quieren perder afluencia por culpa de la red. Y apostar  por la restauración parece ser una de sus potentes apuestas de futuro. Así se entiende que este año vaya a invertir en 2019 120 millones de euros para implantar en 250 de sus supermercados el espacio 'Listo para llevar', una zona de comidas caseras preparadas que ya ha probado en 11 establecimientos. Durante la presentación de resultados, Roig no dudó en asegurar que la cocina del siglo XX desaparecerá, que entre semana nos dedicaremos a simplemente "calentar" y que el fin de semana "cocinaremos como hobby". 

"El éxito no continúa de forma automática, es necesario ser ágiles para adaptarnos con inmediatez a las nuevas necesidades; y disruptivos e inconformistas para abordar las sucesivas olas de cambio que están por llegar", dice Roig. Así, otra de las innovaciones de concepto que ha presentado Mercadona ha sido la de sus tiendas eficientes, que según la compañía optimizan el acto de compra y generan ahorros energéticos de hasta el 40%  respecto a una tienda convencional, un modelo que el Observatorio de Innovación en Gran Consumo 2018, impulsado por el Insituto Cerdà, califica como una de las práctias más innovadoras destacadas en la cadena del gran consumo en España. 

Lejía en pastillas

Entre los nuevos productos que Mercadona ha desarrollado con sus interproveedores destacan unas pastillas desinfectantes y compactas, sustitutivas de la lejía tradicional y con un formato que facilita tanto el uso del producto, como su transporte y almacenaje. También un gel limpiador de manos que no requiere de aclarado o una gelatina de yogur con un 0% de materia grasa y un 0% de azúcares añadidos.