Actualidad    RETAIL

Mercadona empezará a potenciar la compra online en 2018 con una red de ‘colmenas’

El gigante de la distribución apuesta por impulsar la compra en la red a partir de la segunda mitad de este año con nueva web, nueva app y la construcción de centros logísticos propios

Innovadores
13 MAR. 2018
11 minutos
Juan Roig durante la presentación de resultados de la compañía / Mercadona

Este será el año de la revolución online de Mercadona. El segundo semestre es la fecha marcada en rojo por el gigante valenciano de la distribución para empezar, de verdad, a apostar por la compra en la red. Según ha anunciado su presidente y fundador, Juan Roig, en la presentación de resultados del ejercicio 2017 que ha tenido lugar hoy en la sede de la compañía en Valencia, en el segundo semestre de este año se dará el pistoletazo de salida al proyecto de Mercadona online en algunos distritos de la ciudad de Valencia como laboratorio de pruebas.

La estrategia implica tanto la construcción de una nueva web online y aplicación móvil, como la de un almacén propio (a lo que la empresa llama Colmenas) para el reparto en la ciudad de Valencia, con vehículos específicos de tres temperaturas especialmente diseñados para Mercadona. Es un proyecto para "probar y aprender", ha asegurado Roig. Aunque en un primer momento este nuevo servicio sólo estará disponible en Valencia, la cadena hará los envíos desde varios centros logísticos, que se extenderán a las grandes ciudades antes de 2020, con lo que los envíos dejarán de hacerse desde el propio supermercado como hasta la fecha. “Repartiendo desde las tiendas perdemos pasta a punta pala”, ha dicho el directivo, que no obstante ha asegurado que en Mercadona “somos los que mejor preparados estamos para hacer la venta online”.

“Somos los que mejor preparados estamos para hacer la venta online”, ha dicho Juan Roig.

Como parte de su proyecto de transformación digital  Mercadona ha firmado un acuerdo con la compañía de soluciones de software SAP para los próximos 5 años, con el objetivo de transformar y mejorar los procesos. El objetivo, entre otros, es dejar atrás la célebre frase que el directivo protagonizó en la presentación de resultados del año 2016, cuando afirmó, literalmente: “Nuestra web es una mierda”. Par poner fin a esta situación  la compañía ha anunciado que invertirá 14 millones de euros este 2018 en trasformación digital y 20 sólo para el lanzamiento de la web.

 “Estamos trabajando en el largo plazo y comprometidos en la consolidación de un proyecto de transformación disruptivo que pone en el centro el esfuerzo de las personas. Lograrlo requiere convencimiento y el gran mérito está y lo tiene el esfuerzo de las 84.000 personas de Mercadona y los proveedores especialistas para garantizar todos los días la satisfacción de ‘El Jefe’, nuestros clientes”, ha dicho el empresario valenciano.

Y es que 2017 ha sido un auténtico punto de inflexión en su estrategia de transformación y modernización de sus tiendas. Así, a la luz de los resultados presentados hoy, en innovación en tiendas destaca la implantación en 157 supermercados del Nuevo Modelo de Tienda Eficiente, que contribuye a optimizar el acto de compra de los clientes. La compañía también está introduciendo mejoras en las secciones de frescos, que ahora disponen de carnicerías con una mejor calidad de producto y en las que los clientes pueden  personalizar los cortes de la carne en el punto de acabado; una sección de jamón renovada que ofrece corte a cuchillo y envasado al vacío del producto; pescaderías con mejor servicio y surtido local gracias al proyecto de pescado de lonja y el nuevo surtido de sushi; o una nueva sección de horno con productos más frescos y adaptados a las necesidades de los clientes, entre otras iniciativas.

Con todo ello, ha introducido este año más de 300 nuevos productos y mejoras en su líneales “gracias al trabajo realizado en sus 16 Centros de Coinnovación, así como al esfuerzo de los interproveedores y proveedores especialistas”.

Los resultados

Durante el pasado ejercicio, Mercadona incrementó su facturación un 6%, hasta los 22.915 millones de euros, y ha experimentado un crecimiento de sus ventas en volumen del 5%, hasta los 11.586 millones de kilos y litros. Aun así, los beneficios de la cadena han caído un 49% respecto a 2016, alcanzado los 322 millones de euros de beneficio neto, en parte por culpa de los más de 1.000 millones de inversión registrada, un 47% más que en 2016.

Este esfuerzo inversor ha permitido abrir 29 nuevos supermercados, lo que hizo crecer su red hasta los 1.627, y reformar otros 126, todos con el Nuevo Modelo de Tienda Eficiente. Además, la inversión también se ha destinado a impulsar todas las secciones de frescos, y la apertura de dos nuevos Centros de Coinnovación, en Paterna (València) y en la localidad portuguesa de Matosinhos (Porto). A ello, se suman los proyectos realizados para automatizar los Bloques Logísticos y eliminar sobreesfuerzos de los trabajadores, las obras del Bloque Logístico de Abrera (Barcelona), las del Bloque Logístico de Vitoria-Gasteiz (Araba/Álava), o el inicio de la construcción del Bloque Logístico de Parc Sagunt en la localidad valenciana de Sagunt y del Centro de Proceso de Datos en Villadangos del Páramo (León).

En 2018 Mercadona volverá a realizar nuevamente una inversión que califican de histórica, de más de 1.500 millones de euros, destinada a la apertura de 27 supermercados, entre los que se encontrarán las nuevas aperturas en Ceuta, en Melilla y en La Palma, y la reforma de más de 200 supermercados con el Nuevo Modelo de Tienda Eficiente. Así como continuar con la implantación del Proyecto de Frescos Global que está previsto que se implante además en otras 200 tiendas más durante este año.

Paralelamente, la compañía continuará la construcción de los bloques logísticos de Vitoria-Gasteiz (Araba/Álava) y de Abrera (Barcelona), del nuevo almacén online en València y del Centro de Proceso de Datos en Villadangos del Páramo (León) así como el inicio de las obras en el Bloque Logístico de Parc Sagunt en la localidad valenciana de Sagunt. A todo esto se sumará el avance del proyecto de Mercadona en Portugal, con la construcción del Bloque Logístico de Póvoa de Varzim (Porto)y las obras de los cuatro supermercados que se abrirán en Gran Porto durante 2019, así como el desarrollo del proyecto de transformación digital con SAP y el inicio del proyecto online.

Esta inversión  está motivada por la decisión ya manifestada por los accionistas el pasado año de basar las decisiones de Mercadona en el largo plazo porque, según ha manifestado Juan Roig "si pones el foco en el beneficio a corto plazo es difícil tomar decisiones, y ahora nuestro firme compromiso es invertir para transformar la compañía, de hecho está prevista y aprobada una inversión superior a 8.500 millones de euros entre 2018 y 2023, con recursos propios. Para seguir construyendo un modelo de empresa diferente y responsable socialmente, de la cual la gente se siente orgullosa de que exista. Ese es el camino por el que todos los que formamos el Proyecto Mercadona hemos decidido avanzar, un camino que, a la vista de los resultados obtenidos en 2017, está bien trazado".