Merkel insta a que la innovación tecnológica esté al servicio de las personas

17 JUN. 2019
5 minutos

La canciller alemana, Angela Merkel, instó este lunes a situar a las personas en el centro de la innovación tecnológica y, a la vez, a preparar a los trabajadores para los grandes cambios que se están operando en este ámbito. "Los cambios tecnológicos tienen que servir a la gente", declaró Merkel tras la reunión que mantuvo en las afueras de Berlín y junto a su ministro de Finanzas, el socialdemócrata Olaf Scholz, con los máximos representantes de la patronal y los sindicatos. Agregó que "la política tiene una función principal" en la conformación de esta revolución, tanto a nivel nacional como europeo. En concreto, destacó su papel a la hora de regular los estándares éticos bajo los que opera la inteligencia artificial y los criterios que fijan la protección de datos personales en la red. Insistió en que en la conformación de "las condiciones marco" también desempeña un papel clave el diálogo social. La innovación tecnológica tiene importantes "repercusiones" en el mundo del trabajo, subrayó Merkel, quien valoró que avances como la inteligencia artificial puedan "descargar" a los empleados de ciertas tareas, pero advirtió de que a la vez se ha de "preparar" a los trabajadores para que aprovechen estos cambios. El presidente de la Federación Alemana de Sindicatos (DGB), Reiner Hoffmann, indicó al respecto que deben ser las personas quienes decidan el trabajo de las máquinas y no al revés. "Queremos y debemos controlar ese proceso desde el principio", agregó el sindicalista, quien consideró que el diálogo social es una "buena base" sobre la que construir en este ámbito. La canciller aseguró que hay que mantenerse "curioso" ante los cambios, pero respetando los principios de la economía social de mercado, un concepto consagrado en la Constitución alemana que incluye, entre otras cuestiones, la coordinación y corresponsabilidad entre trabajadores y empleadores. Merkel se refirió asimismo a la necesidad de que Alemania se mantenga competitiva con el cambio de paradigma que ha supuesto la irrupción de la digitalización y reconoció que, mientras la primera economía europea es "puntera" en algunos sectores, en otros "necesita mejorar". Algunas pequeñas y medianas empresas "no están preparadas" para la digitalización de la economía, abundó la canciller. Scholz aseguró en este sentido que se debe hacer "todo lo posible" para que Alemania, una potencia eminentemente industrial, desempeñe un papel relevante también en el nuevo contexto económico, dominado por tecnológicas estadounidenses y asiáticas. "La partida no está decidida y Alemania debe jugar sus opciones. Se trata de aprovechar esas posibilidades", explicó el ministro de Finanzas. Merkel y Scholz coincidieron en señalar que la desaceleración de la economía alemana -fruto del contexto global adverso y de "las tensiones comerciales" entre EEUU y China, como dijo el titular de Finanzas- no favorece el esfuerzo público que requiere la digitalización. No obstante, Scholz subrayó que la mayor economía europea, que se estima que este año crecerá por debajo del 1 por ciento, recuperará dinamismo a finales de este ejercicio y lo mantendrá el próximo. EFE jpm/acm