Profesionales    PREMIOS

Raúl Muñoz y David Gascón, mejores jóvenes ingenieros de España

La Real Academia de Ingenieros premia sus trabajos en energías renovables e internet de las cosas

21 NOV. 2018
3 minutos
David Gascón ha recogido el premio de la Real Academia de Ingeniería. / INNOVADORES

Su trabajo en la búsqueda de alternativas para reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero le ha valido a Raúl Muñoz el Premio Agustín de Betancourt, mientras que David Gascón ha sido galardonado con el Premio Juan López de Peñalver por su trabajo con internet de las cosas, por la Real Academia de Ingeniería (RAI).

Estos galardones seleccionan el trabajo de los ingenieros más destacados en España de menos de 40 años. Así, Raúl Muñoz, investigador del Instituto de Procesos Sostenibles de la Universidad de Valladolid, centra su área de trabajo en las energías renovables y en la búsqueda de alternativas para reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

Muñoz es profesor del Departamento de Ingeniería Química y Tecnología del Medio Ambiente de la Escuela de Ingenierías Industriales de la Universidad de Valladolid. El premio Agustín de Betancourt y Molina se destina a personas individuales que hayan realizado labores notorias de investigación en el campo de la ingeniería, con el fin de asentar las bases y propiciar nuevos desarrollos e innovaciones en cualquiera de sus ámbitos profesionales.

Por su parte el ingeniero aragonés David Gascón, cofundador y director de Innovación y Desarrollo de Libelium, ha recibido el Juan López de Peñalver, que premia las contribuciones e impacto que los desarrollos científico-técnicos tienen para a la sociedad.

En su intervención tras recibir el galardón, Gascón ha destacado la tecnología de internet de las cosas, porque permite “conectar el mundo real -el que tocamos, olemos, y sentimos- con internet, a través de miríadas de sensores inteligentes que digitalizan la información y la envían a la red en tiempo real”.

De hecho, el último desarrollo ideado por Gascón es un mini-hospital portátil para países en vías de desarrollo, con un coste 100 veces inferior al de las soluciones actuales de mercado, de forma que se puedan beneficiar de él millones de personas que no tienen a día de hoy acceso a un sistema sanitario público.

Los candidatos Los aspirantes deben tener menos de 40 años de edad a 1 de enero y mantener vinculación con España, país en el que tienen que haber desarrollado una parte significativa de sus trabajos.