Salud    Biotecnología

Nanosensores de papel para medir la creatinina y el potasio en pacientes renales

La startup española CreatSens, junto con la Universitat Rovira i Virgili crea un dispositivo similar al glucómetro pero pensado en pacientes renales

28 SEP. 2018
6 minutos
Una profesional sanitaria realizando una de las pruebas de CreatSens en los ensayos clínicos en el Hospital Clinic de Barcelona. / INNOVADORES

La creatinina es el segundo biomarcador más analizado en hospitales, sobre todo en pacientes renales que tienen que medirse los niveles de creatinina de forma regular. Sin embargo, en estos pacientes los niveles de potasio también son fundamentales. Para poder combinar las mediciones de estos dos biomarcadores, CreatSens tiene patentando un sensor en una tira papel para medir la creatinina, con lo que se reduciría mucho el coste del dispositivo, y está en proceso de patentar el nanosensor para la medición del potasio.

El problema asociado al biomarcador de la creatinina, normalmente, es el potasio, porque cuando el riñón no funciona bien controlas esta función con la creatinina, pero hay que medir el riesgo de sufrir un infarto a través del potasio. “Al no filtrar bien el riñón, el potasio se queda en sangre y puede provocar una arritmia”, explica Adrià Maceira, cofundador y CEO de esta startup española.

En el laboratorio de Nanosensores de la Universitat Rovira i Virgili, propietario de esta tecnología, aunque la licencia exclusiva la tiene CreatSens, está especializado en membranas selectivas. “En este laboratorio hemos optimizado un nanosensor de papel para que sea conductor y pueda transmitir una serie de señales. Hemos incorporado una membrana selectiva en esta tira de papel enganchar los biomarcadores que queremos en sangre”, señala a INNOVADORES Maceira.

“Al ser una membrana selectiva, solo engancha los biomarcadores que necesitamos: en nuestro caso creatinina y potasio. Esto nos ayuda a ser muy específicos: si en sangre tenemos 10.000 tipos distintos de células y biomarcadores, con nuestra membrana solo se selecciona el que nos interesa y nos envía una señal” para poder realizar las mediciones.

El cofundador de esta startup señala que la idea del proyecto es crear un dispositivo que pueda convertirse en el ‘glucómetro’ para los pacientes renales. “El glucómetro ya está perfectamente adaptado a los pacientes diabéticos, pensamos que podríamos hacer algo similar para los que tienen problemas renales. La creatinina en sí no es como un glucómetro, porque no va a depender tu vida el tener los niveles altos o bajos de creatinina, pero sí el nivel de potasio”, incide Maceira.

“La innovación salió de la universidad, con el desarrollo de una tecnología que podía ser competitiva en el mercado, pero desde CreatSens le buscamos un mercado y tenemos la licencia exclusiva”, subraya Maceira. De hecho, CreatSens es una spin-off de la Universitat de Rovira i Virgili, donde el CEO estudió Biotecnología y un master en nanociencia y nanotecnología especializado en nanosensores.

Asimismo, este producto contará con una aplicación que podrán usar tantos los pacientes como los profesionales sanitarios para poder recopilar las mediciones para poder llevar un control de las mismas.

En estos momentos, ya se están realizando los ensayos clínicos con un prototipo funcional en 35 pacientes reales en el Hospital Clinic de Barcelona durante tres meses para hacer mediciones, comparando cómo medían los profesionales y cómo medían los propios pacientes. Tras estos ensayos, se desarrollarán el prototipo final, el paso previo al producto definitivo, que tendrá que superar otro ensayo clínico de cara a conseguir la regulación y certificación europea.

El objetivo es salir al mercado en 2020 para los profesionales sanitarios (médicos, enfermeros y farmacéuticos) y en una fase posterior se enfocará todo el producto a los pacientes, para que puedan ellos mismos manejar el dispositivo y la aplicación.

Inquietud por llevar la ciencia al mercado Adrià Maceira, además de estudiar Biotecnología y tener un master en nanosensores, donde conoció a Francisco Javier Andrade, se decantó por estudia un MBA para poder enfocar su conocimiento científico a un negocio. “De cara a enfocar el trabajo de fin de master, hablé con Andrade para saber qué tecnología tenía para poder montar un negocio alrededor de la misma. ‘Un sensor de creatinina de papel y de bajo coste que tiene muchas ventajas sobre lo que existe actualmente’, le contestó Andrade. Y así surgió el germen de CreatSens, preparando un Business Plan alrededor de esta tecnología.