TIC    CONECTIVIDAD

Nokia ha vuelto: “Podemos crear ya redes 5G ‘extremo a extremo”

Markus Borchert, vicepresidente: “Tenemos la tecnología antes de lo que decíamos hace tres años, pero queda trabajo para el desarrollo del negocio”

23 NOV. 2018 - Riga (Letonia)
6 minutos
Markus Borchert, vicepresidente de mercado europeo de Nokia, en la Conferencia Báltica 5G de Riga. / INNOVADORES

Nokia ha vuelto. La compañía finlandesa fue un día número uno mundial en telefonía móvil, justo cuando empezaba a expandirse y popularizarse, pero luego su papel se difuminó. Ahora, al llegar la quinta iteración digital de las comunicaciones móviles, el 5G, desde la UE se la señala como “uno de los campeones europeos para situarse a la vanguardia de esta tecnología…”.

“Y estoy de acuerdo, por supuesto”, replica contundente Markus Borchert, vicepresidente de mercado europeo de Nokia. “Yo diría que somos el auténtico campeón”, añade. “Tras la integración con Alcatel-Lucent [en 2016] tenemos plena capacidad para desarrollar el 5G, que es mucho más que una nueva señal de radio. Es una nueva arquitectura de red, con inteligencia distribuida, capacidades para la nube, con una plataforma de servicios, automatizaciones masivas...”

Una nueva arquitectura de la que Nokia demostró hace unas semanas, en la Conferencia Báltica 5G de Riga, que domina prácticamente todas las claves. “Disponemos en nuestro portafolio de 42 elementos diferentes que son necesarios para construir la red. Y eso se puede traducir en significativas ventajas para nuestros clientes”.

Durante la Conferencia, la compañía finlandesa mantuvo en funcionamiento un circuito completo 5G, para demostrar su consistencia. “Con nuestro conocimiento de la operativa completa de la red, de extremo a extremo, podemos ayudar a nuestros clientes a llegar rápidamente al mercado con un reducido coste de propiedad”.

Borchert no se refiere sólo al hardware. “Hablamos de la red, las estaciones base, el transporte de señal, el sistema para la conexión IP y óptica, y también el software que define las capacidades de la red, la nube para controlar la latencia y por supuesto, la plataforma de servicios para utilizar IoT, analítica… Sabemos ponerlo todo junto”.

Y una vez establecido que Nokia ya domina todas las piezas del mecano, ¿cuándo ponemos en servicio la nueva tecnología?

“Ya hemos desplegado la mayor red 5G para la industria con T-Mobile US, por un valor de 3.500 millones de dólares”, asevera. “Estamos comprometidos con todos los operadores que planean o construyen redes en Estados Unidos y en Europa, y también en Asia, en China, Japón y Corea. No sólo tenemos firmados múltiples acuerdos con entidades como NTT Docomo [principal operadora japonesa], sino que estamos empezando a desplegar redes».

En consecuencia, la profecía del 5G operativo en Europa en 2020 “es viable. A finales de año habremos instalado miles de estaciones base. Corea ha anunciado el lanzamiento en el año 2019, en Japón se lanzará en 2020, así que 5G se está haciendo realidad. Desde la perspectiva de Nokia, estamos preparados”.

Otra cuestión es si el uso real empezará en ‘circuitos cerrados’ industriales. “Ya hemos visto antes demanda de redes privadas LTE, y eso continuará ocurriendo con el 5G”, subraya Borchert. “En algunos países europeos se discute si debe reservarse espectro 5G para uso regional, para aplicaciones verticales. El espectro es, en nuestro negocio, como el terreno para construir. La disponibilidad es esencial para Europa, para no quedarse atrás”.

En ese aspecto la Comisión Europea se muestra tajante exigiendo las frecuencias. “Ese liderazgo de la UE es muy necesario y muy bienvenido. Lo necesitamos para 2020 y no podemos permitirnos estar dos años discutiendo”.

Pero ¿habrá negocio a corto o medio plazo? “Esta es una gran oportunidad y un gran desafío. Es la primera vez que tenemos una red que ha sido diseñada inicialmente para la industria, para procesos de gestión y automatización. Pero esto es nuevo para nosotros. Necesitamos crear nuevos casos de uso y modelos de negocio. Hemos hechos grandes progresos y nos hemos movido muy rápido en la tecnología. De hecho, el 5G está listo antes de lo que decíamos hace tres años, pero queda trabajo por hacer para el desarrollo del negocio”.

En lo que no se moja Borcher es en si se verán smartphones Nokia con la llegada del 5G. “Ya sabe: nos fuimos del negocio de los móviles, aunque sigue habiendo teléfonos con nuestra marca, fabricados bajo licencia por un partner [HMD]. Habría que preguntárselo a él”.